A VUELTAS CON LA ASISTENCIA SANITARIA DE LOS ABOGADOS.

El pasado día 29 de septiembre de 2009 el Congreso de los Diputados aprobó por unanimidad una Proposición no de Ley instando al Gobierno a que se tomasen las medidas necesarias para extender la asistencia sanitaria a todos los colectivos, lo que lógicamente incluiría a los abogados. Esto era ya perfectamente conocido y, por tanto, quien desee apuntarse en este momento algún tanto en este sentido me temo llega con notorio retraso.

No obstante, ha saltado la noticia de que el Colegio de Abogados de Cáceres ha suscrito un convenio de salud que abarca a todos los abogados colegiados en dicha corporación así como a sus familiares. Eso sí que es una novedad en cuanto ha sido fruto del esfuerzo del propio Colegio de Cáceres, que ha logrado unas condiciones realmente ventajosas no sólo para el colegiado, sino para el entorno familiar directo del profesional.

Ante esos ejemplos vale más no tornar los ojos a nuestra maltrecha corporación, donde los esfuerzos de ciertos dirigentes para mejorar la vida del colegiado se realizan más bien en reducidos y excusados espacios cuando, en efecto, realizan notorio esfuerzo en el momento de obrar (en la quinta acepción que al término obrar da la Real Academia Española de la Lengua).

¡Y para que luego digan que el pescado es caro!

Anuncios