Elecciones 10-M en La Coruña: Nota de apoyo de la Asociación “El Patio de mi Colegio” a la candidatura electoral “El Hall del Juzgado”

La Asociación de Abogados “El Patio de mi Colegio” quiere hacer público su apoyo incondicional a la candidatura que la Asociación hermana de la nuestra, “El Hall del Juzgado”, presenta a las Elecciones que mañana día 10 de Marzo se celebrarán en el seno del Ilustre Colegio de Abogados de La Coruña.

El Novio de la Muerte, y con él toda la Asociación, queremos expresar nuestros mejores deseos a nuestra querida amiga y compañera Rosario Novoa (asistente al CAT´09 y con quien compartimos tareas en la formación y puesta en marcha de la naciente Confederación Española de Abogados del Turno de Oficio y Asistencia Jurídica Gratuíta, CEAT), la cual puede convertirse en la primera mujer Decana de su Colegio tras 250 años de existencia del mismo.

Quienes tenemos el honor de conocerla y contar con su amistad sabemos del buen hacer de su persona al frente de tal institución si mañana goza del voto mayoritario de sus compañeros, y no dudamos de que las siete compañeras que nutren su candidatura para otros tantos puestos sabrán cumplir con creces su apasionante cometido tan bien como me viene demostrando su quehacer habitual en el seno de la Confederación la María Pita del siglo XXI que tiene la suerte de disfrutar el colectivo de Abogados de la capital herculina.

Y sin más trámites, paso ya a dar cuenta de la literalidad de nuestro escrito de apoyo. ¡A por ellos, que son pocos y cobardes!

A la atención de Dª María del Rosario Novoa Amarelle.-

Estimada compañera:

Sirvan estas humildes líneas que desde Gijón os enviamos como nota expresa de apoyo sin fisuras a la Candidatura que, bajo la denominación de “El Hall del Juzgado”, se presenta a las Elecciones colegiales que mañana tendrán lugar en el Ilustre Colegio de Abogados de La Coruña.

La Asociación de Abogados “El Patio de mi Colegio” es fiel conocedora del espíritu que inspira la Candidatura que encabeza nuestra admirada compañera Rosario Novoa, a la cual tuvimos el honor de conocer personalmente con motivo de la celebración en Gijón del I Congreso Nacional de Abogados del Turno de Oficio (CAT´09), pionero en España, el pasado mes de Junio.

Al igual que “El Patio de mi Colegio”, las chicas de “El Hall del Juzgado” personifican la dignidad en armas (virtuales) de la Abogacía a la hora de renovar, no sólo en la nómina sino en el espíritu, esas viejas, caducas y trasnochadas estructuras anquilosadas que son los Colegios de Abogados en nuestro país. Que, si bien son instituciones condenadas a desaparecer más pronto que tarde, son aún foro imprescindible e instrumento de representación corporativa a las que debemos y podemos acceder con el voto y apoyo de nuestros compañeros si queremos cambiar radicalmente las cosas, como es el caso.

Efectívamente, la batalla es árdua y el resultado, incierto. Contamos con la desventaja del anonimato de nuestras personas, de la falta de apoyo institucional que siempre sufren nuestras candidaturas, del voto de los “tontos útiles” que representan quienes nunca aparecen por las instalaciones colegiales más que el día que hay que votar al preboste y dinosaurio de turno; un tal Antonio Platas en este caso. Pero, en compensación, contamos, contáis, queridas compañeras coruñesas, de la inestimable ventaja de vuestra juventud no sólo de cuerpo sino de espíritu; de la ilusión; de vuestra independencia de intereses tanto partidarios como partidistas o económicos o de los grandes Despachos. Tenéis a favor la decencia y la honestidad de vuestro Programa y de vuestras personas, vuestras intenciones y vuestro plan de gobierno si finalmente los votos deciden que a partir de mañana seáis vosotras quienes capitaneéis esa nave llamada “Ilustre Colegio de Abogados de La Coruña”.

Se le abren a uno las carnes leyendo a vuestro encarnizado y vetusto rival, Antonio Platas, cuando dice que –y cito palabras textuales-, refiriéndose a la labor de los Colegios, “no estamos para proteger al abogado, sino al cliente”. Una sentencia como esa ya es toda una declaración de intenciones de lo que ofrece el eterno “juntero” de vuestra Corporación, que casi lleva más años en la Junta de Gobierno que ejerciendo la profesión, y lo que puede esperar el colegiado coruñés si finalmente semejante preboste se alza con la victoria. Que el voto de “hojalata” no haga triunfar la “plata”… Recordad, pues, que si votáis Platas estaréis votando a alguien que, para gloria de sus nietos, que ya deben ser mayorcitos, dirigirá vuestra institución, vuestra “casa profesional”, con vuestros dineros, en beneficio exclusívamente del justiciable, NO del Abogado que con su peculio, repito, sostiene precisamente el normal funcionamiento de tan denostado gremio profesional. Y cuando decimos “gremio” decimos mal, porque bien es cierto el afán de defensa de lo propio, estríctamente corporativo, que alumbraba la existencia y el funcionamiento de los gremios medievales. Los Colegios de Abogados actuales no sólo son instituciones decimonónicas, sino que, peor aún, han experimentado una clara regresión desde el Medievo hasta nuestros días, pasando de ser instituciones gremiales nacidas para la defensa de la profesión y sus miembros, a ser instituciones que perviven sólo y exclusívamente para la consecución de dos tortuosos fines: servir de fieles escuderos y vasallos de la Administración, como vulgares palmeros, para que nada cambie “per saecula saeculorum”, y acallar –a veces con exceso de autoritarismo ciego y cainita- las voces que desde dentro de nuestras entrañas se rebelan contra un estado de semiesclavitud o democracia meramente formal pero que dista mucho de ser un auténtico gobierno por el pueblo y para el pueblo.

Vuestros compañeros de Gijón esperamos sinceramente que mañana asestéis un golpe mortal a esos caciques (Platas, Bellón) que tan negra fama han arrojado sobre las nobles y valerosas gentes gallegas, y que cual María Pita del siglo XXI a partir de mañana haya una mujer Decano al frente de vuestro Colegio, con sus siete compañeras, que pongáis las cosas en su sitio, aunque signifique ponerlo todo patas arriba, para que desde allí irradie al resto de España esa corriente de renovación, de dignidad y de Justicia que clamamos cada día más compañeros Letrados de toda España y que nosotros en nuestras pasadas Elecciones de Diciembre no pudimos conseguir. El camino es largo, y toda recolecta de frutos requiere una siembra a veces larga en el tiempo. Pero la ruta es atractiva, sugestiva y seductora. ¿Cómo negarnos a seguir su estela?

Tenemos la firme convicción de que la inminente puesta en escena de la recién creada y casi no-nata Confederación Española de Abogados del Turno de Oficio y Asistencia Jurídica Gratuíta (CEAT), de cuya Comisión Estatutaria forma parte la –deseamos- futura Decana del ICA-La Coruña, servirá de instrumento de cambio y transformación profunda y radical en la reclamación y negociación para una Refundación Integral del Turno de Oficio en España, pero bien es cierto que tal vez sea vuestro triunfo mañana el que abra definitívamente las puertas a un Nuevo Orden dentro de la profesión.

¡Que así sea!

Compañeros de La Coruña: votad Dignidad, votad Autodefensa, votad “El Hall del Juzgado”, votad Rosario Novoa.

Un fuerte abrazo a todas vosotras.

Asociación de Abogados “El Patio de mi Colegio”
Gijón-Asturias

Anuncios