INCONSTITUCIONALIDAD DE LA LEY DE TASAS

A la par que el Consejo General de la Abogacía anunciaba a bombo y platillo la cofección de un modelo de solicitud de suspensión de la ejecución hipotecaria para los justiciables aquejados con este problema, se comunicaba por el compañero de Sevilla, Manuel Pérez Peña, la presentación de una demanda de inconstitucionalidad contra la Ley de Tasas que en breve entrará en vigor ( http://www.diariovasco.com/agencias/20121109/abogado-presentara-demanda-inconstitucionalidad-tasas_201211091739.html). Con esto se demuestra, una vez más, la escasa o nula confianza que los compañeros tienen en dicho Organismo y en sus repectivos Colegios, más precoupados por la situación del justiciable que de la de sus propios colegiados.  De todas formas, como siempre hay excepciones, resaltaré el compromiso e implicación demostrados por los Decanos de Toledo y Cordoba, quienes asistieron como invitados  a la Asamblea de la Confederación Nacional de Abogados del Turno de Oficio  y a II Congreso de Abogados del Turno de Oficio, que se celebraron en sus respectivas ciudades. Ambos manifestaron su intención de apoyar este tipo de iniciativas, incluso económicamente, sufragando parte de los gastos que las mismas ocasionaran, así como de trasladar nuestras reivindicaciones al CGAE. Se constata, por tanto, un cambio gradual en la postura que se venía adoptando por parte de los Colegios de Abogados de toda España, que es de agradecer, si bien se espera una mayor implicación a la hora de exigir al Sr. Carnicer que luche como todos queremos por lo que entendemos de justicia.  No es de recibo que mientras algunos Decanos apoyan e incluso financian y asisten a los actos que, por asociaciones de abogados independientes se promueven,  otros, como el nuestro, haga oidos sordos y se despache con un manifiesto conjunto con el Colegio de Abogados de Oviedo, en la linea oficialista del CGAE y que a nadie satisface. Queremos una mayor implicación, no paños calientes en forma de comunicado con la que lavar la imagen y poco más. Queremos Colegios y Decanos comprometidos de verdad. Los abogados estamos hartos y exigimos el derecho a expresar, como el resto de ciudadanos de este pais,  nuestro malestar. Es hora de demostrar que somos una colectivo unido y nada vulnerable. La independencia que nos caracteriza es buena y necesaria para el ejercicio de nuestra profesión, pero no para luchar contra quienes intentan a costa de cualquier cosa cerrar, como consecuencia última, nuestros despachos. Animo a todos en esta nueva lucha.

 

 

Anuncios