ICAGijón V.S Campo Izquierdo 

El enfrentamiento entre el Colegio de Gijón y el titular del Juzgado de 1ª Instancia nº 8 está alcanzando cotas de esperpento valleinclanesco. Vaya por delante que, a quien esto suscribe, no les es espacialmente agradable la figura de este magistrado. Todos sabemos que es un tipo “especial”, que no destaca por su simpatía precisamente. Antes al contrario, en ocasiones ha demostrado ser prepotente, maniático y con tendencia a dejar en evidencia a los Abogados frente a sus clientes. Pero lo peor de todo es su postura con respecto a la mediación familiar, al tratar de imponerla como algo obligatorio, llegando más allá de la propia ley. Ningún juez puede obligar a algo que la Ley no obligue. Y si a ello añadimos lo de su hermana (que recuerda remotamente a lo de Juan Guerra) entonces, apaga y vámonos. Tampoco deja de llamar la atención que convoque una reunión con Abogados para no sé sabe para qué puesto que, por esa regla de tres, una reunión similar podrían convocar el resto de jueces de la ciudad.
Dicho esto, la reacción del Colegio no deja de sorprender. Por un lado afirman que se niegan a dar publicidad a la convocatoria después de informar de la misma a todo el censo colegial. Y por otra acuerdan dar traslado a Fiscalía, el CGPJ etc, tampoco se sabe para qué, puesto que el hecho de que un juez convoque una reunión no parece que vulnere norma alguna.

Da la impresión de que se está convirtiendo una diferencia personal en un asunto de todo el Colegio. Y eso no es de recibo.

Anuncios