EL TIRANO QUE MANDA EN EL COLEGIO IMPIDE HABLAR DE LAS TASAS EN ASAMBLEA

Muchos de vosotros habéis participado dando vuestro apoyo expreso y formal mediante vuestro nombre, nº de colegiado y firma a la iniciativa que desde El Patio de mi Colegio hemos protagonizado de forzar legalmente la convocatoria de una Junta General Extraordinaria en el ámbito de nuestro Colegio de Abogados para tratar monográficamente el asunto de las Tasas establecidas con calzador por el Megalómano (como ya dijimos, su madre le conoce por Alberto, de apellido Ruíz-Gallardón, actual Ministro de INJusticia del Reino bananero de Expaña S.L. en Liquidación), y discutir entre todos la incidencia que dichas Tasas están teniendo en nuestros maltrechos Despachos desde su implantación, así como estudiar las medidas que se han practicado hasta la fecha contra las mismas, a nivel local y nacional, y proponer y discutir libremente, entre todos los compañeros, otras posibles medidas alternativas que ayuden a nuestro colectivo a superar este nuevo jaque con que nos ataca por enésima ocasión el Gobierno e incluso que nos ayuden a lograr su total erradicación y supresión del panorama normativo español, en colaboración con otros organismos e instituciones públicas o privadas.

Aquel proceso arrojó algunas noticias francamente esperanzadoras para nuestro colectivo:

  1. El colegiado no está muerto cuando se le toca la fibra de lo esencial; si acaso un poquito anestesiado. Eso sí: permanece inerte hasta que no se le sacude y se le provoca intelectualmente a pensar en cuáles sean las causas de su espantoso estado actual y en cómo pueda ser su futuro mañana. Pero reacciona, no da encefalograma plano ni mucho menos. Positivo.
  2. Decimos ésto porque la experiencia que tenemos los compañeros que hemos recogido las firmas sin prisa pero sin pausa es que al acercarte a un compañero y dirigirte a él era nombrar la palabra mágica (TASAS) para que tal compañero redoblase su inicial buena predisposición a escucharte y te arrancara el bolígrafo de la mano casi violentamente para apresurarse a firmar la petición de convocatoria de la Junta. TODOS aquéllos, y cuando decimos TODOS es TODOS, a quienes nos dirigimos para pedirles su apoyo nos lo prestaron libre y voluntariamente; nítida y afablemente. E incluso nos animaban a perseverar en el empeño y daban la enhorabuena por la feliz iniciativa que El Patio tuvo a tal fin.
  3. Salvo los dos o tres colegiados que o bien no trabajan y por tanto no saben en qué medida nos afectó la entrada en vigor de las Tasas a los profesionales, o bien les puede la ceguera de ser dóciles a su patrón y todo lo que provenga de nuestra Asociación, aunque sea agua bendita, para ellos será ambrosía demoníaca porque nos tienen marcados con los tres séiseis como si fuésemos La Bestia, TODOS, salvo esos dos o tres como os digo, fueron receptivos para firmar a favor de la convocatoria y nos dijeron que era hora que se intentaran cosas para defender el presente y el futuro de nuestro colectivo.
  4. Al Abogado de a pie el justiciable le importa lo justo y necesario, pero nada más que lo justo y necesario. Para nuestra satisfacción, vemos que no hay en Gijón mayormente muchos “Abogados Señoritos” que estén en ésto sólo por el lustre, por presumir de mucho larala pero poco lerele, o que tengan complejo de ser una ONG-Jurídica que sólo piensa en trabajar por amor al arte en el Turno, con las Tasas y con todo, y que no viene a cuento quejarnos por nada porque peor están otros y nosotros a fin de cuentas somos Abogados, que viste mucho y la toga está riquísima cuando no te entra un solo caso al mes (hay compañeros que me han dicho en la calle que desde Enero no les suena ni el teléfono de sus Despachos…). Antes al contrario, en el censo colegial hemos confirmado la masiva y abrumadora presencia de Abogados que con toda humildad y con todo el decoro quieren salir adelante como profesionales libres del Derecho gracias a su trabajo en la Abogacía, y que para ello quieren y exigen que se les pague su trabajo cuando prestan sus servicios en el Turno con el mismo criterio que se hace cuando lo hacemos como Letrados particulares, y en lo que a las Tasas respecta, lo que más les preocupa es lo que de nefasto pueda tener la implantación de las Tasas en nuestros Despachos por vaciar los mismos de clientela; no nos hemos encontrado esos “Abogados Señoritos” de cortijo andaluz que siempre dice encontrarse Carlos Carnicer, o el mismo Sergio Herrero, para quienes lo único que parece preocuparles es la quiebra de la tutela judicial efectiva del pobrecito justiciable, el Estado de Derecho, el servicio público de la Justicia y la madre que los parió a todos. No. Antes al contrario: de la masiva y entusiasta colaboración de nuestros compañeros gijoneses a la hora de firmar compulsivamente los impresos que les ofrecíamos se desprendía sobremanera que la principal preocupación y obsesión de nuestros compañeros es más simple y más lógica: CÓMO VAMOS A SOBREVIVIR LOS ABOGADOS CON LAS TASAS EN NUESTROS CADA VEZ MENOS NUMEROSOS ASUNTOS PARTICULARES DESPUÉS DE HABERNOS EMPEZADO A ROBAR CUOTA DE CLIENTELA CON LOS PROCEDIMIENTOS MONITORIOS, LA MEDIACIÓN, EL ARBITRAJE, LA SUPRESIÓN DE LA DOBLE INSTANCIA EN NUMEROSOS JUICIOS DE “ESCASA” (sic) CUANTÍA, LA POSIBLE COMPETENCIA DESLEAL DE LOS NOTARIOS EN EL ÁMBITO MATRIMONIAL, DE LOS REGISTRADORES DE LA PROPIEDAD, Y AHORA, REPETIMOS, CON LA IMPOSICIÓN DE TASAS HASTA POR RESPIRAR. Eso y no otra cosa es lo que preocupa al cuerpo electoral, al censo colegial, al Abogado de a pie del que este humilde redactor de estas líneas es partícipe como uno más y del que El Patio de mi Colegio es hijo por estar formado por Abogados que tenemos sólo esa única y exclusiva preocupación: el presente y el futuro de nuestros Despachos, que coincide con el presente y el futuro de nuestras familias, nuestras mujeres e hijos…

Por eso digo que el proceso de recogida de firmas resultó ser un excelente banco de pruebas para evaluar el estado anímico, mental y el tono reivindicativo de un colectivo de casi mil profesionales que llevan anestesiados por el Régimen de un TiraNO que venció en unas Elecciones (cierto, venció en unas Elecciones, pero NO por ello deja de ser un TiraNO; Hitler también ganaba Elecciones…) y que parece que no va a mover un dedo, pase lo que pase en la profesión, hasta que se acerquen unos nuevos comicios y entonces tenga que volver a hacer lo que hizo en las pasadas para vencer: mover ese dedo para acercarlo al teclado de su teléfono y tirar de amiguismo, de nepotismo, de abrazos a los ESQUIROLES que rompieron con su inmoral aquiescencia la huelga del Turno en el 2.009 y de corruptelas o pseudocorruptelas varias con quien haga falta para que le vayan todos a votar e intentar con ello revalidar la Tiranía un quinquenio más. Y como diría Julio Iglesias, “la vida sigue igual”…, y luego avalar sus fechorías y sus agresiones democráticas mediante el auxilio infalible de que “ésto es una DECISIÓN POLÍTICA” como acostumbra a decir en las Juntas Generales cuando algunos de nosotros le dejamos sin argumentos válidos con nuestras incisivas preguntas y observaciones.

El caso es que hace unas semanas el Presidente del Patio presentó formalmente la solicitud de convocatoria de Junta General para tratar las Tasas junto con 145 firmas de compañeros ejercientes de nuestro Colegio; más que suficiente para superar ese 10 % mínimo que nos exigen los Estatutos en un Colegio con poco más de 900 Abogados en ejercicio.

Tras la pertinente reunión de la Junta de GobierNO del Colegio, más Junta de GobierNO que nunca en su última sílaba, NO, el pasado Viernes se me notifica formalmente la resolución dictada por el TiraNO que rige los destinos de nuestro Ilustre Colegio, más DICTATOR que nunca, por la cual, para vuestro asombro y indignación, la Junta de GobierNO nos deniega nuestro derecho a reunirnos en Junta General de todo el Colegio por una serie de banalidades que si tuvieran vergüenza alguno de los miembros de esa malhadada Junta debería darles ídem firmar como palmeros su conformidad con tamaña tropelía, que están siendo utilizados por un TiraNO y o no lo quieren ver o no lo quieren saber, porque aquí tonto no hay ninguno. Porque a mí sinceramente me daría mucho coraje servir de mano de obra barata para un tipo con vocación de TiraNO y Dictadorzuelo sudamericano. Pero claro. El presupuesto sintáctico es el que falla: yo dije textualmente “si tuvieran vergüenza”, y nos han demostrado, por si alguien tenía dudas, que NO la tienen. Ni tanto así. No saben ni con qué se escribe. En vez de gente sin complejos, como el anuncio, son gente sin vergüenza, a los que parece no sonrrojarles contribuír con su callada aquiescencia a que un Dictador de salón maneje el Colegio como si fuese su cortijo.

Esta próxima semana os colgaremos en este Blog la citada resolución colegial para conocimiento público de todo el mundo y para escarnio de sus responsables. Los militantes del Patio tendréis puntual conocimiento de la misma mediante nuestra correspondencia privada. Pero en cualquier caso, sí que os adelanto unas perlas para abrir boca:

A)     ¿Os acordáis de cuando un grupo de compañeros “locos”, sin Asociación alguna que nos cobijase (El Patio aún era sólo un proyecto, no una realidad), tuvimos los arrestos de organizar en Gijón el I Congreso Nacional de Abogados del Turno de Oficio (I CAT´09), primero en su género que se organizó en España? ¿Recordáis aquellas memorables jornadas en el Hotel NH que inauguramos nosotros? ¿Os acordáis de que más de 100 compañeros no sólo de Gijón sino también de otras siete Comunidades Autónomas estuvimos reunidos durante dos días en incisivas y utilísimas Ponencias tratando de nuestro desastroso presente y abogando por un prometedor futuro? Bueno, pues entonces seguro que recordáis cómo DICTATOR envió unas sonrrojantes cartas al Consejo General de la Abogacía, así como a los Decanos del Colegio de Oviedo y de La Coruña (cuya página web hasta ese momento nos estaba promocionando la asistencia al Congreso gijonés) para desprestigiarnos y para ahogarnos en la indiferencia, silenciando lo que, repito, cuatro ilusionados locos estábamos intentando conseguir sin medios, sin ayudas, sin más soporte que nuestros arrestos y nuestra tremenda ilusión y compañerismo. Bueno, en aquel momento el TiraNOsaurius Rex que se cree dueño del Colegio y de nuestras vidas se refería oficialmente a nosotros como SUPUESTOS colegiados que están organizando un SUPUESTO Congreso…”, ¿os acordáis? Menos mal que no nos llamó “presuntos” como a los etarras…

B)     Hoy, cuatro años después, el TiraNO sigue fiel a su estilo de denigrar gratuitamente a sus rivales políticos, a quienes le discuten sus formas y maneras, a quienes le hacen sombra a la hora de detentar la poltrona que tan indignamente ocupa por muchos votos que quiera echarse encima de la cara, da igual. La dignidad de un gobernante no se la dan los votos que haya conseguido, sino el modo de conseguirlos (sic) y sobre todo lo que luego haga con ellos. Mejor no sigo…

C)      El caso es que ahora, digo, cuatro años después, el TiraNO sigue en plena forma y se ha referido a nosotros, a los ciento cuarenta y cinco compañeros que hemos firmado esos impresos solicitando la convocatoria de una Junta General para debatir sobre las Tasas, como “TEÓRICOS” colegiados… Ya no somos “SUPUESTOS”, ahora somos “TEÓRICOS” colegiados. ¿Se puede consentir mayor desvergüenza en tipejo semejante? Sólo espero que el próximo trimestre sea coherente consigo mismo y no me pase al cobro ninguna TEÓRICA cuota colegial a mi Banco…, porque yo solamente doy orden a mi Banco de que pague cuotas colegiales que sean ciertas, reales, no “teóricas”…

D)     Luego se toma la molestia de utilizar casi 7 de los 9 folios de que consta la resolución para copiar un tropel de artículos sin mayor fundamento que ese, copiar artículos y ocupar folios. Acercándose sibilinamente hacia donde desde el primer momento quería arrimarse la Junta de GobierNO que nos oprime: la denegación de la convocatoria de la Junta solicitada.

En una palabra: os comunico formalmente que el TiraNO, en comunión con toda su troupe de palmeros que le ríen las gracias y le hacen la ola como buenos lacayos que son (para eso están ahí por lo que se ve) nos ha denegado la solicitud de convocatoria de Junta General Extraordinaria para tratar de las Tasas como habíamos interesado ciento y pico compañeros…, y como sin duda desean que ocurriera el 90 % de los Letrados de nuestro Ilustre Colegio. Y se quedan tan panchos. A lo que se ve, a esta gente que van de Abogados pero que denigran la profesión de Abogados con indignidades como la que nos ocupa no les importa un pimiento que haya entrado en vigor la Ley de Tasas, ni que por mor de esta Ley nos estemos quedando sin Clientes en nuestros Despachos; que no metamos una apelación civil ni hartos de vino porque a ver de dónde saca el justiciable los 800 lereles fijos para recurrir (aparte nuestros honorarios, los derechos del Procurador), y que hasta hablando con los funcionarios de los Juzgados (Decanato especialmente) nos confirman que han notado un bajón terrible de entrada de nuevos asuntos desde la entrada en vigor de la Ley.

Todo eso al DecaNO y a su Junta de GobierNO parece NO importarles nada, que se la cogen con papel de fumar para hilar muy fino, para tergiversar las cosas, para interpretar torticeramente las normas y la jurisprudencia con tal de llegar a un punto que para ellos es Eldorado: EVITAR QUE LOS COLEGIADOS EXPONGAN LIBRE Y DEMOCRÁTICAMENTE SU VISIÓN DEL PROBLEMA Y PROPONGAN Y ADOPTEN PRESUMIBLEMENTE ACUERDOS Y/O MEDIDAS EN ARAS A SUPERAR ESTE “MATCH BALL” QUE EL GOBIERNO NOS HA LANZADO AL CONJUNTO DE LA ABOGACÍA.

En definitiva: padece esta Junta de GobierNO un profundo déficit democrático que me temo sea un tic autoritario, absolutamente dictatorial, que no vaya a superar nunca y con el que arrastre a nuestro colectivo al más absoluto de los desastres y las iniquidades.

Considero, considera mi Asociación, que los Abogados gijoneses no merecemos tanto tiraNO, que no merecemos tanta estulticia desde el poder colegial, y que estamos ante un estado de necesidad por pintar cada vez peor las cosas en nuestra profesión, ad intra y ad extra; ad extra por los poderes públicos (Gobierno, Administración, partidos políticos, sindicatos, parte de la sociedad) que nos fustiga y nos oprime como si fuéramos “siervos de la gleba del siglo XXI”), y ad intra por parte de nuestros propios representantes corporativos, léase Consejo General y, sobremanera, Colegios de Abogados y sus Juntas de Gobierno: el caso de Gijón, por desgracia, es sintomático de que si no nos plantamos y no les mandamos para casa, es a nosotros a quienes nos quedará como Abogados algo así como un par de Telediarios. Y ni yo personalmente ni El Patio de mi Colegio como colectivo estamos por la labor de que eso acabe ocurriendo fatalmente.

¡¡¡QUE NO, QUE NO, QUE NO NOS REPRESENTAN, QUE NO!!!

Anuncios