¿Por qué se presenta “EL PATIO DE MI COLEGIO” a las Elecciones?

Esta semana pasada que terminó nos desayunamos  el Martes 7 con la noticia, no por menos anunciada y esperada sí ciertamente sorprendente por la rapidez con que se produjo, de la convocatoria de Elecciones para el próximo día 7 de Noviembre. Sobre el por qué tanta premura para convocarnos a las urnas en quien todavía rige los destinos de nuestro Ilustre Colegio (y amenaza con querer continuar haciéndolo, que es lo peor), ya hablaremos más tarde. Ahora os vamos a explicar en palabras llanas el por qué nuestra Asociación decide presentar una candidatura para el próximo envite electoral y por qué salió en los medios anunciando con agilidad atlética que EL PATIO DE MI COLEGIO será de la partida en la carrera por el Decanato. (A los efectos de consulta, cfrs. los siguientes enlaces periodísticos:  http://www.lne.es/gijon/2014/10/09/patio-colegio-pugnara-sergio-herrero/1653608.html  y  http://www.elcomercio.es/gijon/201410/09/patio-colegio-presenta-candidatura-20141009001208-v.html )

EL PATIO DE MI COLEGIO tiene dos motivos fundamentales para justificar su postulación a los próximos comicios electorales; uno es moral, y el otro, estratégico:

  • Razón moral: EL PATIO DE MI COLEGIO ha ejercido su leal oposición, contundente en la crítica pero constructiva en sus propuestas (siempre rechazadas desde las alturas del Omnímodo), durante los últimos 5 años de mandato. Desde que el 2 de Diciembre del año 2.009 nuestra candidatura electoral fue derrotada en lucha desigual en las últimas elecciones por quien sigue empeñado en jubilarse en una Junta de Gobierno en la que lleva ¡¡25 años!!, EL PATIO ha seguido ejerciendo su sana crítica como leal oposición frente a la nefanda gestión de los actuales rectores de nuestro Colegio, que se han quedado viejos, caducos y trasnochados.

Se nos ha acusado injustamente de muchas cosas. Si EL PATIO hubiese existido en 1.948, seguro que nos habrían acusado incluso de matar a Manolete… La caza de brujas que han querido hacer con nosotros desde inicios del 2.009 desde la Junta de GobierNO y sus adláteres es algo que deberán explicar los responsables de esos infundios y sambenitos que nos han querido cargar tan injustamente.

Sin embargo, nosotros tenemos la conciencia tranquila porque desde EL PATIO no tenemos otros enemigos que los que lo son de nuestra profesión. No tenemos más inquina que hacia quienes desde fuera de nuestra profesión (legislador, fundamentalmente), como desde dentro de la misma (representantes corporativos de nuestro colectivo tanto locales como nacionales), se empeñan en servirse DE nosotros en lugar de servirnos A nosotros; agreden a nuestra profesión y nos roban y/o permiten que nos roben cuota de clientela con leyes horrendas y competencia desleal de otros profesionales o incluso propiciando dicha competencia desleal desde nuestro propio colectivo; se pegan por sentarse en las poltronas diciendo que van a hacer, a decir, a blablablá en nuestro favor, pero luego sólo se dedican a medrar esperando “el puestín” en la Judicatura por el cuarto turno o en la política con el dedo puro y duro, y claro, cuando lo que buscas es eso y haces de eso el “leit motiv” de tu actuación durante años y paños, algunos hasta 25 años les contemplan luciendo puñetas en la toga, tienes que sonreír a los poderosos, no mostrarte beligerante nunca contra ellos, y acallar como sea y pasar olímpicamente de los problemas y las reivindicaciones de los tuyos que son, por cierto, los que te auparon ahí y los que sostienen económicamente el tenderete gracias al cual tú luego viajas en Business en vuelos de 45 minutos para ir a Madrid y/o  te pavoneas saliendo en la foto con quienes te interesa estar a bien para ya sabes tú qué tejemanejes a corto y medio plazo…

Por consiguiente, dado que llevamos años siendo LOS UNICOS DE ENTRE TODO EL CENSO COLEGIAL que hemos hecho real y leal oposición al DecaNO saliente, LOS UNICOS DE ENTRE TODO EL CENSO COLEGIAL que hemos trasladado en sendas Juntas Generales varias propuestas constructivas para mejorar y defender nuestra profesión, LOS UNICOS DE ENTRE TODO EL CENSO COLEGIAL  que impugnamos los Presupuestos anuales y los Balances contables de los últimos ejercicios, y LOS UNICOS DE ENTRE TODO EL CENSO COLEGIAL  que hemos promovido la celebración de Juntas Generales Extraordinarias para debatir entre todos los compañeros temas tan candentes y de tanta trascendencia como las Tasas…, nos consideramos no sólo con el derecho sino con la obligación moral de acudir a la llamada de las urnas y, criticando con nitidez lo que se hizo mal o no se hizo y se debió hacer, proponer nuestras medidas, nuestras reivindicaciones, nuestro Programa, al objeto de presentarnos ante nuestros compañeros y darles la oportunidad de elegir otra forma de dirigir los destinos de nuestro Colegio profesional.

Imagináos cómo nos pondrían si después de estar siendo martillo sobre el yunque durante estos últimos años, ahora que llegan las Elecciones no aparecemos y no intentamos acceder al poder por el medio más democrático que existe: las urnas. De ahí que tengamos ese deber y obligación moral con todos vosotros para someternos a vuestra soberanía en forma de Elecciones. De vosotros depende…

  • Razón estratégica: EL PATIO DE MI COLEGIO no sólo se queda en la crítica de lo que se hace mal o lo que no se hace por parte de quien viene rigiendo los destinos de nuestro Colegio, sino que la obligación política de nuestra Asociación llega más allá y reside en proponer, sugerir y plantear reivindicaciones y soluciones a esas reivindicaciones y a todos los problemas que afectan íntimamente a nuestra profesión y que no se han sabido ni querido solucionar por quien todavía pretende seguir apoltronado “per saecula saeculorum”.

Desde nuestra fundación hace más de cinco años siempre hemos puesto como centro de nuestros desvelos y razón de nuestro existir AL ABOGADO, a él sólo y exclusivamente debemos todo lo que somos y por él es por quien luchamos, porque ante todo EL PATIO DE MI COLEGIO es una Asociación de defensa de los intereses profesionales de sus miembros y, por extensión, de todos los Abogados de Gijón sean o no sean del Patio.

En esa línea, habrá que preguntarse por qué derroteros irá el candidato ya anunciado a la reelección como máxima autoridad colegial para los próximos 5 años, o incluso por los que discurrirá algún eventual tercer candidato o candidatos en discordia si finalmente ésto no es una batalla entre el Antiguo Régimen y los frescos aires de renovación institucional que abandera El Patio sino que se suman más compañeros a la liza pese a que en 5 años NADIE excepto El Patio haya estado ahí para censurar lo malo y proponer constructívamente muchas medidas, adoptar muchas iniciativas, todas abortadas por el DecaNO que ya amenaza sonriente (y yo me pregunto, ¿de qué demonios se puede reír estando el panorama de la profesión como está?) continuar otro quinquenio abrasando a nuestro sufrido colectivo y dejando el Colegio y a los colegiados como un solar… En honor a la verdad pensamos que los problemas que aquejan al colectivo profesional de la Abogacía gijonesa no se arreglan sólo con un poco de Chapa y Pintura, con un par de brochazos, con buenas palabras, con promesas electorales vácuas y alicortas que luego sabemos que nunca se cumplen… Hay que arremangarse y hacer una rehabilitación completa del edificio, sólo con una chapuza de Chapa y Pintura no vamos a solucionar nada porque sería como tomar una aspirina cuando somos pacientes de un cáncer: inócuo.

Por eso se presenta EL PATIO. Porque entendemos que moralmente tenemos la obligación de comparecer ante las urnas y previamente ante nuestros compañeros presentando nuestro Programa preñado de reivindicaciones inaplazables, exponiendo el PROYECTO PATIO, y proponiendo en positivo lo que queremos que sea nuestro Colegio en los próximos años si no queremos seguir cerrando Despachos y perdiendo día tras día cuota de clientela. Y porque entendemos igualmente que estratégicamente es imprescindible que se oiga alto y claro la voz del Patio y que atruene como un rayo para maximizar nuestro discurso, colocar el listón todo lo razonablemente alto que podamos y seamos capaces, a fin de que luego quienes tengan la responsabilidad de gobernar nuestro colectivo (y que de vosotros dependerá que sea la gente del Patio o… los de siempre) podamos regirnos por un Programa Máximo de altas miras y fuertes cotas de reivindicación frente a los poderes públicos de la Administración y frente a los propios órganos de representación y gobierno corporativos de nuestra profesión, y podamos negociar con ellos y conseguir nuestros objetivos desde una postura de fuerza y no de claudicación y pachanguerismo políticamente correcto. No puede ser que el primer enemigo que tengamos esté en nuestra propia casa… Si bien ésto nos hace más fuertes: parafraseando a don Santiago Ramón y Cajal, podríamos decir aquello de ¿NO TIENES ENEMIGOS? ¿ES QUE JAMÁS DIJISTE LA VERDAD O JAMÁS AMASTE LA JUSTICIA?”. Ese es el sino del Patio. Por eso tenemos tantos enemigos. Porque no somos políticamente correctos. Porque decimos lo que todos piensan pero muy pocos se atreven siquiera a balbucear. Porque no nos casamos con nadie y nos enfrentamos a todo aquel individuo o aquella institución que suponga un ataque o incluso un menoscabo a nuestra profesión y a nuestros intereses profesionales, o incluso teniendo que adoptar una posición activa de fuerza en nuestra defensa, compadree con quienes nos masacran en el BOE día tras día e incluso acalle nuestras legítimas protestas y reivindicaciones. Por eso molestamos tanto. Por eso se nos tilda de todo lo peor con el beneplácito de los acomodados en el Régimen. Pero todo eso, con ser triste y desagradable, acaba siendo un orgullo: ¿Ladran? ¡Luego cabalgamos!

Pero también por eso pensamos muy honestamente, con el lícito optimismo de quien es consciente de que el partido hay que jugarlo, que torres más altas se vieron caer y que al final el triunfo estará en nuestro sacrificio, pero sobre todo en vuestras manos, compañeros de fatigas, que con vuestro voto podréis hacer posible que las cosas cambien radicalmente en nuestro Colegio y en nuestra profesión. El 7-N tienes la palabra. EL PATIO ya ha dado el paso al salir a la palestra ofreciendo su sangre, sudor y lágrimas para gobernar la institución de otra manera y solucionar los problemas que tenemos antes de que los problemas nos entierren a nosotros. Ahora sólo faltas tú. NO ES POR NOSOTROS, ES POR TÍ. ¡No nos falles!

Anuncios