Ante las próximas elecciones

Ante las próximas elecciones colegiales, y tratando de ser imparcial, la verdad es que uno no comprende muy bien qué razones puede tener, hoy día, ningún Letrado para votar al actual Decano y su equipo de gobierno. Ya sabemos lo que éste representa: Pasotismo, inutilidad, complacencia con el poder, despilfarro, autoritarismo, opacidad en la gestión y mil cosas más. Por el contrario, viendo el programa que presenta el Patio, es evidente que, cualquier compañero aplaudiría cada uno de sus puntos sin reserva alguna. Por eso, nadie debe dejarse llevar ni por la comodidad ni la indolencia: Todos deben ir a votar el dia 7 de Noviembre. Quien no vote o vote a Sergio no tendrá legitimidad ni motivo alguno para quejarse en los próximos años.

Cuando vea que el desastre del turno sigue igual, que nada se hace en defensa del colegiado y que lo único que se hace para luchar contra la ley de tasas es ponerse unas chapitas, será tarde para lamentarse.

Es la hora de la verdad. Cada uno tiene que ponerse a reflexionar seriamente y sin prejuicios acerca de extremos tan importantes como los siguientes: ¿Lleva poco tiempo en el cargo la actual direccion del Colegio? ¿Es bueno para la democracia la perpetuación en el poder? ¿No ha llegado ya la hora de un cambio? ¿Es satisfactorio el balance del actual equipo de gobierno? Y, para remate, para cualquier Letrado que haya sufrido en sus carnes el cobro de una limosna, por llevar asuntos de oficio, y encima con varios meses de retraso ¿No debería sentir una cierta indignación cuando la dirección actual dice que se ha avanzado en la retribución del turno y en la puntualidad de su pago? Algo similar cabría decir cuando se pone por delante al justiciable que el Abogado. Es como si un sindicato dijera que lo importante son los empresarios. ¿Cómo podría alguien refrendar ésto y quejarse a los dos días?

Todo ello por no hablar de la opacidad en los gastos. A modo de ejemplo citaremos algunos más significativos: Se pagan 50.000 € de indemnización al anterior Secretario Técnico por “pérdida de confianza” y se rechaza una explicación más pormenorizada de los hechos que han motivado tan cuantioso dispendio; se gastan miles de euros en una marcha a Covadonga ….a pie….., lo mismo en gastos de correo (cuando la mayor parte de las notificaciones son vía e-mail) y así hacia el infinito.

Alguien dirá que la candidatura de Herrero representa la experiencia y la seriedad frente al aventurerismo y la demagogia. Nada más lejos de la realidad. Y esta falacia es fácilmente refutable por varias razones:

  • En primer lugar porque es un atentado a la democracia defender el apoltronamiento en el poder basándose en la “experiencia” del que gobierna y la supuesta “inexperiencia” del aspirante. Todo el que accede al poder por primera vez carece de experiencia efectiva pero esto se subsana en breve si hay capacidad, ideas claras y ganas de trabajar.
  • Porque la “seriedad” no consiste en no alzar la voz en defensa del colectivo que se representa para no ser incómodo al poder. Peor que hacer las cosas mal es no hacer nada. ¿Sabe alguien que, el pasado año, una representación de El Patio, con el actual candidato a Decano a la cabeza, se entrevistó en Oviedo con el Director General de Justicia del Pincipado para tratar de solucionar los problemas del turno de oficio? Lo lógico sería que quien hiciese esto fuese el Decano, pero no fue así. Sin duda tendría cosas más importantes que hacer como, por ejemplo, ponerse chapitas contra la ley de tasas (método éste de indudable eficacia práctica).
  • Tampoco puede considerarse una muestra de seriedad la prepotencia y el autoritarismo de los que ha ha venido haciendo gala el Sr Decano al rechazar, en reiteradas ocasiones, los ofrecimientos que se le hicieron llegar desde el Patio para colaborar en favor del colectivo. Aquel entiende que, como ganó las anteriores elecciones, no tiene que dialogar con nadie. Magnífico concepto éste de la democracia: Si ganas las elecciones no hay que dialogar con nadie. Pues sí.

La candidatura de El Patio trata de cambiar todo pensando, únicamente, en el Abogado que es nuestra razón de ser. Es de preveer que, por parte de quienes desde hace demasiados años controlan los destinos colegiales, se produzca un brutal ataque mediático contra nuestra candidatura. Será la lucha de David contra Goliath. Pero, en esa lucha, David venció a Goliath, y esa hazaña puede y debe repetirse ahora.

Como digo en una de mis pelis favoritas (“El Alamo”), interpretando a David Crockett: “En la vida existen el bien y el mal. Hay que escoger el camino del bien aunque ello te cueste la vida. Si no, es como si ya estuvieras muerto, aunque sigas caminando…” ¿Queremos un Colegio muerto o un Colegio vivo? Quien desee lo primero lo tiene claro: Que vote a Herrero o se quede en su despacho el día de los comicios. Quien desee lo segundo, sólo puede hacer una cosa: Votar la lista de El Patio el próximo día 7 de Noviembre.

Anuncios