Actualizaciones de El Novio de la Muerte Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • El Novio de la Muerte 16:05 el 23 October 2014 Permalink | Responder  

    Nuestro Programa electoral Elecciones Decanato 2014. EL ABOGADO, LO ÚNICO IMPORTANTE 

    PROGRAMA PATIO´14 completo

     
  • El Novio de la Muerte 19:11 el 15 October 2014 Permalink | Responder  

    ¿Por qué se presenta “EL PATIO DE MI COLEGIO” a las Elecciones? 

    Esta semana pasada que terminó nos desayunamos  el Martes 7 con la noticia, no por menos anunciada y esperada sí ciertamente sorprendente por la rapidez con que se produjo, de la convocatoria de Elecciones para el próximo día 7 de Noviembre. Sobre el por qué tanta premura para convocarnos a las urnas en quien todavía rige los destinos de nuestro Ilustre Colegio (y amenaza con querer continuar haciéndolo, que es lo peor), ya hablaremos más tarde. Ahora os vamos a explicar en palabras llanas el por qué nuestra Asociación decide presentar una candidatura para el próximo envite electoral y por qué salió en los medios anunciando con agilidad atlética que EL PATIO DE MI COLEGIO será de la partida en la carrera por el Decanato. (A los efectos de consulta, cfrs. los siguientes enlaces periodísticos:  http://www.lne.es/gijon/2014/10/09/patio-colegio-pugnara-sergio-herrero/1653608.html  y  http://www.elcomercio.es/gijon/201410/09/patio-colegio-presenta-candidatura-20141009001208-v.html )

    EL PATIO DE MI COLEGIO tiene dos motivos fundamentales para justificar su postulación a los próximos comicios electorales; uno es moral, y el otro, estratégico:

    • Razón moral: EL PATIO DE MI COLEGIO ha ejercido su leal oposición, contundente en la crítica pero constructiva en sus propuestas (siempre rechazadas desde las alturas del Omnímodo), durante los últimos 5 años de mandato. Desde que el 2 de Diciembre del año 2.009 nuestra candidatura electoral fue derrotada en lucha desigual en las últimas elecciones por quien sigue empeñado en jubilarse en una Junta de Gobierno en la que lleva ¡¡25 años!!, EL PATIO ha seguido ejerciendo su sana crítica como leal oposición frente a la nefanda gestión de los actuales rectores de nuestro Colegio, que se han quedado viejos, caducos y trasnochados.

    Se nos ha acusado injustamente de muchas cosas. Si EL PATIO hubiese existido en 1.948, seguro que nos habrían acusado incluso de matar a Manolete… La caza de brujas que han querido hacer con nosotros desde inicios del 2.009 desde la Junta de GobierNO y sus adláteres es algo que deberán explicar los responsables de esos infundios y sambenitos que nos han querido cargar tan injustamente.

    Sin embargo, nosotros tenemos la conciencia tranquila porque desde EL PATIO no tenemos otros enemigos que los que lo son de nuestra profesión. No tenemos más inquina que hacia quienes desde fuera de nuestra profesión (legislador, fundamentalmente), como desde dentro de la misma (representantes corporativos de nuestro colectivo tanto locales como nacionales), se empeñan en servirse DE nosotros en lugar de servirnos A nosotros; agreden a nuestra profesión y nos roban y/o permiten que nos roben cuota de clientela con leyes horrendas y competencia desleal de otros profesionales o incluso propiciando dicha competencia desleal desde nuestro propio colectivo; se pegan por sentarse en las poltronas diciendo que van a hacer, a decir, a blablablá en nuestro favor, pero luego sólo se dedican a medrar esperando “el puestín” en la Judicatura por el cuarto turno o en la política con el dedo puro y duro, y claro, cuando lo que buscas es eso y haces de eso el “leit motiv” de tu actuación durante años y paños, algunos hasta 25 años les contemplan luciendo puñetas en la toga, tienes que sonreír a los poderosos, no mostrarte beligerante nunca contra ellos, y acallar como sea y pasar olímpicamente de los problemas y las reivindicaciones de los tuyos que son, por cierto, los que te auparon ahí y los que sostienen económicamente el tenderete gracias al cual tú luego viajas en Business en vuelos de 45 minutos para ir a Madrid y/o  te pavoneas saliendo en la foto con quienes te interesa estar a bien para ya sabes tú qué tejemanejes a corto y medio plazo…

    Por consiguiente, dado que llevamos años siendo LOS UNICOS DE ENTRE TODO EL CENSO COLEGIAL que hemos hecho real y leal oposición al DecaNO saliente, LOS UNICOS DE ENTRE TODO EL CENSO COLEGIAL que hemos trasladado en sendas Juntas Generales varias propuestas constructivas para mejorar y defender nuestra profesión, LOS UNICOS DE ENTRE TODO EL CENSO COLEGIAL  que impugnamos los Presupuestos anuales y los Balances contables de los últimos ejercicios, y LOS UNICOS DE ENTRE TODO EL CENSO COLEGIAL  que hemos promovido la celebración de Juntas Generales Extraordinarias para debatir entre todos los compañeros temas tan candentes y de tanta trascendencia como las Tasas…, nos consideramos no sólo con el derecho sino con la obligación moral de acudir a la llamada de las urnas y, criticando con nitidez lo que se hizo mal o no se hizo y se debió hacer, proponer nuestras medidas, nuestras reivindicaciones, nuestro Programa, al objeto de presentarnos ante nuestros compañeros y darles la oportunidad de elegir otra forma de dirigir los destinos de nuestro Colegio profesional.

    Imagináos cómo nos pondrían si después de estar siendo martillo sobre el yunque durante estos últimos años, ahora que llegan las Elecciones no aparecemos y no intentamos acceder al poder por el medio más democrático que existe: las urnas. De ahí que tengamos ese deber y obligación moral con todos vosotros para someternos a vuestra soberanía en forma de Elecciones. De vosotros depende…

    • Razón estratégica: EL PATIO DE MI COLEGIO no sólo se queda en la crítica de lo que se hace mal o lo que no se hace por parte de quien viene rigiendo los destinos de nuestro Colegio, sino que la obligación política de nuestra Asociación llega más allá y reside en proponer, sugerir y plantear reivindicaciones y soluciones a esas reivindicaciones y a todos los problemas que afectan íntimamente a nuestra profesión y que no se han sabido ni querido solucionar por quien todavía pretende seguir apoltronado “per saecula saeculorum”.

    Desde nuestra fundación hace más de cinco años siempre hemos puesto como centro de nuestros desvelos y razón de nuestro existir AL ABOGADO, a él sólo y exclusivamente debemos todo lo que somos y por él es por quien luchamos, porque ante todo EL PATIO DE MI COLEGIO es una Asociación de defensa de los intereses profesionales de sus miembros y, por extensión, de todos los Abogados de Gijón sean o no sean del Patio.

    En esa línea, habrá que preguntarse por qué derroteros irá el candidato ya anunciado a la reelección como máxima autoridad colegial para los próximos 5 años, o incluso por los que discurrirá algún eventual tercer candidato o candidatos en discordia si finalmente ésto no es una batalla entre el Antiguo Régimen y los frescos aires de renovación institucional que abandera El Patio sino que se suman más compañeros a la liza pese a que en 5 años NADIE excepto El Patio haya estado ahí para censurar lo malo y proponer constructívamente muchas medidas, adoptar muchas iniciativas, todas abortadas por el DecaNO que ya amenaza sonriente (y yo me pregunto, ¿de qué demonios se puede reír estando el panorama de la profesión como está?) continuar otro quinquenio abrasando a nuestro sufrido colectivo y dejando el Colegio y a los colegiados como un solar… En honor a la verdad pensamos que los problemas que aquejan al colectivo profesional de la Abogacía gijonesa no se arreglan sólo con un poco de Chapa y Pintura, con un par de brochazos, con buenas palabras, con promesas electorales vácuas y alicortas que luego sabemos que nunca se cumplen… Hay que arremangarse y hacer una rehabilitación completa del edificio, sólo con una chapuza de Chapa y Pintura no vamos a solucionar nada porque sería como tomar una aspirina cuando somos pacientes de un cáncer: inócuo.

    Por eso se presenta EL PATIO. Porque entendemos que moralmente tenemos la obligación de comparecer ante las urnas y previamente ante nuestros compañeros presentando nuestro Programa preñado de reivindicaciones inaplazables, exponiendo el PROYECTO PATIO, y proponiendo en positivo lo que queremos que sea nuestro Colegio en los próximos años si no queremos seguir cerrando Despachos y perdiendo día tras día cuota de clientela. Y porque entendemos igualmente que estratégicamente es imprescindible que se oiga alto y claro la voz del Patio y que atruene como un rayo para maximizar nuestro discurso, colocar el listón todo lo razonablemente alto que podamos y seamos capaces, a fin de que luego quienes tengan la responsabilidad de gobernar nuestro colectivo (y que de vosotros dependerá que sea la gente del Patio o… los de siempre) podamos regirnos por un Programa Máximo de altas miras y fuertes cotas de reivindicación frente a los poderes públicos de la Administración y frente a los propios órganos de representación y gobierno corporativos de nuestra profesión, y podamos negociar con ellos y conseguir nuestros objetivos desde una postura de fuerza y no de claudicación y pachanguerismo políticamente correcto. No puede ser que el primer enemigo que tengamos esté en nuestra propia casa… Si bien ésto nos hace más fuertes: parafraseando a don Santiago Ramón y Cajal, podríamos decir aquello de ¿NO TIENES ENEMIGOS? ¿ES QUE JAMÁS DIJISTE LA VERDAD O JAMÁS AMASTE LA JUSTICIA?”. Ese es el sino del Patio. Por eso tenemos tantos enemigos. Porque no somos políticamente correctos. Porque decimos lo que todos piensan pero muy pocos se atreven siquiera a balbucear. Porque no nos casamos con nadie y nos enfrentamos a todo aquel individuo o aquella institución que suponga un ataque o incluso un menoscabo a nuestra profesión y a nuestros intereses profesionales, o incluso teniendo que adoptar una posición activa de fuerza en nuestra defensa, compadree con quienes nos masacran en el BOE día tras día e incluso acalle nuestras legítimas protestas y reivindicaciones. Por eso molestamos tanto. Por eso se nos tilda de todo lo peor con el beneplácito de los acomodados en el Régimen. Pero todo eso, con ser triste y desagradable, acaba siendo un orgullo: ¿Ladran? ¡Luego cabalgamos!

    Pero también por eso pensamos muy honestamente, con el lícito optimismo de quien es consciente de que el partido hay que jugarlo, que torres más altas se vieron caer y que al final el triunfo estará en nuestro sacrificio, pero sobre todo en vuestras manos, compañeros de fatigas, que con vuestro voto podréis hacer posible que las cosas cambien radicalmente en nuestro Colegio y en nuestra profesión. El 7-N tienes la palabra. EL PATIO ya ha dado el paso al salir a la palestra ofreciendo su sangre, sudor y lágrimas para gobernar la institución de otra manera y solucionar los problemas que tenemos antes de que los problemas nos entierren a nosotros. Ahora sólo faltas tú. NO ES POR NOSOTROS, ES POR TÍ. ¡No nos falles!

     
  • El Novio de la Muerte 16:24 el 18 June 2014 Permalink | Responder  

    ABUNDANDO EN LO QUE BIEN ACABA DE DECIR MI AMIGO Y COMPAÑERO “SAVONAROLA”… 

    En efecto, como acaba de relataros mi buen amigo Savonarola, ante la negativa no por habitual en el Diez Veces NO (DecaNO) menos sonrrojante y digna de enojo profundo por nuestra parte de no querer convocar una Junta General Extraordinaria que tratase monográficamente la aplicación de la Ley de Tasas en nuestro ámbito y qué posibles medidas se podían arbitrar contra la misma, El Patio decidió recurrir ante el Consejo General lo que nos parecía una auténtica machada por parte de quien manda en la Junta de GobierNO de Gijón contra el sentir (y los intereses profesionales) de todos los Abogados de Gijón; me cupo el inmenso honor de ser yo quien suscribiera aquel recurso en nombre propio como colegiado de Gijón y asímismo en mi cualidad de Presidente de la Asociación de Abogados EL PATIO DE MI COLEGIO. Que media España esté levantada en pie de guerra contra las Tasas de Gallardón, muchos Colegios incluídos, y que aquí se nos vete el derecho de exigir a nuestros jefes corporativos locales a que convoquen una Junta General Extraordinaria cuando cumplimos todos los requisitos que exigen los Estatutos colegiales nos parece, cuando menos, indigno de quien figura y sale en la foto, los vinos y rosas, la farándula y los oropeles, gracias y por cuenta (y a costa) de todo el censo de colegiados gijoneses.

    En los archivos adjuntos podéis examinar la resolución que dictó el Consejo General de la Abogacía el pasado mes de Marzo, he de reconocer que contra todo pronóstico no porque no pensásemos que nos avalaba la razón sino porque dudábamos de que el Consejo fuese a acoger nuestras argumentaciones (de lo cual nos congratulamos todos y por lo cual reconocemos públicamente –por una vez- la equidad y justicia de dicho órgano corporativo), y que además, afortunados que somos los patios, le fue notificado a nuestra por entonces Secretaria de la Asociación en pleno III Congreso Nacional de los Abogados del Turno de Oficio que estábamos celebrando por aquellos días en Alcalá de Henares. Podéis imaginaros el regocijo que tuvimos y los ohsss de admiración que se ganó nuestra Asociación entre compañeros de toda España que asistían al Congreso (con no pocos representantes de unas cuantas Juntas de Gobierno, por cierto) cuando nos pasaron la información vía SMS y nosotros, una vez confirmada tras el lógico inicial subidón, la trasladamos de inmediato a todos los congresistas…

    El caso es que la Comisión Permanente del CGAE estimó nuestro recurso por unanimidad (ésto es importante destacarlo) y revocó el Acuerdo ruín e indigno que en su día había dictado quien no merece representar a un colectivo profesional de casi mil compañeros, en decisión la del Consejo que según nos confesó allí en Alcalá algún Decano muy próximo a nuestras posiciones reivindicativas, levantó muchísimas ampollas y un grave malestar a quien siempre dice NO frente al propio Carnicer, al que le pidió “explicaciones” ante lo que él consideraba una “humillación” en toda regla a manos de esos malditos chicos irredentos del dichoso Patio de mi Colegio… Le habíamos pintado la cara delante de sus propios colegas. Triunfo total para El Patio. Triunfo total (y ésto es mucho más importante que El Patio), para toda nuestra profesión y para quienes formamos parte de la misma, pues a ellos, a nosotros mismos, van encaminados siempre todos nuestros esfuerzos y desvelos.

    Como muy bien afirmó Savonarola hace un momento, Sergio Herrero, insensible ante los gravísimos problemas que sufrimos los colegiados (y que no son desde luego saber el itinerario de la Gymkana a celebrar este año, ni si lloverá o hará sol el finde que hagan la marcha a pie a Covadonga, ni siquiera –con ser muy grave- que cuando te convocan a una conferencia profesional en los locales de nuestro Colegio ésta haya de ser celebrada en la liliputiense casona de Cimadevilla… y que te digan que vayas pronto porque luego si te demoras un poco no cabes), decidió recurrir lo que él consideraba una afrenta personal del Patio y en particular de su humilde pero encorajinado Presidente hacia él, el Ser Superior del Colegio de Gijón, porque a fin de cuentas, como ya se os dijo, los honorarios de Letrado que haya que pagar para dirigir ese recurso contencioso-administrativo ante el TSJ los vamos a pagar los 900 colegiados gijoneses y no él, ni esos junteros abducidos por ese Ser Superior que entran allí y pierden repentinamente su raciocinio, su independencia de criterio, su sana crítica…, los derechos del Procurador lo mismo, y hoy mismo leía una resolución de Hacienda, y os aporto a continuación el enlace, que los Colegios Profesionales NO van a tener que pagar Tasas cuando accedan a los Tribunales en demanda de la tutela judicial efectiva, la suya, claro. Otro motivo añadido más para edulcorar la beligerancia de los Colegios contra las Tasas ya que ellos mismos, gracias a esas interpretaciones tan “así”, como la política seguida en España para conceder indultos, se van a librar de pagarlas para, como en esta ocasión, con nuestro dinero de colegiados, pero sin pagar las Tasas, atacar y perjudicar los intereses de los Letrados que formamos parte de aquéllos. Tan paradójico y surrealista como objetivo y cierto. Leed el siguiente enlace:  http://www.expansion.com/2014/06/16/juridico/1402935829.html

     

     

    Así las cosas, os facilito también copia del escrito que nuestra Asociación ha presentado hace unos días para personarse en ese recurso porque, no nos engañemos, el recorrido que le vemos al Consejo General para defender ante el TSJ su propio Acuerdo de Marzo estimamos que es más bien corto, muy cortito… Dudamos de veras desde El Patio –y nos encantaría equivocarnos- que el Consejo General realice una defensa brava y a cara de perro de su propia argumentación en Oviedo y más bien tememos que haya un paripé para salvar los muebles y la cara a todo quisqui y que el Colegio, echando el resto, esté más cerca de lograr la revocación del mismo y que el TSJ le dé la razón. Para evitar esa comedia y por eso mismo hemos decidido sin duda alguna personarnos también nosotros en las actuaciones y velar por nuestros propios intereses, que son los vuestros, compañeros. CON NUESTRO PROPIO DINERO, QUE CONSTE: EL PATIO ES QUIEN SE PAGA TODO. Al menos así garantizamos que va a haber una voz contundente, astifina y preñada de convicción que va a defender los intereses de los Abogados que queremos debatir fórmulas (que las hay, Sergio, las hay y muchas y muy buenas…) para combatir la aplicación de la Ley de Tasas y, derivado de ello, parar la sangría de casos y Clientes que estamos sufriendo todos los Abogados que no sólo nos dedicamos a Penal y llevamos asuntos en jurisdicciones donde sí es exigida inmisericordemente la maldita Tasa gallardoniana.

    Personación Patio ante el TSJ

    Os seguiremos informando, como siempre. Pero de momento, sirvan estas líneas, como las del distinguido compañero que me precedió en ello, para publicitar la realidad objetiva y tozuda de unos hechos que, si yo fuera Decano, no sólo me sacarían los colores, sino que me sacarían a gorrazos de la poltrona que estaría ocupando para daño, deshonra e ignominia propia y de toda mi profesión. Un Decano así, con un pelín de vergüenza torera que tuviera (sí, ya sé que hablo de un imposible, lo sé), dimitiría pitando porque su ética personal no le debería permitir seguir calentando el sillón ni un minuto más cuando se ve, se descubre, y se publican, las “maniobras orquestales en la oscuridad” que está haciendo PARA PERJUDICAR AL COLEGIADO USANDO ENCIMA EL PROPIO DINERO DEL COLEGIADO, poniendo por delante su indisimulado egocentrismo y su personalismo por encima del bien común y de los intereses de todos los colegiados, a los que juró servir y no servirse de ellos, que es muy distinto. Vivir para ver.

    Tenemos al Caballo de Troya en casa, chicos. Los Abogados gijoneses tenemos como máxima cabeza visible de nuestro Colegio a quien actúa manifiestamente contra nuestros intereses profesionales haciendo viajecitos de placer por media España con su Guardia Pretoriana adozenada para asistir a los saráos del Consejo y/o de las Juntas de Gobierno (como la indecencia moral de los gastos que hicieron recientemente en el aquelarre de Vigo de las Juntas de Gobierno) mientras por otro lado aplica la LEY MORDAZA a sus colegiados y les prohíbe reunirse para debatir su futuro o cumplir con su obligación de convocar una Junta General para discutir qué podemos hacer ante el penúltimo ataque no contra la tutela judicial efectiva del justiciable que significa el Tasazo, no, señores…, sino contra el futuro mismo de nuestra profesión como Abogados, amenazados de lock out y tener que irnos para casa porque simplemente DESDE QUE ENTRARON EN VIGOR LAS TASAS NO NOS ENTRA TRABAJO EN NUESTROS DESPACHOS. Y ésto se puede decir más alto, pero no más claro. Y el que lo niegue, o no es Abogado y no ejerce como Abogado, o miente como un bellaco. Parafraseando al clásico aforismo legal, “dura veritas, sed veritas”.

    Y por cierto, y ya para finalizar: el “compañero” (nunca unas comillas fueron tan oportunas) que firma el recurso contencioso interpuesto CONTRA LOS ABOGADOS GIJONESES por parte del Ilustre Colegio de Abogados de Gijón es un tal… JAVIER MENÉNDEZ REY, al que muchos conoceréis. Todo queda en casa. Aquí se habla siempre con luz y taquígrafos, compañeros; no la hagas, no la temas; el Procurador, Ignacio López González, de Oviedo. Os lo digo para que sepáis bien, que sepa todo el mundo, quiénes son los “compañeros” que nos están apuñalando por la espalda, con los que se puede (o tal vez no) trabajar, siendo Abogados que van contra Abogados, Procuradores que van contra Procuradores (nuestra filosofía anti-Tasas ampara no sólo a nuestro colectivo, sino también a nuestros hermanos los Procuradores de los Tribunales). Y todo a cambio de una fruslería como podrían ser las famosas treinta monedas de plata, ¡¡Judas!! En verdad debemos tener razón los patios cuando denunciamos lo espantoso que pinta el presente y el futuro de nuestra profesión si no adoptamos medidas quirúrgicas y democráticas (no rendidas a las oligarquías dirigentes) que pongan coto a estos desmanes, porque la verdad, Javier, prestarte a dirigir un pleito como éste, en el que vas a litigar contra tu propia sangre, contra tus propios compañeros, contra tus propios intereses de profesión, que tú visto está que no llevas sólo Penal…, o es de gentes muy necesitadas de esos honorarios, de esas cuatro perras que te puede suponer este asunto, o es de personas que no ponen la moralidad de sus actos en la cúspide de los requisitos imprescindibles e irrenunciables a la hora de decidir aceptar o renunciar a un asunto profesional. Ya sé, ya sé, que el hambre es muy negra, pero…

    img001 img002 img003 img004 img005 img006 img007

     
  • El Novio de la Muerte 18:57 el 8 June 2014 Permalink | Responder  

    La foto de las Azores, o la degeneración de una ilusión (y II) 

    Foto Azores

    Lo que pasó después no merece la pena ni molestarse en relatarlo porque este post no pretende ser un artículo de denuncia social ni de lloriqueos vanos. Simplemente quedémonos con una idea: la maniobra orquestada desde las alturas de nuestra profesión (con la firme sospecha de que nuestro DecaNO no fue ajeno a su gestación) puso como chivo expiatorio la queja fundada de quien ésto suscribe como motivo último del boicot institucional al Congreso, cuando la tozuda cronología de los hechos dice que fueron ellos quienes boicotearon sin rubor aquel evento convocando, a mala fe, a traición, un Pleno del Consejo que perfectamente podía haber sido convocado en cualquier otro momento porque yo no tengo Secretaria que me organice mi agenda, pero el Sr. Carnicer sí la tiene (y se la pagamos todos) y el Sr. Carnicer, por sí mismo personalmente y por medio de su Secretaria, sabía que el 7 de Marzo tenía una cita ineludible con los Abogados de Oficio de España, y con total desprecio a esa Abogacía de Oficio de España, a todos nosotros, convocó un Pleno que sabía que no sólo iba a provocar su inasistencia personal, sino también la inasistencia de otros Decanos que estaban designados en los Programas como Ponentes y la de otros que iban a acudir como meros congresistas de a pie con toda su buena voluntad. Pero como donde manda patrón no manda marinero…

    Después de aquellos procelosos días, un sector tan importante como timorato y maleable de la Confederación consideró que era más cómodo vivir servilmente a la sombra del poder que enfrentarse gallardamente a él; pensó que tal vez debiera cambiarse la filosofía de la Confederación haciéndola más maleable a los intereses bastardos de las alturas del poder corporativo y del poder político, en lugar de seguir a pie de obra al lado de los Abogados de Oficio, del pueblo llano; creyó, en definitiva, que era más adecuado hacer loas a Carnicer y los suyos –aunque nos hagan mil y un perrerías, como la que os cuento- en vez de cantarles las verdades del barquero y ponerles a remojo cuando se comportan con desprecio hacia nosotros y deslealtad hacia la profesión y los propios cargos cuyas poltronas calientan. Olvidaron con ello al clásico cuando dijo aquéllo de “España prefiere honra sin barcos, que barcos sin honra”, o también aquéllo de “preferimos morir de pie que vivir de rodillas”.

    ¿Qué debía hacer El Patio llegados a ese punto? Sencillo: convocar a nuestros fieles y decidir en consecuencia qué paso dar a partir de ese momento. Y como decíamos al principio de esta historia, al final optamos por salir de una Organización que había perdido su ardor guerrero para lanzarse en plancha al frenesí del pasteleo y del cambalache. Nosotros somos deudores del “Espíritu de Gijón”, y por eso mismo nos sentimos herederos y legatarios del mismo y no podemos ni queremos traicionar nuestras raíces. Nacimos contestatarios y moriremos contestatarios. Poco nos importa ser más o menos aplaudidos, y ni siquiera ser más o menos votados. Nos da exactamente igual. Jamás se dijo que Dios exista porque haya habido un referéndum que dijese que mayoritariamente Dios existe. Nos da igual que nos aplaudan o que nos tiren piedras. Lo importante es nuestra conciencia, la limpieza de miras de nuestros objetivos. Tenemos la razón, luchamos con honestidad y la Historia pondrá a cada uno en el lugar que le corresponde. Nuestra conciencia está y quiere seguir estando tranquila.

    Y hete aquí que como dice un viejo aforismo legal que “el que alega, prueba”, nos llega la foto que ilustra este post y con ella constituímos la mejor prueba material de que El Patio ha hecho lo correcto y que, desafortunadamente, el capital humano e ideológico que supuso la ilusión del nacimiento de la CEAT, se ha convertido en otra de las muchas Asociaciones filoinstitucionales que adornan el panorama de la Abogacía: igual que los propios Colegios y el Consejo General, o las AJAs (verdaderos equipos filiales de las Juntas de Gobierno colegiales), o muchas Asociaciones de Abogados que al final le ríen las gracias a los sátrapas de turno.

    En esa desgraciada foto vemos a la nueva cabeza ¿pensante? de la Confederación haciendo el juego a los dóciles y mansos de la tierra. Los aficionados a la tauromaquia llaman “cabestros” a los toros mansos, ¿verdad? Pues podría decirse, sin ánimo de zaherir a nadie y si se nos permite la metáfora inocente, que tal que así. Mansedumbre total y bajada de pantalones total. ¡Qué bajo han caído!

    No de otra forma puede entenderse cómo en una “movida” que organizan para analizar las vías de lucha frente a la reforma pretendida por el Sr. Gallardón para la Justicia Gratuíta, en el reportaje del que extraemos la foto sólo se hable de:

    • La nueva LAJG dificulta el acceso a la Justicia Gratuíta de los ciudadanos con menos recursos económicos y ataca a la tutela judicial efectiva.
    • Crear “actividades formativas”, “mesas redondas” y “cuadrípticos informativos” (sic) como medios de lucha contra la nueva Ley… La verdad es que tengo que reconocer que ésto a mí me dejó a-no-da-da-do, que diría nuestra Sara Montiel…
    • Organizar “concentraciones en los aledaños del Ministerio de Justicia y del Congreso de los Diputados”. ¿Se habrá enterado esta panda de tontos e inútiles que las manifas delante de las Cortes están prohibidas???
    • Reunirse con la Defensora del Pueblo y estrechar el contacto con el CGAE. Si por lo menos hubiesen dicho “estrechar el cerco” al CGAE…
    • A la Presidenta de una AJA lo que más le preocupa y menos le gusta de la nueva Ley es que “perjudica al ciudadano”.
    • Otro colega habla de difundir anuncios en los medios de comunicación y recabar el apoyo de las redes sociales (sic).
    • Otro más habla de que están ahí para defender “el derecho a la Justicia Gratuíta”.
    • Y entre tantos y tantos entrevistados, el nuevo guía de la CEAT aparece ignorado supinamente por los medios; ni una mala palabra ni una acción buena. De ser punta de lanza de todas las apariciones mediáticas de las Asociaciones más críticas con el establishment, han pasado a convertir a la CEAT en una simple comparsa de las Agrupaciones de Abogados Jóvenes y otras Asociaciones que o bien están claramente politizadas y no son Asociaciones profesionales de Abogados, o simplemente son alicortas y están achatadas por los polos porque le hacen el juego al poder; o sea, que se acogotan en cuanto huelen a los que detentan el poder. ¡Así nos luce el pelo!

    Ni una palabra de protesta contra la miseria que cobramos los Abogados de Oficio por la prestación de ese servicio público esencial en un Estado de Derecho. Ni una idea realmente subversiva o incómoda con el poder establecido (político e institucional) que haga temblar las estructuras de opresión que vivimos los Abogados de Oficio. Ni una palabra de convocar una huelga del Turno, llámese huelga, llámese cesación voluntaria del servicio (por aquéllo de si estamos o no dentro del art. 28 de la Constitución), o llámese como se quiera, pero todos nos entendemos. No. Ni una palabra. Que por cierto…, y lo trataremos en breve: en algún Colegio se ha adoptado del acuerdo de HUELGA en el Turno de Oficio (incluídas las Asistencias al Detenido), e incluso han sido apoyados los compañeros por aquel Decanato…; cuando se hace bien, se hace bien y nosotros no criticamos por criticar sino sólo cuando se hace mal; pero si se hace bien, como es el caso, también nos regocijamos en reconocerlo.

    Pero en definitiva, y volviendo a la otra “foto de las Azores” que ilustra este post, sólo vemos ahí las palabras huecas e insulsas que estamos hartos de escuchar a nuestros Decanos, a nuestro Presidente del Consejo General…, en definitiva, lo mismo de siempre, las mismas chorradas de siempre, promoción de medidas que sólo son auténticos monumentos a la estupidez humana y la misma palabrería políticamente correcta de siempre, frente a la que no dudamos que el Megalómano ministerial deba estar temblando y no logre conciliar el sueño por las noches…, dicho sea irónicamente. ¿Y así piensan de verdad que se combate un Proyecto de Ley que nos amenaza con la semiesclavitud por los próximos veinte años por lo menos? ¿Sólo se les ocurren mesas redondas, cuadrípticos informativos (lo del cuadríptico repito que es de nota), o concentraciones ILEGALES frente al Congreso de los Diputados? ¿Y esa clá son Abogados del Turno de Oficio que dicen defender a los Abogados que prestamos el Turno de Oficio? Pues con semejantes Abogados defensores, chicos, vivan los Ministerios Fiscales.

    No os extrañéis de que con el tufillo de cobardía y de arriado de nuestras banderas de guerra El Patio haya decidido seguir peleando por la Causa pero contando ya sólo con nuestras propias fuerzas y sin ninguna dependencia jerárquica ni orgánica de nadie.

    Pero una vez denunciado lo que no nos gusta, y por eso nos apartamos de ello, tranquilizamos a nuestros lectores, sobre todo a los de nuestro Colegio, para decirles que El Patio sigue en pie; que El Patio de mi Colegio va a continuar, contra viento y marea, al pie del cañón defendiendo todo aquéllo en donde se esté jugando el porvenir de nosotros, los Abogados. El Patio no va a participar jamás en politiqueos bastardos, en pasteleos ramplones, en fotitas de las Azores para fardar delante de los amigos pero sin que ello redunde en nada útil para el colectivo. No. El Espíritu de Gijón no es eso en absoluto y es nuestra obligación respetarlo y hacerlo respetar.

    Fieles a ese Espíritu de Gijón, El Patio de mi Colegio mantiene íntegra su independencia orgánica y operativa, inmaculada su honorabilidad institucional, y os asegura que seguirá con fidelidad exquisita los principios que informaron nuestro movimiento reivindicativo desde sus orígenes.

    El banderín de enganche para integrarse en esta sugestiva aventura reivindicativa está abierto; intégrate en El Patio y cada día seremos un poco más fuertes, más respetados, más tenidos en cuenta por políticos y por Decanos. Cuanto más fuerte sea El Patio, más cerca tendremos conseguir que se respeten nuestros derechos y que se acojan nuestras reivindicaciones. Nosotros te proponemos un “contrato social” en donde fijamos el catálogo de carencias endémicas que sufre nuestro colectivo y, por ende, las líneas maestras que deben integrar nuestra filosofía de combate institucional para mejorar nuestras condiciones del ejercicio de nuestra profesión.

    Nosotros cumplimos nuestra parte en el contrato. Ahora te toca a ti cumplir la tuya.

    ¡Te esperamos!

     
    • FLECO AMARILLO 17:52 el 10 junio 2014 Permalink | Responder

      Estimados compañeros y compañeras de profesión:

      De cara al verano que tan alegremente y soleado se nos plantea, volvemos o mejor dicho CONTINUAMOS, con los mismos, exactamente los mismos problemas dentro del ámbito de nuestra profesión aquí en Gijón y gracias a las gestiones y sobre todo “ayuda” y concienciación de SERVICIO por “nuestro” Colegio a nosotros los colegiados.

      Si, nosotros; tu, yo, esos, estos que pagamos religiosamente una Cuota cada nada, sencillamente para algo tan concreto y simple como que se NOS AYUDE. Que se nos den las condiciones, facilidades y herramientas necesarias para salir adelante en esta complicada pero apasionante profesión y que por ende y sin necesidad se nos hace más complicada cuando debería ser todo lo contrario.

      Creo que somos víctimas del pasotismo y el servilismo más absoluto.

      Parece que hubiera miedo, de qué?? , De qué para reivindicar tus derechos?

      Se te paga dignamente y PUNTUALMENTE y a mes vencido tu trabajo en el turno de oficio??

      Respuesta: Si no es así: porque, POR QUÉ me pregunto yo vamos protestando por los pasillos del Juzgado, y entre nuestros compañeros de Despacho de lo MAL que se gestiona todo esto… de que “son un desastre..” de que no se nos tiene respeto, ni sobre todo y esto es tanto más importante se nos valora nuestro trabajo??

      TE sientes desvalorizado, verdad? O peor: te sientes INDIGNADO porque trabajas y NO se te paga??, pues sabes yo que te digo? : QUE TE AGUANTES.

      No vale protestar, abrir el pico.

      Abrir el pico sólo y exclusivamente para criticar, No sirve una crítica aunque sea constructiva, sino se hace NADA al respecto.

      Y tu compañero, y tu compañera, me gustaría que reflexionaras sobre lo que haces para que TE PAGEN COMO TE MERECES, y sobre todo para pensar en PORQUE no lo haces, o de qué tienes miedo.

      No es digno no querer y no EXIGIR que se cumplan tus obligaciones contigo, tal y como tu cumples con pagar a tu colegio.

      No es digno para ti como persona y como profesional, y NO es digno para la profesión que ejerces.
      Llevo varios años viendo como no cambia ni esto ni nada en relación con este asunto y con muchos otros dentro del ámbito de nuestro Colegio.

      Sinceramente, amigos, prefiero que me paguen como es debido, a que me ofrezcan mil y mil cursos sumamente interesantes para realizar y toda una oferta de los mismos, más de la mitad de ellos pagando igualmente por cierto.

      ¿CÓMO ES POSIBLE, ME PREGUNTO YO, QUE NO SEAMOS CAPACES DE ABRIR LOS OJOS CON RESPECTO A ESTO??

      De verdad pensamos que nuestro Colegio necesita, todo el presupuesto que se le asigna para repartir entre las AJAS, y excursiones a diferentes sitios a muchos de los cuales ni siquiera tu irás o no tienes interés ninguno en acudir? Sinceramente y otra vez lo mismo: prefiero que me paguen PUNTUALMENTE mi trabajo, a que me inviten a Covadonga, o me manden circulares para ofertarme cursos gratuitos pocas veces…

      Estamos instalados en la COMODIDAD, y mientras sigamos así, NO VAS A COBRAR POR TU TRABAJO.

      Si de verdad te importa esto, esto es una de las cosas y cuestiones por las que desde aquí estamos LUCHANDO con todas nuestras fuerzas.

      Nadie desde nuestra Asociación está pidiendo cosas desorbitadas, tú lo sabes, y del mismo modo es lo único que nos mueve, que TU, y nosotros tengamos (YA QUE PAGAMOS), unos servicios de calidad cuando realmente los necesitamos y sobre todo que se nos pague y SE TE PAGUE lo que trabajas.
      Sólo por esto, te animaría a que nos contactaras y nos ayudaras en esta lucha que yo personalmente considero tan, tan DIGNA Y JUSTA.

      Estamos esperando que quieras ayudarnos a “ayudarnos y ayudarte”.

      Pero si sigues sin hablar, sin decir nada, sin comentarnos, sin contactarnos, no podemos hacer nada para que a ti al igual que a todos y todas se nos pague cuando toca.

      No es necesario que hagas nada extraordinario, solo que sumes uno más .Porque con uno más, uno más y otro más, al final tú COBRAS TU DINERO.

      Pero si no te implicas seguirás como siempre. Sin tu dinero.

      Un abrazo compañeros.

  • El Novio de la Muerte 18:43 el 8 June 2014 Permalink | Responder  

    La foto de las Azores, o la degeneración de una ilusión (I) 

    El Patio de mi Colegio ya no pertenece a la CEAT. Nuestra Asociación, tras debatirlo en Asamblea, decidió apartarse de una Confederación que ya no se parece en nada a lo que con tanto esfuerzo e ilusión colaboramos a su alumbramiento como sus principales “padres” cuando allá por el mes de Junio del año 2.009 convocamos y celebramos en nuestra ciudad el que fue el I Congreso Nacional de Abogados del Turno de Oficio, primero que se celebraba en España y acaso en todo el mundo; pioneros que somos los de Gijón. Aquel Congreso nacido casi en la clandestinidad por obra y gracia del que siempre dice NO (…), alcanzó la pujanza que alcanzó no sólo aquí en Asturias sino en toda España quizás debido precisamente a esa cerril hostilidad, pues nunca hasta la fecha nadie se había molestado en analizar monográficamente los problemas y las miserias de la Abogacía de Oficio como hicimos ante toda España los que poco tiempo después constituímos formalmente lo que hoy es nuestra Asociación de Abogados de Oficio “El Patio de mi Colegio”.

    El caso es que si algo caracterizaba a la CEAT nacida a las riberas del Cantábrico (y diría que hasta a las riberas del río Piles dada la ubicación del Hotel en donde celebramos aquel Congreso) era su carácter abiertamente radical, reivindicativo, directo y casi hasta ciertamente iconoclasta. Eso fue lo que integró el concepto de lo que se llamó “el Espíritu de Gijón”, el cual impregnó no sólo aquel Congreso, sino la filosofía fundacional de la Confederación a la cual “los padres fundadores” quisimos y supimos impregnar de ese rabioso estilo directo, ardiente y combativo.

    Fruto de aquellas venturosas jornadas, amén del acuerdo congresual de fundar y constituír lo que luego se denominó CEAT, fue la elección de un puñado de compañeros de toda España que, debidamente delegados por los congresistas, formaran una Comisión Constituyente que redactara unos Estatutos y diera forma a la idea surgida –todo hay que decirlo- de las propias cabezas pensantes gijonesas, que fueron quienes luego la expusieron a los compañeros venidos hasta de 8 Comunidades Autónomas distintas cuando aquí nuestro DecaNO nos negaba el pan y la sal (cinco años después, como Julio Iglesias, la vida sigue igual…) y se seguía agarrando a humillantes y vejatorias expresiones como “supuestos Abogados”, “supuesto Congreso” o “supuestos colegiados” para referirse a nosotros… para seguir negando que la Tierra es redonda. Para su zozobra y la de los cipayos que le secundan, El Patio no es hoy, como no lo fue nunca, una realidad virtual, mi querido lector, sino una realidad física, tangible, muy presente en la vida colegial gijonesa desde que nuestras compañeras Las Cuatrillizas un buen día del año 2.008 dieron un paso al frente y nos pusieron las pilas a todos los que cogimos el testigo y fuimos detrás.

    Pero no quiero desviarme.

    El caso es que tras redactar y aprobar trabajosamente aquellos Estatutos confederados, y redactar un Programa Máximo de reivindicaciones profesionales que también, como casi todo, fue “cosecha Patio” casi en su totalidad, este humilde redactor de estas líneas resultó elegido primer Presidente de la Confederación. Bajo mi mandato nos afanamos en asentar el proyecto confederado en todo el territorio nacional, y así podemos decir que hasta Marzo de este año la CEAT tenía miembros inscritos de hasta 10 Comunidades Autónomas, incentivando como era nuestro objetivo el asociacionismo independiente y rebelde entre los compañeros de toda España; tendimos puentes con las instituciones corporativas de nuestra profesión en una actitud que fue constantemente dinamitada desde dentro y desde fuera porque a La Casta –que también la hay en la profesión, y muy casposa por cierto- no le interesa que el aire fresco entre por las ventanas, y porque muchos indigentes intelectuales que se ponen todos los días la toga como nosotros parecen jugar en el equipo rival y persisten en dispararse en el pie una y otra vez en lugar de defender lo que es nuestro, nuestro porvenir, nuestros derechos y nuestros intereses.

    Así las cosas, de cara al III Congreso Nacional de Abogados del Turno de Oficio que celebramos el pasado mes de Marzo en la localidad madrileña de Alcalá de Henares, este Presidente, que lo era de la CEAT, no tuvo más alternativa que fustigar a la Nomenklatura institucional de nuestra profesión por torpedear su celebración cuando Carlos Carnicer, actuando a traición, convocó un Pleno del Consejo General prescindible que bien podía haber convocado para cualquier otro fin de semana del año (que tiene 52 nada menos), máxime después de que, desde Navidades, a través de su Secretaria, se nos hubiese dado palabra de la aceptación por su parte de la invitación que le cursó la CEAT en el mes de Noviembre para que asistiese al evento en la doble calidad de Ponente y además en el de una de las autoridades que iba a abrir el mismo Congreso. Pues bien, cuando la deslealtad y la mala fe presiden la acción de una institución que vive a nuestra costa, que cobra un buen dinero a nuestra costa y que figura en el papel couché a nuestra costa, lo menos que tiene uno derecho a hacer cuando es injustamente menospreciado por el poderoso es ejercitar su sacrosanto derecho a la legítima defensa; todos somos Abogados y no voy a recordar aquí los fundamentos doctrinales últimos de tal derecho inalienable. Tras comprobar que, en efecto, después de confirmar su asistencia, el Sr. Carnicer nos traiciona a dos semanas del Congreso (¡dos semanas, señores!) y maliciosamente decide convocar una fruslería del Consejo General para el mismo día, a horas totalmente incompatibles lo uno con lo otro (cuando era totalmente factible compatibilizar ambos eventos a poca buena voluntad que hubiesen tenido), vemos cómo se van produciendo sin solución de continuidad, en cascada, las deserciones de otros Ponentes que iban a participar en nuestro Congreso Nacional: el Decano de Málaga (Presidente, a la sazón, de la Comisión de Turno de Oficio del CGAE, de la cual, por cierto, forma también parte un tal Sergio Herrero…), el Decano de Alcalá de Henares (anfitrión del Congreso y que tampoco podía asistir a nuestro acto si Carnicer convocaba un Pleno el mismo día a la misma hora), la Decana de Madrid y Vicepresidenta del CGAE…, además de bloquear la asistencia de otros Decanos que ya habían comprometido la misma como congresistas de a pie como eran los casos de los de Valladolid o Toledo, por ejemplo. Un Congreso que pretendía normalizar la relación entre los entes corporativos de nuestra profesión con los movimientos reivindicativos más rebeldes, y que se veía abocado al fracaso, sin margen de tiempo ya para hacer cambios aceptables de Programa, con media nómina de Ponentes que no iban a asistir, y todo gracias a la deslealtad y mala fe del Presidente del Consejo General, que convocó un Plenito del CGAE en una fecha que él ya tenía marcada en rojo desde Navidades, y a las malas artes por lo bajini –ésta es una apreciación subjetiva- de otra tercera persona…

    Porque a nadie se le puede escapar el dato objetivo de que nuestro no amado DecaNO es, como dije antes, el nº 2 de la Comisión de Turno de Oficio que preside el Decano de Málaga, y que iba a ser Ponente, Francisco-Javier Lara. Es creíble y cabe dentro de la pura lógica que la mala prensa y las insidias que indudablemente el Sr. Herrero extiende por doquier del Patio y de quienes lo dirigimos hayan llegado de primera mano a su colega de Comisión, que éste hablase con Carnicer, y que de común acuerdo a tres bandas se escogiera la vía de la sutileza como la más adecuada para pinchar el III CAT´14 dejando a dicho evento huérfano de Ponentes a pocos días de su celebración. Era su siniestra jugada maestra; siniestra, y rastrera. Repito: no es una acusación formal, pero sí una sospecha fundada de varios patios y de incluso algunos compañeros de Confederación que hábilmente hilaron unos datos con otros y al final tenemos una historia que tal vez, sólo tal vez, podría ser la causa última de una maniobra tan rastrera como traicionera por parte del más alto responsable del CGAE. De hecho, y como prueba manifiesta de lo anterior, recuerdo cómo cuando el día que acudí personalmente, junto a otra compañera de la Junta Directiva del Patio, a cursar la invitación de asistencia al Congreso de Alcalá al DecaNO Sr. Herrero, éste nos confesó que efectivamente había “desaconsejado” a Lara y a Carnicer su asistencia a nuestro Congreso porque (sic), abrimos comillas, “vosotros –El Patio, la Confederación- no estáis ahí para luchar por los intereses de los Abogados, vosotros estáis buscando otros fines” (sic), cerramos comillas. La compañera de Directiva en cuestión seguro que recuerda perfectísimamente estas groseras palabras de quien ocupa la más alta cota de representación de nuestro Ilustre Colegio y podrá dar testimonio de la veracidad de mis afirmaciones…

    Claro, lo uno lleva a lo otro: una vez constatamos la deslealtad con que nos obsequiaban desde arriba y la amenaza de arruinar el Congreso por deserción forzada de Ponentes clave, nuestra respuesta rápida, ágil y contundente no se hizo esperar. Pero es que no era para menos, mis queridos compañeros. En el mensaje de salutación al Congreso alcalaíno, éste que suscribe cargó sus diatribas como Presidente confederado contra unos responsables institucionales de la Abogacía que no nos merecemos y que nos habían tratado con displicencia aceptando primero (con más de tres meses de antelación) nuestra gentil invitación, para cancelarla por la vía de la deslealtad y la traición a pocos días del Congreso y con una disculpa tan peregrina como que el Presidente del CGAE había convocado para ese día un Pleno del Consejo…, que simplemente era para celebrar unas elecciones corporativas que bien podían haber sido convocadas para una semana antes, o para una semana después, porque eso no corría ninguna prisa y se podía correr en el calendario a discrección. El colmo del cinismo ocurre cuando, tras nuestro lógico malestar expresado en el blog del Congreso confederado, la Abogacía institucional monta en cólera y entonces nos dicen que “debido a esas acusaciones tan injustas”, ni Carnicer ni nadie del Consejo (ningún Decano) va a acudir a Alcalá de Henares ni como Ponente ni como público; vamos, que nos bloqueaban con un cordón sanitario. ¡Cinismo sublime!

     
  • El Novio de la Muerte 11:19 el 12 February 2014 Permalink | Responder  

    Convocatoria del III CONGRESO NACIONAL DE ABOGADOS DEL TURNO DE OFICIO (III CAT´14) 

    Queridos compañeros:

    Los próximos días 7 y 8 de Marzo vamos a celebrar, en la universitaria ciudad de Alcalá de Henares, el III Congreso Nacional de Abogados del Turno de Oficio (III CAT´14) que organiza la Confederación Española de Abogados del Turno de Oficio y Asistencia Jurídica Gratuita (CEAT) con el siempre impagable impulso de nuestra Asociación local, El Patio de mi Colegio. Cita importante para cualquier Abogado, pero imprescindible para quien además desempeñe el Turno de Oficio y/o la Asistencia Jurídica Gratuita en cualquier lugar de España.

    Desde los tiempos tan entrañables como ciertamente duros e ingratos del I CAT´09, celebrado en Gijón como recordáis todos, con la vergonzosa hostilidad manifestada por la Junta de Gobierno de nuestro Colegio, mucho camino hemos hecho al andar, que diría el poeta, y muchas cosas han sucedido en nuestra profesión. Lo que en aquel momento se dio en llamar “el espíritu de Gijón” continúa vigente hoy en día, y fruto de ese encomio desinteresado, idealista y casi utópico, fue la elaboración de los Estatutos de lo que hoy es la Confederación y el posicionamiento claro y diáfano de la CEAT como bastión irreductible de la defensa a ultranza, sin concesiones a la galería, de los intereses profesionales de todos los Abogados de España y especialmente de quienes servimos al Estado en la previsión constitucional de su artículo 119.

    Se han convertido en cita tradicional nuestros sucesivos Congresos Nacionales; después del primero en Gijón (memorable por muchas razones, y porque fue el primero que se celebraba en todo el mundo sobre la materia), en el año 2.011 lo celebramos en Córdoba y ahora le toca a Alcalá de Henares. Ponentes de la categoría profesional, intelectual y mediática como Javier Gómez Bermúdez (Magistrado de la Audiencia Nacional) o Javier Nart (insigne compañero de toga barcelonés) han sido sólo algunos de los más preclaros ejemplos de la elevada calidad técnica de los participantes en ediciones anteriores al aportar su experiencia, elocuencia y sugerencias ante los gravísimos e irresolutos problemas que adolece la Abogacía de Oficio. Oír del Juez Gómez Bermúdez que es inaceptable la prestación económica abonada por el Estado a los compañeros que actuaron de Oficio en el juicio del 11-M, ó a nuestro compañero Javier Nart que la estructura de la Justicia Gratuita en España “es un Rolls-Royce sin gasolina”, aludiendo a la excelente planificación teórica junto a la denigrante retribución económica que percibimos, no tiene precio. Y el III CAT´14 de Alcalá no se quedará atrás en absoluto pese a los desprecios y las huídas cobardes de quienes rehúsan dar la cara y exponer sus argumentos… caso de que los tengan…, para defender su más que discutida y discutible gestión al frente de órganos de los que se sirven, pero a los que no sirven ni para los que sirven.

    Hasta Agosto del 2.010, y tras ímprobas reclamaciones de nuestra Confederación al CGAE, a los Colegios, al Gobierno, al Defensor del Pueblo, ante los medios de comunicación…, siempre con El Patio como punta de lanza de todas las reivindicaciones e iniciativas, por fin se consiguió que el Abogado de Oficio, teóricamente, pase a disfrutar también de la Sanidad pública. Y decimos teóricamente porque se impuso un baldón humillante, injusto y que me atrevo a calificar no sólo de ilegal sino inconstitucional, el cual consiste en limitar esa cobertura de la Sanidad pública a Letrados cuyos ingresos brutos no superen la cantidad de 100.000 euros anuales. Ignorando que la Sanidad se sostiene por medio de impuestos y quien tenga la fortuna de ingresar (que no es lo mismo que ganar, ojo…) más de 100.000 euros anuales, contribuirá más y mejor al fisco que el que gane menos. Bueno, pues nuestros representantes corporativos, tras recordar en una línea este hecho indudable, llevan año y medio sin abrir la boca al respecto, sin exigir con contundencia verbal e incluso con la procesal que las leyes nos otorgan y que a ellos obliga dados los cargos institucionales que ocupan en la profesión, la inmediata derogación de ese límite económico y lograr que todo Abogado de España, independientemente de cuál sea su cuenta de resultados, disfrute de la Sanidad igual que hace cualquier otro ciudadano español o incluso extranjero residente en nuestro país. Ni una sola palabra.

    Como tampoco se dice nada, y se hace menos, para evitar al fin que el coste de la Justicia Gratuita en España siga recayendo, como pasa desde hace más de 30 años de democracia, sobre las dolientes economías privadas de los Abogados que desempeñan ese servicio público. Dicen, de cara a la galería, que el Turno de Oficio está mal pagado, para sonreír a renglón seguido de cara a la cámara, dar la mano al político de turno, y esperar que el tiempo traiga alguna prebenda o reconocimiento del tipo que sea para premiar servicios prestados por la docilidad y mansedumbre con el poderoso de todo signo político en detrimento de los Abogados, que les pagamos Secretarias, dietas y coche oficial.

    Desde nuestras alturas corporativas se tiene más en la boca y en el espíritu la defensa incondicional de los intereses del justiciable que los del Abogado. Un justiciable que ya tiene la defensa de las Organizaciones de Consumidores, y que no le paga al Sr. Carnicer ni una Coca-Cola, frente a unos Abogados que somos los que nos vemos obligados –esa es la palabra adecuada, “obligados” si queremos ejercer- a sostener económicamente con nuestros cada día más escasos dineros la costosa burocracia del Consejo General de la Abogacía Española y de 83 pequeños Reinos de Taifas que no quieren soltar su bocado -aquí en Gijón vimos el rebote mayúsculo del DecaNO ante la posibilidad de que se le acabase el chollo si al final desaparecía el Colegio- porque han hecho de su existencia la razón de vivir -y vivir bien- de muchos, que dicen acudir a las elecciones a servir a lo público (sic), cuando lo que realmente ocurre es que la inmensa mayoría medran para servirse de lo público.

    ¿Hasta cuándo nuestra indolencia?

    ¿Hasta cuándo seguir consintiendo que sean los propios Colegios de Abogados quienes hagan de esquiroles a romper una huelga del Turno en cuanto en algún sitio los compañeros cesan voluntariamente en su prestación de servicios profesionales como medida de presión contra la Administración que nos paga como a esclavos el trabajo de hombres libres? ¿Hasta cuándo vamos a seguir consintiendo que nos ninguneen como a los “siervos de la gleba del siglo XXI”? ¿Por qué callar si una Consejera de Justicia de una Comunidad Autónoma -Asturias- nos llama “peseteros” o si otro homólogo de otra Comunidad Autónoma -Valencia- dice que el Turno de Oficio le está saliendo “muy caro”? ¿Por qué quienes por las poltronas que ocupan deben salir como jabatos en defensa de nuestra dignidad profesional y luchar a brazo partido con la Administración para que nos paguen a criterio de mercado (los Abogados también somos humanos y nos afecta la crisis económica, como a todo el mundo), callan y otorgan cobardemente mientras en las fotos ríen y siguen sonriendo con el Poder como si vivieran en la Arcadia feliz?

    Todas las reformas procesales que habidas en España desde la promulgación de la nueva Ley de Enjuiciamiento Civil en el año 2.000 tienden directa o indirectamente a robar cuota de mercado a los Abogados: juicios monitorios, arbitraje, mediación (con la ley actual un Ingeniero Aeronáutico o un Veterinario puede ser mediador), supresión de segunda instancia en muchos procedimientos judiciales… El actual Ministro de Justicia ha cedido ante las presiones del Consejo de Colegios de Notarios de España y les prometió darles las separaciones y divorcios de mutuo acuerdo y sin hijos menores a precios irresistibles para los Abogados…; ahí vemos, por enésima ocasión, la diferencia entre ocupar un puesto de defensa de sus colegiados y ejercerlo fiel y lealmente, y no hacerlo y dedicarse a otros menesteres menos loables como la defensa del justiciable mientras nosotros y no el justiciable somos quienes pagamos su coche oficial o sus aviones en Business.

    En el último año se ha visto la repercusión de la Ley de Tasas en la profesión y el mazazo, para algunos compañeros, definitivo, que supuso la entrada en vigor de la Ley de Robin Hood, pero sin darle luego el dinero a los pobres, porque con esa Ley se roba el dinero a los pobres para dárselo a los ricos. La actitud de los órganos corporativos de la profesión fue en todo momento sangrar una vez más por el justiciable, por la tutela judicial efectiva del art. 24 de la Constitución, por la merma en derechos fundamentales y en el acceso a la Justicia de todos los ciudadanos… Pero ni una palabra recordando e incidiendo que esa disminución de la judicialidad en los Tribunales ante el Tasazo implica un tiro de gracia en la economía del 90 % de los Despachos de Abogados españoles, que nos quedamos sin trabajo. Mas faltamos a la verdad si decimos que no han recordado nuestros próceres corporativos ni una sola palabra sobre la materia. Sí que lo han hecho, para sentar la idea, falsa de toda falsedad, de que “en absoluto” la Abogacía española (sic) se opone a la Ley de Tasas por corporativismo y por defender su cuota de clientela, sino por su defensa del ciudadano por la función social de la Abogacía y blablabla… Como dijera el responsable de la defensa del Cuartel del Simancas, aquí en Gijón, en 1.936, “disparad sobre nosotros, el Enemigo está dentro”.

    Eso sí: fotos sonrientes con el poder político, el económico y el institucional del Estado en su triple acepción de Estado central, autonómico y local, todas las del mundo. Porque como bien sabemos, el que se mueve no sale en la foto y acaso luego pierdan futuros trampolines para mejores poltronas si ahora se muestran “excesívamente” beligerantes en la defensa de la Abogacía y los intereses de quienes formamos parte de ese colectivo de más de 140.000 profesionales en toda España.

    Por eso se hace imprescindible el concurso en la vida corporativa de la profesión de la CEAT; y en lo que a Gijón se refiere, por eso se torna en absolutamente necesario la presencia activa y constante del Patio para recordarle a la Junta de Gobierno que los Abogados tenemos nuestros problemas y que ellos están haciendo menos que nada a la hora de luchar y pelear por nosotros. Sólo El Patio de mi Colegio en Gijón está dando la cara para defender lo que es nuestro.

    Por eso ha nacido la CEAT y las Asociaciones locales que alumbraron su nacimiento, como El Patio de mi Colegio. Porque se torna en imprescindible que una voz DE ABOGADOS Y PARA ABOGADOS se oiga en el ámbito de la Justicia en España. Porque ya está bien de sostener organismos medievales con el dinero que no tenemos y que luego se encarguen de defender intereses bastardos que nos son ajenos y a veces son hasta antagónicos. Un Despacho de Abogados no es una ONG-Jurídica sino una actividad profesional que busca el lucro a través del trabajo; algo tan honesto y tan sincero como eso. No somos ni la OCU ni Caritas. Somos profesionales del Derecho y por eso queremos vivir del ejercicio del Derecho. Igual que un Juez, que un Fiscal, que un funcionario cualquiera de la Administración. No somos más, pero tampoco menos que ninguno de ellos. Y si quienes han de defender nuestros intereses renuncian vergonzosamente a hacerlo, tendremos que constituirnos en autodefensa y actuar por nosotros mismos para defender el Pan y la Justicia que nos corresponde a todos los que ejercemos esta profesión. Por eso está aquí la CEAT.

    En nuestro inminente III Congreso Nacional trataremos temas de pujante interés y relevancia para todos nosotros: qué papel (ignominioso, ciertamente) desempeñan hoy los Colegios de Abogados y toda la estructura orgánica de nuestra profesión, y cuál debería asumir si quieren que permitamos su supervivencia con nuestro amor, nuestro respeto y sobre todo con nuestro dinero a modo de cuotas; un análisis exhaustivo de la nueva Ley de Asistencia Jurídica Gratuita que pretende promulgar el actual Gobierno; la incidencia asesina que la Ley de Tasas ha tenido sobre nuestros Despachos, y cuáles puedan ser las herramientas legales a nuestro alcance, ciertamente imaginativas algunas, para combatir su aplicación y lograr su final erradicación del panorama legislativo español; y por último, un tema ciertamente nuevo y sugestivo: diseñar lo que debería ser el Estatuto del Abogado de Oficio, pues el CGAE ha tenido a bien redactar y apadrinar la Carta de Derechos del justiciable en materia de Justicia Gratuita, pero no ha tenido la valentía de hacer lo propio, y con todo su ahínco, para publicar y promocionar un documento análogo que pusiera a los Abogados en el puesto de honor que ciertamente nos corresponde: pues bien, si no lo hacen ellos, lo haremos nosotros, los confederados.

    Tenéis el acceso a toda la información relativa al III Congreso Nacional de Abogados del Turno de Oficio en el siguiente enlace: http://www.congresocat.com  Ahí podréis ver el Programa con todas sus Ponencias y la nómina de ponentes; distintas opciones de alojamiento a precios preferenciales; impreso de inscripción, etc. Recordad que los afiliados al Patio son miembros de pleno derecho de la Confederación y por lo tanto se pueden acoger a los precios reservados para los confederados. Y los que todavía no lo seáis, en El Patio os esperamos con los brazos abiertos y además podéis incluso afiliaros si lo deseáis sólo a la Confederación, con bonificación especial para promocionar el Congreso, y participar de la CEAT como Letrados individuales.

    Y llegados a este punto, ¿todavía tienes dudas, querido compañero, para no acudir a Alcalá de Henares en Marzo y participar de nuestro Congreso, que es el tuyo?

    Germán-Ramón Inclán Méndez
    – Presidente CEAT –

     
  • El Novio de la Muerte 01:31 el 25 November 2013 Permalink | Responder  

    TASAS: DOS FORMAS DE ENTENDER Y DIAGNOSTICAR EL PROBLEMA 

    Realidad aglutinadora del problema

    Realidad aglutinadora del problema

    Mensaje del Patio en defensa de nuestra profesión

    Mensaje del Patio en defensa de nuestra profesión

    El Consejo General de la Abogacía Española había hecho un llamamiento tiempo atrás para que el pasado Jueves 20 de Noviembre, 20-N, cuando se cumplía un año de la decisión del Ministro de ¿Justicia? de implantar el sistema de Tasas con carácter de generalidad a todas las personas físicas y jurídicas, los Abogados españoles saliéramos a concentrarnos delante de las sedes judiciales de toda España a fin de manifestar el rechazo frontal y sin ambages de nuestro colectivo ante tan injusta y bárbara medida; y decimos “bárbara” como relativo a lo que tiene que ver con los bárbaros, no que la medida sea bárbara en su más dulce sentido de fenomenal…

    Ante tal circunstancia, la Asociación de Abogados EL PATIO DE MI COLEGIO, de Gijón, se planteó internamente cuál fuera la actitud a adoptar por nuestras siglas ante el citado llamamiento venido de las más altas magistraturas de la profesión. Al final optamos por participar en el acto, si bien que juntos pero no revueltos. Entendimos que EL PATIO DE MI COLEGIO no se puede sustraer a la problemática creada por la imposición injusta de un sistema tasado de acceso a la Justicia, y que nuestros compañeros de Asociación y, en todo caso, nuestros compañeros todos de profesión no iban a entender un quedarse “en los cuarteles de invierno” por parte de nuestra entidad cuando todo el mundo sabe que estamos siendo el único referente válido y permanente de oposición a las formas de la actual Junta de Gobierno desde las últimas Elecciones colegiales y de concienciación ante los graves e irresolutos problemas que aquejan nuestro presente y futuro profesionales; los únicos que desde aquel entonces –y consta en varias Actas- venimos haciendo propuestas constructivas en sucesivas Juntas Generales colegiales en donde nos hemos estrellado con el desdén y el despotismo de quien rige los destinos de nuestro Ilustre Colegio; para la Historia, y para todo aquél que le pueda interesar, repetimos que ahí tiene las Actas que atestiguan lo que aquí estamos afirmando.

    En consecuencia, EL PATIO DE MI COLEGIO se aprestó a organizarse a fin de proponer un lema propio para la concentración que, sin olvidar el discurso políticamente correcto que desde hace más de un año viene invocando la Abogacía oficialista tanto en Gijón como en el resto de España, lo enriqueciese con la “filosofía-Patio” y añadiera un matiz netamente reivindicativo y de defensa de nuestra profesión y nuestro maltrecho futuro profesional. Por esa razón el mensaje que exhibió El Patio en la concentración del pasado Jueves fue LAS TASAS HUNDEN NUESTROS DESPACHOS Y TUS DERECHOS; totalmente expresivo y aglutinador de las dos víctimas que provocó el Tasazo del Megalómano: el derecho a la tutela judicial efectiva de todos los ciudadanos, sí, pero también el futuro (negro) al que nos aboca dicha Ley –al igual que otras ya aprobadas y de previsible aprobación- a todos los Abogados españoles.

    Como sabrá el sabio lector de estas líneas por el conocimiento que ya tienen en todo el Colegio de nosotros, EL PATIO DE MI COLEGIO tiene una doble cualidad de talante reivindicativo y profesional que alguno podría quizás tildar de carácter “de clase”, utilizando la dialéctica marxista por un lado, y “corporativo”, acogiendo la dialéctica fascista, por otro. Desde el profundo, contrastado e indubitado apoliticismo de nuestra Asociación, de inspiración, fines e intereses exclusívamente profesionales, podemos admitir esa dualidad como cierta al menos desde el punto de vista terminológico por cuanto es un hecho que EL PATIO DE MI COLEGIO responde a una defensa indisimulada y a pecho descubierto de los intereses profesionales de sus miembros y, en general, de todos los Abogados. En consecuencia, es normal que nuestra retórica y nuestro comportamiento se inspire en la idea ofrecer una Asociación profesional con vocación de SINDICATO DE ABOGADOS, sólo de nuestra profesión y por tanto corporativista, o de una determinada clase y por lo tanto también de clase.

    La consecuencia obvia es que EL PATIO DE MI COLEGIO acudió a la concentración anti-Tasas del Jueves pasado con su propio mensaje para denunciar lo que de pernicioso tienen las Tasas para la Abogacía, distinto sutilmente del políticamente correcto y demostradamente inútil que destila el Consejo General y todos los Colegios. LAS TASAS HUNDEN NUESTROS DESPACHOS Y TUS DERECHOS. Esa y no otra es nuestra preocupación nuclear: nuestros Despachos…

    Al Patio le corresponde el honor de ser la única Asociación profesional genuínamente asturiana que en todo el territorio del Principado de Asturias viene defendiendo a ultranza y en exclusiva los derechos profesionales de los Abogados, reivindicando mejoras y derechos para los Abogados, y que se atreve a denunciar las afrentas de toda índole que desde arriba del poder político (Gobiernos de turno) como desde arriba del poder corporativo de la profesión (Consejo General y Colegios) venimos sufriendo estóicamente los Abogados asturianos; ni siquiera ninguno de los dos Colegios de Abogados de la región, olvidando sus deberes y obligaciones derivados del todavía vigente Estatuto General de la Abogacía, ha roto todavía una lanza por la defensa de los Abogados y del futuro de sus Despachos frente a la barbarie que supone la Ley 10/12, de 20 de Noviembre y la pantomima de su modificación posterior en Febrero de este año. EL PATIO DE MI COLEGIO es el único que ha tenido arrestos para denunciar, en público, y a todo color y calor, ante el foco de la cámara, el exterminio sistemático con que el Sr. Gallardón amenaza a nuestro colectivo, llegando al punto de tener que cerrar un gran número de Despachos de compañeros en toda Asturias y en toda España; ésto que estamos padeciendo este año puede ser sólamente el comienzo… Y ante eso se rebela El Patio, más legitimado que nunca al ver el pasotismo y la franca dejación de funciones que los Colegios hacen de sus obligaciones legales.

    En las fotos que veréis adjuntas a este post de la mentada concentración podréis ver las dos caras de la Luna, las dos formas de afrontar un problema, las Tasas, que amenaza ser la “Solución Final” contra los Abogados aunque unos no lo quieran ver. A un lado, el sector oficialista, con su DecaNO al frente, con una pancarta que pagamos todos los colegiados de Gijón y en donde lo único que se destaca es que las Tasas afectan a los derechos del justiciable; el problema del Tasazo lo ve el sector oficialista de la profesión tan solo como un problema que perjudica al ciudadano y se rotula desde el punto de vista del ciudadano: “Justicia para todos”, se dice, y por tanto se incide en el menoscabo que sufre el justiciable ante la indudable salvaje agresión ilegítima que nos ha infligido el Megalómano con su Ley del 20-N del año pasado.

    Sin embargo, si atendéis al otro lado de la realidad y miráis al otro flanco de las fotos, al mensaje que en tono alegre y desenvuelto, ardiente y combativo, expresan varios compañeros de nuestra Asociación, secundados por muchos otros a sus espaldas, veréis que nuestra primera preocupación reside en citar, en destacar y en resaltar que las Tasas lo que verdaderamente hunden es NUESTROS DESPACHOS. Ahí está el quid de la cuestión, el leit-motiv de nuestra presencia ese día ante el nuevo edificio de Justicia: que la agresión ilegítima del Tasazo a quien primero y primordialmente hunde es a los Despachos de los profesionales que se dedican al ejercicio de la Abogacía. Nosotros no somos ONG-Jurídicas, somos profesionales del Derecho a los que se les está dificultando en grado sumo su desarrollo profesional.

    Al contrario de como algunas mentes malévolas pretenden sostener interesadamente, no se trata de establecer con nuestro mensaje una dicotomía antagónica Abogado versus Ciudadano en el escenario al que nos llevó el Tasazo gallardoniano. En absoluto. No pretendemos incurrir en el error de ningún maniqueísmo imposible a la hora de hablar de “buenos” (los Abogados) frente a “malos” (los justiciables). Repetimos: en absoluto. Aquí el agresor es el mismo (el Megalómano que ostenta el cargo de Ministro de ¿Justicia?), y las víctimas, también: los Abogados y los ciudadanos que luego tienen la intención de acudir a otros Tribunales. Pero lo que sí hace EL PATIO DE MI COLEGIO sin duda alguna, sin ningún rubor, y con todo su orgullo y a voz en grito, es denunciar el ataque mortal que supone contra NUESTROS DESPACHOS la imposición del sistema de Tasas actualmente vigente en España…, penúltimo de los cuales pues es anterior a enterarnos también de la confirmación que ya salió por el mes de Enero de que los Notarios van a poder separar y divorciar por 95 euros…, medida frente a la que todavía estoy esperando que el Sr. Carnicer, o el Sr. Herrero a nivel local, salgan a protestar, a plantarse, a patalear y a lo que haga falta. Y desde luego nos cabe también a los chicos del Patio el impagable honor de ser LOS ÚNICOS que denunciamos que las Tasas perjudican la pervivencia misma de muchos de nuestros Despachos…, al contrario de como recientemente afirmara –sin haberse encomendado antes ni a Dios ni al Diablo- il Capo di tutti Capi de los Abogados españoles, Sr. Carnicer, cuando dijo en una entrevista que “la Abogacía española” (sic) no estaba en contra de las Tasas porque suponga una merma de la carga de trabajo de nuestros Despachos, sino por la agresión que suponen a la tutela judicial efectiva del ciudadano y blablablá. ¿Seguro que sí, don Carlos? ¿Consultó Vd. conmigo, con mis compañeros de Asociación, con otros compañeros que no forman parte de nuestra entidad pero que piensan exactamente igual que pensamos –y sufrimos- nosotros?

    De ahí que este 20-N pasado haya de significar un punto de inflexión a la hora de perder vergüenzas absurdas y de protestar por lo que nos ataca A NOSOTROS, por lo que nos perjudica A NOSOTROS y por lo que supone de nocivo PARA NOSOTROS. Estamos hasta la entrepierna de que nuestros próceres, apoltronados ellos en el Stablishment, hagan de Ser Superior y nos digan lo que nos debe preocupar y por qué sin que se tomen la molestia de preguntarnos a nosotros y de interesarse por nosotros. Y sobre todo, estamos harrrrrrrrrrrtos de que quienes ocupan las poltronas de nuestra profesión digan que no nos preocupa lo que SÍ nos preocupa, y mucho, porque si damos por hecho como premisa cierta que somos “profesionales” y que como tales pretendemos vivir honradamente de nuestra profesión, iniciativas legislativas como la que nos ocupa atentan gravísimamente contra el presente y futuro de nuestra profesión de Abogados y así lo tenemos que hacer notar.

    Demandamos de los altos representantes de nuestra profesión un compromiso en la defensa indubitada de nuestros intereses profesionales (y no decimos un “mayor” compromiso porque es que ahora simplemente ese compromiso no existe, ni mayor ni menor), que se fajen por defendernos A NOSOTROS y se dejen de discursos políticamente correctos para salir sonrientes en la foto (sigo preguntándome de qué se ríe esta gente con lo chungo que lo tenemos todo los Abogados) que no conducen más que a un cada vez más profundo e irreconciliable desapego del Abogado de a pie respecto de sus Decanos, Juntas de Gobierno y Consejo General de la Abogacía.

    En nuestras movilizaciones, y tal y como es de ver en las fotografías que os adjuntamos, estuvo igualmente presente la CEAT, porque EL PATIO DE MI COLEGIO, como miembro fundador de la Confederación Española de Abogados del Turno de Oficio y Asistencia Jurídica Gratuíta, es referente obligado en la vanguardia de la lucha que la Confederación-CEAT plantea en toda España y es punta de lanza del despertar de los Abogados españoles a una conciencia reivindicativa y de combate por nuestros derechos profesionales, perdiendo los complejos inveterados a gritar a los cuatro vientos que somos Abogados porque queremos ganar dinero con esta profesión, que estamos en ésto porque necesitamos el dinero para vivir lo mejor posible y ahora muchos compañeros ya no son ni mileuristas, y que si el Ministerio reforma la Ley para impedir que en los juicios verbales haya segunda instancia, o promueve la aparición e implantación de ciertas novísimas “profesiones” como la de mediador (que con la Ley en la mano puede serlo un Veterinario o un Ingeniero Aeronáutico, por ejemplo), o le da una parte suculenta del pastel del Derecho Matrimonial a los Notarios para que divorcien y separen por 95 euros ó, como con el asunto que nos ocupa, impone un régimen de Tasas que ya Francia, desde el próximo 1 de Enero, va a extirpar de su ordenamiento jurídico cuando además allí las Tasas eran de un único y moderado importe, 35 euros, que es infinitamente más barata que las que se imponen en España, lo que nos queda a los Abogados es plantarnos y denunciar alto y claro, negro sobre blanco, que la Abogacía española ha de combatir esas reformas legislativas PORQUE NOS ESTÁN VACIANDO DE CLIENTELA NUESTROS DESPACHOS Y, POR ENDE, NOS ESTÁN CONDENANDO AL HAMBRE Y A LA RUÍNA A NOSOTROS Y A NUESTRAS FAMILIAS. Y que lo tenemos que denunciar sin miedo a nada, que basta ya de vergüenzas absurdas, que debemos ir sin temor a que nadie nos critique de egoísmos que no son tales o que, en todo caso, no lo son más que los que tienen los mineros, los funcionarios públicos (los de Justicia, sin ir más lejos) o los barrenderos cuando tienen la osadía de paralizar una ciudad de varios millones de habitantes, centros sanitarios incluídos, sin que pase nada, ganando la batalla y sin que la Fiscalía ni la Judicatura actúen, como manda la Ley, de oficio. Ese es el mensaje revolucionario por innovador que EL PATIO DE MI COLEGIO y la Confederación-CEAT lanzan desde este humilde Blog y desde la Asociación que me honro en presidir. Los Abogados no somos más tontos que los demás ni tenemos por qué ser más héroes solidarios que nadie, insisto en que todos tenemos un Despacho montado con más o menos alharacas, pero nadie tiene montada una ONG-Jurídica; no somos extraterrestres y la crisis nos afecta igual que a todo el mundo, y si nos quitan el pan de nuestros hijos a tasazo limpio pues lo mínimo que tenemos que hacer es denunciarlo y quejarnos; al margen de que también haya “daños colaterales” en forma de justiciables desvalidos, a los que respetamos, pero que no son en modo alguno más respetables que nosotros mismos. Recordemos aquel adagio de la caridad bien entendida…

    EL PATIO DE MI COLEGIO ha vuelto a demostrar que está ahí, codo a codo con la Confederación, defendiendo al Abogado de a pie. Los Colegios y el Consejo General siguen a lo suyo. Cada uno va saliendo en la foto, nunca mejor dicho, en el sitio que le corresponde: nosotros con el mensaje que aglutina la realidad auténtica del Tasazo; ellos con una visión sectaria y partidista de la realidad, castrada al responder sólo por una sola de las víctimas de las Tasas que, además, tampoco es la víctima que contribuye por cierto con sus cuotas a sostener el tinglado de 83 Reinos de Taifas que son los indeseables Colegios en su estructura y comportamientos actuales: nosotros, los Abogados. Allá cada cual cuando deban rendir cuentas y exponerse a la diatriba justísima del juicio implacable de 140.000 Abogados que somos en toda España.

    Parafraseando al Movimiento 15-M en algo de lo que tiene de bueno, que no es poco, sólo se me ocurre terminar este post con la célebre e iconoclasta proclama del “QUE NO, QUE NO, QUE NO NOS REPRESENTAN, QUE NO”.

     
  • El Novio de la Muerte 17:12 el 29 May 2013 Permalink | Responder  

    CONTROL POLICIAL EN LA BIBLIOTECA DEL COLEGIO 

    Está visto que cuanto más intenta uno moderar su ira, aplacar su mal humor cada vez que se topa con cosas o sujetos que no dan una a derechas… ni a izquierdas, llega el máximo representante de nuestro muy Ilustre Colegio y se encarga de emborronarlo todo y ponernos ya a cien a primera hora de la mañana.

    Acudía ayer este humilde compañero vuestro a las dependencias de la Biblioteca del Colegio (todavía en la sede del edificio de la calle Prendes Pando) al objeto de colocar unos carteles para publicitar la convocatoria de la reunión que El Patio tiene convocada para este próximo Viernes, 31 de Mayo, a las 17.00 horas, en el saloncito de actos del edificio colegial de Cimadevilla, cuando se vió sorprendido por nuestra querida Espe (de lo mejorcito humanamente de nuestro Colegio, al igual que todas sus demás compañeras) al preguntarme mi número de colegiado. Creyendo que era algo rutinario, que no tenía ningún otro particular, se lo dí sin más. Pero al poco me picó la curiosidad y le dije que para qué me lo había pedido. La respuesta me dejó helado: “es que me dijo Sergio que quería saber cuántos colegiados venían diariamente a la Biblioteca desde el traslado de todo lo demás al nuevo Palacio de Justicia, y que anotara el número de colegiado de cada uno que viniéseis cada día…”. Me debí quedar hasta pálido de la impresión.

    Automáticamente, y lo aclaro para que una empleada por la que siento devoción y un gran aprecio personal no tenga en absoluto problema alguno con el Ser Superior…, le dije que me borrase de esa lista ignominiosa de compañeros y que “tú no me has visto hoy por aquí”; literalmente le dije. ¿Razón para mi actitud? Muchas:

    1. Nunca, JAMÁS, nos tuvimos que identificar para acceder a la Biblioteca de nuestro Colegio. Simplemente uno entraba, consultaba los libros que quisiera, o publicaciones, o se encontraba con un compañero, o hasta leía la prensa del día (antes de que se la llevase el JASP cuando teníamos JASP…), y se acabó. NADIE quedaba “fichado” oficialmente ni se hacían “listas” con los que habían estado cada día en la Biblioteca. Ni siquiera teníamos que enseñar nuestro carnet colegial en la entrada, si bien hubiera sido lo menos ofensivo para los compañeros sólo si la responsable del servicio no nos conociera ya personalmente.
    2. NO existe motivo racional alguno para que lo que NUNCA se tuvo que hacer se tenga que empezar a hacer ahora. Y tampoco me consta la comunicación de dicha machada por medio de Circular difundida al efecto entre el censo, pero aunque así hubiera sido, habría sido algo totalmente inócuo y de imposible obligación para su cumplimiento. Simplemente: NOS NEGAMOS A QUE SE NOS MARQUE COMO AL GANADO CADA VEZ QUE UTILICEMOS UN SERVICIO QUE PAGAMOS COMO COLEGIADOS.
    3. La Junta de GobierNO del Colegio debe recordar, con tanta memoria histórica, que la Gestapo ha dejado de existir hace muchos años; y el KGB también. Esto no es un Estado policial ni un Estado totalitario; o no debe serlo al menos a instancias de quien se le llena la boca de “democracia” y de “haber ganado unas elecciones”. Por lo tanto, a los colegiados no nos gusta un pelo que NADIE nos fiscalice nuestra presencia en ninguna instalación colegial como si fuéramos presuntos terroristas. Ni a Sergio, ni a San Sergio le importa si equis colegiado va todos los días a la Biblioteca, va una vez a la semana o no va nunca. NO LE IMPORTA, así de alto y claro se lo decimos.

    Pero es que lo que subyace aquí es algo mucho más grave y que aprovecho a adelantaros, queridos lectores, también trataremos el Viernes en la reunión que vamos a celebrar –si el tiempo y la autoridad no lo impiden…- en NUESTROS locales de Cimadevilla; que los hemos comprado con NUESTRO dinero… y mi voto en contra en su día, recuerdo perfectamente; pero eso ya es otra historia.

    Lo que realmente se está jugando aquí la masa colegial del ICA-Gijón, digo, es la pervivencia o no de la Biblioteca colegial. Ni más, ni menos. Es posible, compañeros, que en breve plazo la Superioridad nos diga que la Biblioteca pasa a mejor vida y que nos apañemos con las Bases de Datos de 8 ordenadores en los nuevos Juzgados. Ajo y agua.

    NO podemos tolerar que al amparo de una presunta baja ocupación y utilización de la Biblioteca en los próximos meses (además, tan poco ilustrativos por ser los meses de verano y vacaciones) se nos diga mañana por Circular que se nos priva de ese servicio. Porque con que quepa la mera posibilidad teórica de que UNO SOLO, sólo uno, de nosotros que un día cualquiera desee y necesite acudir a la Biblioteca para consultar algo, ya será razón y motivo más que suficiente para mantener en pie dicho servicio colegial. Antes de quitarnos la Biblioteca, que quiten las gymkanas de las Fiestas colegiales, o las “alegrías” que se autoregalan volando en Business Class (¡Business Class, señores!) en un vuelo de cuarenta y cinco minutos entre Asturias y Madrid en los desplazamientos oficiales… Pero con las cosas de comer NO se juega y la Biblioteca es una cosa de comer para cualquier Abogado que se precie. Hay compañeros que por penuria económica pueden no tener contratada ninguna Base de Datos en su Despacho, o incluso no tener ni Internet: ¿vamos a privar a ese compañero de poder acudir cuando lo necesite a la Biblioteca y poder preparar sus casos como Dios y la Deontología profesional mandan? ¿Acaso puedo yo darme de baja del seguro de responsabilidad civil por usarlo poco después de 23 años de ejercicio o no haberlo utilizado nunca? ¿O cabe asumir que un gobernante cierre un Centro de Salud de un núcleo de población pequeñito amparándose tan solo en criterios economicistas y alegando que sale caro para la poca gente que lo usa?

    Va a ser que NO.

    Cuando en su día se empezó a tratar del nuevo edificio judicial de Gijón, al DecaNO se le llamó por parte de las autoridades competentes a fin de negociar con él todo lo conducente por la responsabilidad orgánica y corporativa que le corresponde como tal cabeza visible institucional de la Abogacía gijonesa. Hasta ahí todo normal.

    No me vale que diga que es que al principio no querían darnos nada, ni un mísero metro cuadrado en el nuevo Palacio de Justicia, y al final yo, que soy el Decano y soy muy listo, muy hábil, muy alto, rubio y de ojos azules, conseguí que me dieran 172 metros cuadrados en el nuevo Palacio de Justicia. Repito: no me vale con eso. Porque puede ocurrir, y lo estamos viendo, que con esos 172 metros cuadrados que tenemos ahora en esas nuevas instalaciones, metro arriba, metro abajo (no computo lo que hay en la planta baja porque irá destinado al SOJ y Violencia, al parecer, y por tanto no serán metros útiles para los servicios que necesita el Colegio como tal), no nos resulte suficiente para acoger a todo lo que necesitamos. A las pruebas me remito. Y os pongo dos ejemplos en los que acaso alguno no habrá caído: en el nuevo Palacio de Justicia resulta que el Colegio no tiene espacio ni para la Biblioteca, ni tampoco un Salón de Actos similar en capacidad al que teníamos en nuestra sede de Prendes Pando, y ya me contaréis cómo se hacen a partir de ahora las ceremonias multitudinarias de Juras de nuevos compañeros cuando la festividad de La Santina en la nimiedad física de lo que hay en Cimadevilla…, porque repito que en el Palacio de Justicia rimbombantemente inaugurado NO hay espacio destinado al efecto. O dónde metemos a Seijas Quintana (Magistrado de la tierra destinado en el TS) ó a cualquier otro peso pesado del mundo de la Justicia si mañana quiere venir a Gijón, organizado por el Colegio, por ejemplo, a dar una conferencia sobre algo: ¿nos vamos a conformar con 34 asientos que hay en Cimadevilla? ¿Con eso basta ya para un colectivo de casi 1.000 colegiados ejercientes??? ¿Vamos a pagar alquiler de una sala con el dinero de todos los colegiados por culpa de la poca previsión de quienes debían haber negociado y negociado bien algo tan imprescindible como eso? ¡Sin comentarios!

    Vuelvo a la negociación.

    Vemos cómo el DecaNO se mostró ufano por haber conseguido 172 partiendo de cero. Y se queda tan ancho. Porque con esos 172 metros repito que NO TENEMOS BIBLIOTECA y NO TENEMOS SALON DE ACTOS.

    Y como se metió en un lío tremendo, un nudo gordiano que no sabe cómo deshacer porque no tiene la Excalibur ni él es el Rey Arturo, no se le ocurre al parecer otra cosa que ordenar a la empleada del Colegio encargada del servicio de Biblioteca para que nos fiche a todos los que aparezcamos esta temporada por la Biblioteca, con nº de colegiado en la frente, para así poder justificar en un plazo más o menos inminente, que “dado que los servicios de la Biblioteca los viene utilizando un número muy reducido (sic) de compañeros, esta Junta de GobierNO ha decidido suprimir a partir de tal fecha el servicio que hasta ahora se venía prestando de Biblioteca colegial, pasando a partir de este momento a disponer todo el censo colegial tan solo de las Bases de Datos que podrán consultar libremente en las nuevas dependencias colegiales y blablabla”. Algo así.

    NO PODEMOS CONSENTIR QUE SE LLEGUE A ESO. Bajo ningún concepto.

    NO PODEMOS TOLERAR QUE SE SUPRIMA EL SERVICIO DE BIBLIOTECA, EN PAPEL, CUANDO NI MUCHO MENOS ESTÁ DIGITALIZADO TODO EL CONTENIDO DE LO QUE HAY EN FORMATO PAPEL. Las Bases de Datos NO bastan para colmar las expectativas de información y de formación que necesitamos los colegiados.

    NO PODEMOS SER EL HAZMERREIR DE TODA ESPAÑA Y SER EL ÚNICO COLEGIO PROFESIONAL… PARA MÁS INRI DE ABOGADOS… QUE NO TENGA UN SERVICIO DE BIBLIOTECA AL SERVICIO DE TODOS SUS COLEGIADOS.

    Si Sergio Herrero no se acordó en su día de que tenía que sacar espacio para Biblioteca (amén de para un Salón de Actos digno para eventos varios), ese es su problema que NO tenemos por qué sufrir ahora los colegiados. Haber negociado bien, chaval.

    Si Sergio Herrero se acordó de negociarlo pero no le concedieron espacio para más, haber informado a los colegiados y haber montado la de Dios es Cristo ya en su momento en defensa de lo que es NUESTRO y por ser NUESTRO, es DE TODOS. Es inconcebible que un Colegio de Abogados se quede sin Biblioteca.

    A no ser que ésto sea la primera piedra para preparar y justificar la desaparición del Colegio de Abogados de Gijón y su absorción por el de Oviedo… Pero para ese final no hacían falta tantos viajes a Madrid, a Reus y demás como se está haciendo en los últimos meses a costa de nuestros bolsillos para intentar parar a Justicia y que no extirpe los tumorcitos Reinos de Taifas que hay desperdigados por toda la geografía nacional en forma de “cortijos de Señoritos” que quieren mantener sus privilegios feudales per saecula saeculorum.

    Acude el Viernes a la reunión que vamos a celebrar en el Salón de Actos (liliputiense) de Cimadevilla a las cinco de la tarde para hablar de las Tasas, y discutamos también qué medidas vamos a adoptar para evitar que se nos denigre hasta la extenuación y se nos prive de seguir disfrutando de la Biblioteca que tenemos desde siempre.

    ¡¡DEFIENDE LO QUE ES TUYO!!

    ¡¡DEFIENDE LO QUE ES NUESTRO!!

     

    Fdo. Germán-Ramón Inclán Méndez

    – Presidente El Patio de mi Colegio –

     
  • El Novio de la Muerte 17:59 el 27 May 2013 Permalink | Responder  

    Sólo queremos reunirnos en Junta General para hablar de lo que realmente nos preocupa a todos los Abogados: las TASAS y el futuro de nuestros Despachos. 

    img001img002img003img004img005img006img007img008img009

     

    El pasado Jueves 16 de Mayo la Asociación “El Patio de mi Colegio” celebró una Rueda de Prensa en la Sala de Togas del Colegio a fin de informar a los medios de la denegación de la solicitud de convocatoria de Junta General Extraordinaria en nuestro Colegio al objeto de debatir la incidencia de la Ley de Tasas en nuestros Despachos y arbitrar posibles medidas a adoptar para combatir sus perniciosos efectos. Os adjuntamos ahora la Resolución que nos notificó la Junta de GobierNO. También fuímos objeto de entrevista radiofónica por parte de Onda Cero para conocimiento general.

    Los Estatutos colegiales exigen un 10 % de firmas que avalen la solicitud de convocatoria de Junta General; 95 firmas aproximadamente según los números de colegiados que manejamos en la actualidad. Presentamos del orden de las 145; un 15 %, la mitad más de las necesarias. Y si hubiera sido preciso aportar 500 firmas, las hubiésemos aportado sin ningún problema porque como ya dijimos en este Blog en un post de hace unos días, la respuesta del común de los compañeros ante esta enésima agresión a la profesión ha sido espléndida; y para ellos va también desde estas líneas nuestro agradecimiento más sincero. Aunque luego nos tilden de TEORICOS colegiados en las resoluciones colegiales…

    Como veréis en la resolución adjunta, de 9 folios se pasan 7 copiando artículo tras artículo, erre que erre, buscándole cinco pies al gato. Para al final acabar donde querían: denegando nuestro derecho a debatir entre todos las mejores salidas –que las hay- para tumbar una aberración jurídica que nunca debió salir publicada en el periódico oficial del Gobierno.

    Al margen de otras consideraciones, al margen de la posibilidad, cierta, de impugnar esa decisión de los mandamases del Colegio, al margen de la mayor o menor finura técnica de la manida resolución y las fallas y flancos débiles que nos muestra y por donde nosotros podremos torpedearla jurídicamente hablando a fin de tumbarla también como queremos hacer con la Ley, nos quedamos con un dato escalofriante: la Junta de GobierNO del Colegio de Abogados de Gijón impide a sus colegiados debatir en Junta General la incidencia de la Ley de Tasas en nuestros Despachos y establece una Ley Mordaza.

    Así de claro. Pero también así de triste.

    No entienden, no quieren entender, que El Patio de mi Colegio y también los demás compañeros que no forman parte del Patio queremos HABLAR, DEBATIR, INTERCAMBIAR EXPERIENCIAS, ANALIZAR LO QUE SE HA HECHO, HASTA LA FECHA, SUGERIR NUEVAS PROPUESTAS… en aras a discutir fraternalmente sobre el principal peligro que tiene hoy en día la Abogacía sobre sus cabezas, que son las de todos nosotros. Hay compañeros que desde que tenemos Tasas no levantan cabeza, salvo que seas Decano y sólamente lleves Penal, que no tiene Tasas… Otros mantenemos la pervivencia de nuestros Despachos a duras penas. Todos, absolutamente todos, estamos pagando con nuestra merma de dinero y con nuestra merma de cartera de Clientes la reforma irracional que está haciendo un Ministro de Justicia con tics megalómanos y que tiende, indefectiblemente toda, a perjudicar sistemáticamente a los Abogados privándonos de nuestro sustento y del de nuestras familias.

    Si para reclamar miles de deudas hoy en España no es preciso el servicio de un Abogado (monitorios).

    Si para hallar una solución justa ante una controversia se prima la intervención de los Arbitros en detrimento del Abogado.

    Si para poner paz en un contencioso matrimonial se prefiere por el legislador acudir a un Mediador en detrimento también del Abogado; mediador que puede ser cualquier Licenciado superior, por cierto (ad exemplum, un Veterinario…).

    Si para acudir a los Tribunales hay que pagar unas Tasas que ahuyentan de Clientes nuestros Despachos…, ¿QUÉ NOS QUEDA?

    Nos queda hablar, discutir, proponer, debatir entre todos nosotros, en Junta General, para analizar esta cruda situación y buscar salidas de debajo de las piedras si es preciso en defensa de lo que nos es propio: nuestro presente y nuestro futuro y el de nuestras familias. Aquí nadie quiere suplantar a nadie, sino poner sobre el tapete un tema que nos preocupa a todos. ¿A todos? ¿De veras también le preocupa a la Junta de GobierNO de nuestro Colegio? A tenor de la resolución que os adjuntamos, francamente uno lo acaba dudando… Cada uno se va retratando en el lugar que le corresponde, ¿verdad que sí?

    Convocamos a todos los compañeros, sean o no sean del Patio, para la reunión que vamos a celebrar el próximo Viernes, día 31 de Mayo, a las 17.00 horas en única convocatoria, en el Salón de Actos del edificio colegial de Cimadevilla, a fin de tratar qué vamos a hacer tras la negativa del Colegio a dejarnos hablar de la incidencia de las Tasas en nuestros Despachos en Junta General Extraordinaria convocada al efecto (Junta General que debería haber convocado el propio Colegio hace tiempo sin falta que lo pidiésemos nosotros), así como plantear posibles acciones para combatir la pervivencia de una ley nefasta y fatal para nuestro futuro profesional. ¡¡Te esperamos!!

    Fdo. Germán-Ramón Inclán Méndez

    – Presidente El Patio de mi Colegio –

     
    • Monsieur de Villefort 11:11 el 29 mayo 2013 Permalink | Responder

      Estimado amigo:
      Recuerdo que en cierta ocasión el distinguido Magistrado-Juez de lo Contencioso-Administrativo número Uno de Gijón, en un caso similar, dio la razón al Colegio de Abogados al denegar una convocatoria de Junta General Extraordinaria alegando que, incluso alcanzando el número mínimo de firmas exigido por los Estatutos, la Junta de Gobierno puede denegarlo si entiende que invade sus competencias, por lo que bastaría que dicho órgano esgrimiese sin más una presunta “invasión competencial” para invertir el orden procesal y que fuesen los solicitantes quienes tuviesen que acudir a juicio para hacer valer su derecho. Se alegó expresamente que ello supondría vaciar de contenido el precepto que autoriza la convocatoria de las Juntas Generales Extraordinarias a iniciativas de los colegiados, pero Su Señoría, con la altura de miras, seriedad y rigor que le caracterizan, ni entró en el tema, quizá porque en el escrito de demanda y de conclusiones se hacía expresamente referencia al sistema de “democracia orgánica” teorizado por Madariaga en 1935.
      Pero hasta en eso el redactor de la demanda y director técnico de aquel proceso se equivocó. El Colegio de Abogados de Gijón ni tan siquiera es una democracia orgánica. Es una degradación o, por mejor expresarlo, una caricatura de democracia orgánica. Y así va a los pobres colegiados, que el único contacto que tienen con el colegio es una vez cada tres meses, cuando la longa manus de la corporación a la que forzosamente han de incorporarse si quieren ejercer, penetra en su cuenta corriente para esquilmar el bolsillo del letrado detrayendo las cantidades que constituyen un auténtico impuesto revolucionario. Quizá (permítaseme el animus iocandi) se deba al hecho de que aún tenemos la “revolución pendiente”, concepto éste que el actual decano quizá conozca de algo

  • El Novio de la Muerte 19:01 el 12 May 2013 Permalink | Responder  

    EL TIRANO QUE MANDA EN EL COLEGIO IMPIDE HABLAR DE LAS TASAS EN ASAMBLEA 

    Muchos de vosotros habéis participado dando vuestro apoyo expreso y formal mediante vuestro nombre, nº de colegiado y firma a la iniciativa que desde El Patio de mi Colegio hemos protagonizado de forzar legalmente la convocatoria de una Junta General Extraordinaria en el ámbito de nuestro Colegio de Abogados para tratar monográficamente el asunto de las Tasas establecidas con calzador por el Megalómano (como ya dijimos, su madre le conoce por Alberto, de apellido Ruíz-Gallardón, actual Ministro de INJusticia del Reino bananero de Expaña S.L. en Liquidación), y discutir entre todos la incidencia que dichas Tasas están teniendo en nuestros maltrechos Despachos desde su implantación, así como estudiar las medidas que se han practicado hasta la fecha contra las mismas, a nivel local y nacional, y proponer y discutir libremente, entre todos los compañeros, otras posibles medidas alternativas que ayuden a nuestro colectivo a superar este nuevo jaque con que nos ataca por enésima ocasión el Gobierno e incluso que nos ayuden a lograr su total erradicación y supresión del panorama normativo español, en colaboración con otros organismos e instituciones públicas o privadas.

    Aquel proceso arrojó algunas noticias francamente esperanzadoras para nuestro colectivo:

    1. El colegiado no está muerto cuando se le toca la fibra de lo esencial; si acaso un poquito anestesiado. Eso sí: permanece inerte hasta que no se le sacude y se le provoca intelectualmente a pensar en cuáles sean las causas de su espantoso estado actual y en cómo pueda ser su futuro mañana. Pero reacciona, no da encefalograma plano ni mucho menos. Positivo.
    2. Decimos ésto porque la experiencia que tenemos los compañeros que hemos recogido las firmas sin prisa pero sin pausa es que al acercarte a un compañero y dirigirte a él era nombrar la palabra mágica (TASAS) para que tal compañero redoblase su inicial buena predisposición a escucharte y te arrancara el bolígrafo de la mano casi violentamente para apresurarse a firmar la petición de convocatoria de la Junta. TODOS aquéllos, y cuando decimos TODOS es TODOS, a quienes nos dirigimos para pedirles su apoyo nos lo prestaron libre y voluntariamente; nítida y afablemente. E incluso nos animaban a perseverar en el empeño y daban la enhorabuena por la feliz iniciativa que El Patio tuvo a tal fin.
    3. Salvo los dos o tres colegiados que o bien no trabajan y por tanto no saben en qué medida nos afectó la entrada en vigor de las Tasas a los profesionales, o bien les puede la ceguera de ser dóciles a su patrón y todo lo que provenga de nuestra Asociación, aunque sea agua bendita, para ellos será ambrosía demoníaca porque nos tienen marcados con los tres séiseis como si fuésemos La Bestia, TODOS, salvo esos dos o tres como os digo, fueron receptivos para firmar a favor de la convocatoria y nos dijeron que era hora que se intentaran cosas para defender el presente y el futuro de nuestro colectivo.
    4. Al Abogado de a pie el justiciable le importa lo justo y necesario, pero nada más que lo justo y necesario. Para nuestra satisfacción, vemos que no hay en Gijón mayormente muchos “Abogados Señoritos” que estén en ésto sólo por el lustre, por presumir de mucho larala pero poco lerele, o que tengan complejo de ser una ONG-Jurídica que sólo piensa en trabajar por amor al arte en el Turno, con las Tasas y con todo, y que no viene a cuento quejarnos por nada porque peor están otros y nosotros a fin de cuentas somos Abogados, que viste mucho y la toga está riquísima cuando no te entra un solo caso al mes (hay compañeros que me han dicho en la calle que desde Enero no les suena ni el teléfono de sus Despachos…). Antes al contrario, en el censo colegial hemos confirmado la masiva y abrumadora presencia de Abogados que con toda humildad y con todo el decoro quieren salir adelante como profesionales libres del Derecho gracias a su trabajo en la Abogacía, y que para ello quieren y exigen que se les pague su trabajo cuando prestan sus servicios en el Turno con el mismo criterio que se hace cuando lo hacemos como Letrados particulares, y en lo que a las Tasas respecta, lo que más les preocupa es lo que de nefasto pueda tener la implantación de las Tasas en nuestros Despachos por vaciar los mismos de clientela; no nos hemos encontrado esos “Abogados Señoritos” de cortijo andaluz que siempre dice encontrarse Carlos Carnicer, o el mismo Sergio Herrero, para quienes lo único que parece preocuparles es la quiebra de la tutela judicial efectiva del pobrecito justiciable, el Estado de Derecho, el servicio público de la Justicia y la madre que los parió a todos. No. Antes al contrario: de la masiva y entusiasta colaboración de nuestros compañeros gijoneses a la hora de firmar compulsivamente los impresos que les ofrecíamos se desprendía sobremanera que la principal preocupación y obsesión de nuestros compañeros es más simple y más lógica: CÓMO VAMOS A SOBREVIVIR LOS ABOGADOS CON LAS TASAS EN NUESTROS CADA VEZ MENOS NUMEROSOS ASUNTOS PARTICULARES DESPUÉS DE HABERNOS EMPEZADO A ROBAR CUOTA DE CLIENTELA CON LOS PROCEDIMIENTOS MONITORIOS, LA MEDIACIÓN, EL ARBITRAJE, LA SUPRESIÓN DE LA DOBLE INSTANCIA EN NUMEROSOS JUICIOS DE “ESCASA” (sic) CUANTÍA, LA POSIBLE COMPETENCIA DESLEAL DE LOS NOTARIOS EN EL ÁMBITO MATRIMONIAL, DE LOS REGISTRADORES DE LA PROPIEDAD, Y AHORA, REPETIMOS, CON LA IMPOSICIÓN DE TASAS HASTA POR RESPIRAR. Eso y no otra cosa es lo que preocupa al cuerpo electoral, al censo colegial, al Abogado de a pie del que este humilde redactor de estas líneas es partícipe como uno más y del que El Patio de mi Colegio es hijo por estar formado por Abogados que tenemos sólo esa única y exclusiva preocupación: el presente y el futuro de nuestros Despachos, que coincide con el presente y el futuro de nuestras familias, nuestras mujeres e hijos…

    Por eso digo que el proceso de recogida de firmas resultó ser un excelente banco de pruebas para evaluar el estado anímico, mental y el tono reivindicativo de un colectivo de casi mil profesionales que llevan anestesiados por el Régimen de un TiraNO que venció en unas Elecciones (cierto, venció en unas Elecciones, pero NO por ello deja de ser un TiraNO; Hitler también ganaba Elecciones…) y que parece que no va a mover un dedo, pase lo que pase en la profesión, hasta que se acerquen unos nuevos comicios y entonces tenga que volver a hacer lo que hizo en las pasadas para vencer: mover ese dedo para acercarlo al teclado de su teléfono y tirar de amiguismo, de nepotismo, de abrazos a los ESQUIROLES que rompieron con su inmoral aquiescencia la huelga del Turno en el 2.009 y de corruptelas o pseudocorruptelas varias con quien haga falta para que le vayan todos a votar e intentar con ello revalidar la Tiranía un quinquenio más. Y como diría Julio Iglesias, “la vida sigue igual”…, y luego avalar sus fechorías y sus agresiones democráticas mediante el auxilio infalible de que “ésto es una DECISIÓN POLÍTICA” como acostumbra a decir en las Juntas Generales cuando algunos de nosotros le dejamos sin argumentos válidos con nuestras incisivas preguntas y observaciones.

    El caso es que hace unas semanas el Presidente del Patio presentó formalmente la solicitud de convocatoria de Junta General para tratar las Tasas junto con 145 firmas de compañeros ejercientes de nuestro Colegio; más que suficiente para superar ese 10 % mínimo que nos exigen los Estatutos en un Colegio con poco más de 900 Abogados en ejercicio.

    Tras la pertinente reunión de la Junta de GobierNO del Colegio, más Junta de GobierNO que nunca en su última sílaba, NO, el pasado Viernes se me notifica formalmente la resolución dictada por el TiraNO que rige los destinos de nuestro Ilustre Colegio, más DICTATOR que nunca, por la cual, para vuestro asombro y indignación, la Junta de GobierNO nos deniega nuestro derecho a reunirnos en Junta General de todo el Colegio por una serie de banalidades que si tuvieran vergüenza alguno de los miembros de esa malhadada Junta debería darles ídem firmar como palmeros su conformidad con tamaña tropelía, que están siendo utilizados por un TiraNO y o no lo quieren ver o no lo quieren saber, porque aquí tonto no hay ninguno. Porque a mí sinceramente me daría mucho coraje servir de mano de obra barata para un tipo con vocación de TiraNO y Dictadorzuelo sudamericano. Pero claro. El presupuesto sintáctico es el que falla: yo dije textualmente “si tuvieran vergüenza”, y nos han demostrado, por si alguien tenía dudas, que NO la tienen. Ni tanto así. No saben ni con qué se escribe. En vez de gente sin complejos, como el anuncio, son gente sin vergüenza, a los que parece no sonrrojarles contribuír con su callada aquiescencia a que un Dictador de salón maneje el Colegio como si fuese su cortijo.

    Esta próxima semana os colgaremos en este Blog la citada resolución colegial para conocimiento público de todo el mundo y para escarnio de sus responsables. Los militantes del Patio tendréis puntual conocimiento de la misma mediante nuestra correspondencia privada. Pero en cualquier caso, sí que os adelanto unas perlas para abrir boca:

    A)     ¿Os acordáis de cuando un grupo de compañeros “locos”, sin Asociación alguna que nos cobijase (El Patio aún era sólo un proyecto, no una realidad), tuvimos los arrestos de organizar en Gijón el I Congreso Nacional de Abogados del Turno de Oficio (I CAT´09), primero en su género que se organizó en España? ¿Recordáis aquellas memorables jornadas en el Hotel NH que inauguramos nosotros? ¿Os acordáis de que más de 100 compañeros no sólo de Gijón sino también de otras siete Comunidades Autónomas estuvimos reunidos durante dos días en incisivas y utilísimas Ponencias tratando de nuestro desastroso presente y abogando por un prometedor futuro? Bueno, pues entonces seguro que recordáis cómo DICTATOR envió unas sonrrojantes cartas al Consejo General de la Abogacía, así como a los Decanos del Colegio de Oviedo y de La Coruña (cuya página web hasta ese momento nos estaba promocionando la asistencia al Congreso gijonés) para desprestigiarnos y para ahogarnos en la indiferencia, silenciando lo que, repito, cuatro ilusionados locos estábamos intentando conseguir sin medios, sin ayudas, sin más soporte que nuestros arrestos y nuestra tremenda ilusión y compañerismo. Bueno, en aquel momento el TiraNOsaurius Rex que se cree dueño del Colegio y de nuestras vidas se refería oficialmente a nosotros como SUPUESTOS colegiados que están organizando un SUPUESTO Congreso…”, ¿os acordáis? Menos mal que no nos llamó “presuntos” como a los etarras…

    B)     Hoy, cuatro años después, el TiraNO sigue fiel a su estilo de denigrar gratuitamente a sus rivales políticos, a quienes le discuten sus formas y maneras, a quienes le hacen sombra a la hora de detentar la poltrona que tan indignamente ocupa por muchos votos que quiera echarse encima de la cara, da igual. La dignidad de un gobernante no se la dan los votos que haya conseguido, sino el modo de conseguirlos (sic) y sobre todo lo que luego haga con ellos. Mejor no sigo…

    C)      El caso es que ahora, digo, cuatro años después, el TiraNO sigue en plena forma y se ha referido a nosotros, a los ciento cuarenta y cinco compañeros que hemos firmado esos impresos solicitando la convocatoria de una Junta General para debatir sobre las Tasas, como “TEÓRICOS” colegiados… Ya no somos “SUPUESTOS”, ahora somos “TEÓRICOS” colegiados. ¿Se puede consentir mayor desvergüenza en tipejo semejante? Sólo espero que el próximo trimestre sea coherente consigo mismo y no me pase al cobro ninguna TEÓRICA cuota colegial a mi Banco…, porque yo solamente doy orden a mi Banco de que pague cuotas colegiales que sean ciertas, reales, no “teóricas”…

    D)     Luego se toma la molestia de utilizar casi 7 de los 9 folios de que consta la resolución para copiar un tropel de artículos sin mayor fundamento que ese, copiar artículos y ocupar folios. Acercándose sibilinamente hacia donde desde el primer momento quería arrimarse la Junta de GobierNO que nos oprime: la denegación de la convocatoria de la Junta solicitada.

    En una palabra: os comunico formalmente que el TiraNO, en comunión con toda su troupe de palmeros que le ríen las gracias y le hacen la ola como buenos lacayos que son (para eso están ahí por lo que se ve) nos ha denegado la solicitud de convocatoria de Junta General Extraordinaria para tratar de las Tasas como habíamos interesado ciento y pico compañeros…, y como sin duda desean que ocurriera el 90 % de los Letrados de nuestro Ilustre Colegio. Y se quedan tan panchos. A lo que se ve, a esta gente que van de Abogados pero que denigran la profesión de Abogados con indignidades como la que nos ocupa no les importa un pimiento que haya entrado en vigor la Ley de Tasas, ni que por mor de esta Ley nos estemos quedando sin Clientes en nuestros Despachos; que no metamos una apelación civil ni hartos de vino porque a ver de dónde saca el justiciable los 800 lereles fijos para recurrir (aparte nuestros honorarios, los derechos del Procurador), y que hasta hablando con los funcionarios de los Juzgados (Decanato especialmente) nos confirman que han notado un bajón terrible de entrada de nuevos asuntos desde la entrada en vigor de la Ley.

    Todo eso al DecaNO y a su Junta de GobierNO parece NO importarles nada, que se la cogen con papel de fumar para hilar muy fino, para tergiversar las cosas, para interpretar torticeramente las normas y la jurisprudencia con tal de llegar a un punto que para ellos es Eldorado: EVITAR QUE LOS COLEGIADOS EXPONGAN LIBRE Y DEMOCRÁTICAMENTE SU VISIÓN DEL PROBLEMA Y PROPONGAN Y ADOPTEN PRESUMIBLEMENTE ACUERDOS Y/O MEDIDAS EN ARAS A SUPERAR ESTE “MATCH BALL” QUE EL GOBIERNO NOS HA LANZADO AL CONJUNTO DE LA ABOGACÍA.

    En definitiva: padece esta Junta de GobierNO un profundo déficit democrático que me temo sea un tic autoritario, absolutamente dictatorial, que no vaya a superar nunca y con el que arrastre a nuestro colectivo al más absoluto de los desastres y las iniquidades.

    Considero, considera mi Asociación, que los Abogados gijoneses no merecemos tanto tiraNO, que no merecemos tanta estulticia desde el poder colegial, y que estamos ante un estado de necesidad por pintar cada vez peor las cosas en nuestra profesión, ad intra y ad extra; ad extra por los poderes públicos (Gobierno, Administración, partidos políticos, sindicatos, parte de la sociedad) que nos fustiga y nos oprime como si fuéramos “siervos de la gleba del siglo XXI”), y ad intra por parte de nuestros propios representantes corporativos, léase Consejo General y, sobremanera, Colegios de Abogados y sus Juntas de Gobierno: el caso de Gijón, por desgracia, es sintomático de que si no nos plantamos y no les mandamos para casa, es a nosotros a quienes nos quedará como Abogados algo así como un par de Telediarios. Y ni yo personalmente ni El Patio de mi Colegio como colectivo estamos por la labor de que eso acabe ocurriendo fatalmente.

    ¡¡¡QUE NO, QUE NO, QUE NO NOS REPRESENTAN, QUE NO!!!

     
c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar