Actualizaciones de John Wayne Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • John Wayne 11:52 el 3 November 2014 Permalink | Responder  

    Cuadernos de campaña (III) 

    EL SOJ: Ejemplo de transparencia y democracia

    En el programa-telegrama que presenta la candidatura oficial se echan en falta respuestas concretas y específicas para los principales problemas que afronta nuestro colectivo. Enumerar punto por punto cada una nos llevaría demasiado tiempo. Por eso, en este comentario, sólo quiero referirme a una de ellas: El SOJ.

    En varias juntas se le ha pedido al Sr Decano una apertura y democratización del SOJ a fin de que puedan acceder a él todos los colegiados. Frente a esto, le respuesta insólita del candidato a la reelección, ha sido siempre una radical negativa y, lo que es más sorprendente a la vez que inadmisible, sin dar respuesta ni explicación alguna: Simplemente porque sí.

    Muchos no entendemos el porqué, las personas agraciadas con esta merced, deben disfrutar, casi a perpetuidad, de semejante canonjía o privilegio. Que, después de esto, aún se nos hable de “transparencia” en la gestión colegial, es algo que suena a sarcasmo cruel.

    Para cambiar todo esto aún estamos a tiempo. Después del próximo viernes no quedará más que lamentarse.

    Os invito a todos a presenciar la entrevista con el candidato de El Patio, el próximo jueces a las 10 de la noche en Canal 10. Hubiera sido mejor un debate entre ambos candidatos pero ello no fue posible por negativa del actual Decano. Tal cual.

    Esperemos que el viernes próximo (“el día D”) contribuya a la liberación del Colegio gijónés, lo mismo que ocurrió otro “día D”, el 6 de Junio de 1.944 que supuso el principio de la liberación de Europa Occidental.

    http://www.youtube.com/watch?v=7PwUJrVeLgY

    Anuncios
     
  • John Wayne 18:35 el 29 October 2014 Permalink | Responder  

    Cuadernos de campaña (II) 

    El “Matrix” del Sr Decano.

    Acabo de recibir por correo los programas electorales de ambas candidaturas. Al hacerlo, y en concreto examinando detenidamente (como deberían hacer todos los compañeros) ambos programas no he podido menos que sentirme invadido por un profundo estupor. Y ello porque, mientras la candidatura del Patio contiene un auténtico programa con objetivos concretos que suscribiría cualquier Letrado, sin medidas tintas ni ambigüedades, el programa del actual y veterano equipo de gobierno es un auténtico brindis al sol. De todo ello saco las siguientes conclusiones:

    1º) El programa de la actual junta rectora del Colegio ha sido elaborado con evidente (e insultante) desgana y apatía. Parece como, si hasta el último momento, hubiesen creido que no iban a tener que enfrentarse a nadie y que, por lo tanto, como la victoria estaba asegurada, no valía la pena esforzarse en ofrecer nada a los compañeros. De otra forma no se entiende un programa tan vacío de contenido, con ambigüedades como “seguir mejorando”, utilizar “el diálogo, la persuasión, la argumentación…” que tan “excelente” resultados les han dado hasta ahora en defensa de los Abogados (vease, ley de tasas). O cuando se comprometen a “seguir trabajando” (en sus despachos no lo pongo en duda), a mantener “una labor”, etc. Puras vaguedades e inconcreciones, como si en unas elecciones generales un partido prometiese “la felicidad de los ciudadanos”, “el amor universal” o cosas por el estilo.

    2º) La segunda conclusión que saco es que los actuales gestores del Colegio han creado un “Matrix” en el que creen haber metido a todos los colegiados. Como ocurría en la película del mismo título que protagonizaba mi amigo Keanu Reeves, un chico que promete. Si recordáis, en aquella película, los seres humanos vivían en una realidad virtual falsa que ellos creían verdadera mientras, en realidad, eran explotados por las máquinas. Solamente unos cuantos humanos de la resistencia conocían la verdad y luchaban, en una angustiosa inferioridad de medios, contra el sistema. Pues aquí, lo mismo exactamente: La resistencia del Patio contra el Matrix del Sr Decano. Y es que tiene pelendengues (a la vez que es tomar a los Letrados por cretinos de nacimiento) decir cosas como las siguientes:

    • Hablar de un estricto control de gastos: Por ejemplo los 50.000 € pagados al anterior Secretario Técnico del cual, sólo sabemos, que fue despedido por “pérdida de confianza”. Y cuando se piden explicaciones, nada, la omertá, el silencio de los corderos; y ello por no hablar de los gastos milenarios de la marcha a Covadonga (que se hace a pie), o de las gymkhanas, o de los gastos de correos (cuando ahora va casi todo por e-mail), las dietas y comilonas, etc, etc.
    • Hablar de transparencia. Cuando el Sr Decano se niega descaradamente en las Juntas a responder a las preguntas que se le formulan al respecto.
    • Y, en lo relativo al turno de oficio, lo que se dice causa sonrojo ajeno. Actualmente se ha pagado el primer trimestre de este año. Conozco a un compañero que, solamente tuvo un caso en dicho trimestre, y ha percibido la millonaria cifra de 137 €. Claro, que ahora le digan a este compañero que debe estar satisfecho de lo mucho que han subido las retribuciones gracias al actual equipo de gobierno, es algo que al mismo le cabrea y mucho.

    Esperemos que todo esto cambie el día 7 de Noviembre. Esto no puede seguir así.

    Y para finalizar, os envio un enlace con el título de la canción que el Sr Decano dedicaría a todos los colegiados en la tarde de dicho día en caso de que, Dios no lo quiere, revalidase su mandato:

    “Lo siento: Nunca os prometí un jardín de rosas”.

    https://www.youtube.com/watch?v=QJ5OFbJ6Nyc

     
  • John Wayne 09:09 el 27 October 2014 Permalink | Responder  

    Cuadernos de campaña (I) 

     

    Lecciones de mi país.

    Quiero iniciar una serie de comentarios breves que sirvan, no simplemente para pedir el voto para la lista que presenta El Patio, sino a modo de reflexion personal para todos los colegiados. Y todo, en la convicción profunda, de que lo segundo conduce inevitablemente a lo primero. Veamos:

    1º) En las elecciones presidenciales de 1.980 el candidato Ronald Reagan obtuvo una aplastante victoria sobre el Presidente Jimmy Carter. El estado de la Unión era caótico. En política interior, el americano medio sufría en sus carnes las consecuencias de una política económica catastrófica. En lo exterior, USA pasaba por uno de sus peores momentos: Crisis en Nicaragua, caida del Sha de de Irán con la toma de rehenes en la embajada americana etc.

    Ante esta situación, durante la campaña, Reagan lanzó esta pregunta a los ciudadanos: ¿Está América mejor que hace cuatro años? ¿Ha mejorado o no su situación desde entonces? La respuesta no se hizo esperar en las urnas. Algo parecido podríamos preguntarnos hoy sobre la situación del Colegio y la Abogacía: ¿Está el Colegio de Gijón, los Letrados, sus problemas, el turno de oficio entre ellos, mejor qué antes? ¿En qué hemos mejorado? Qué alguien indique en qué estamos mejor. Las conclusiones son obvias.

    2º) Otro ejemplo: Actualmente, ningún Presidente puede repetir más de dos mandatos. La reforma legal se produjo en 1.947 cuando el Congreso aprobó la vigesimosegunda enmienda. Lo cual impediría para el futuro que se repitiera el caso de Franklin Delano Roosevelt, el cual ganó cuatro elecciones consecutivas. En aquel momento se tenía claro que nadie debe perpetuarse en el poder. Si no, a la larga, tiende a aparecer la corrupción.

    3º) No hay elección sin debate público entre candidatos. Aquí nos encontramos con la sorpresa de que EL ACTUAL DECANO SE NIEGA A DEBATIR. Con lo fácil que sería dejar al aspirante del Patio en ridiculo. No se comprende. A menos que se tema ser uno mismo quien quede en ridículo…….

    Esperemos que llegue de una vez la tan ansiada renovación. Si no, nos encontraríamos ante una historia interminable. Como esta canción.

     
    • Raffles - Amateur Cracksman 10:08 el 28 octubre 2014 Permalink | Responder

      Estimado amigo Wayne.
      Desde el propio nacimiento de los Estados Unidos se tuvo claro que el cargo de Presidente debía desempeñarse por un periodo limitado de tiempo. George Washington inició la constumbre o práctica de limitar a dos los mandatos (es decir, a una única reelección) y todos sus sucesores siguieron a rajatabla dicha convención. Únicamente el general Ulises Grant intentó tibiamente saltarse dicha práctica y optar a un tercer mandato, pero esa declaración de intenciones no llegó a plasmarse dado que la prensa norteamericana, unánimemente, se le echó a la yugular, llegando incluso a hablar literalmente de “dictadura”. Grant, muy a su pesar, tuvo que desistir. Por lo que se ve, el Presidente de los Estados Unidos tiene unas limitaciones mucho mayores que el decano del colegio de abogados de Gijón en cuanto a permanecer en el cargo.
      No soy muy optimista en cuanto a las elecciones, porque en cuanto a manejos caciquiles el actual decano hace parecer a don Álvaro de Figueroa y Torres (conde de Romanones) un auténtico aprendiz. No obstante, ya sabemos cómo acabó el sistema de la restauración por negarse a evolucionar, y donde nos ha llevado la negativa de la élite a renovarse. Claro que a esa misma élite no le importa nada ni los colegiados ni la propia institución.
      En cuanto a la situación actual, no estamos igual que hace cinco años, sino que estamos mucho, mucho peor.

  • John Wayne 08:29 el 24 October 2014 Permalink | Responder  

    Ante las próximas elecciones 

    Ante las próximas elecciones colegiales, y tratando de ser imparcial, la verdad es que uno no comprende muy bien qué razones puede tener, hoy día, ningún Letrado para votar al actual Decano y su equipo de gobierno. Ya sabemos lo que éste representa: Pasotismo, inutilidad, complacencia con el poder, despilfarro, autoritarismo, opacidad en la gestión y mil cosas más. Por el contrario, viendo el programa que presenta el Patio, es evidente que, cualquier compañero aplaudiría cada uno de sus puntos sin reserva alguna. Por eso, nadie debe dejarse llevar ni por la comodidad ni la indolencia: Todos deben ir a votar el dia 7 de Noviembre. Quien no vote o vote a Sergio no tendrá legitimidad ni motivo alguno para quejarse en los próximos años.

    Cuando vea que el desastre del turno sigue igual, que nada se hace en defensa del colegiado y que lo único que se hace para luchar contra la ley de tasas es ponerse unas chapitas, será tarde para lamentarse.

    Es la hora de la verdad. Cada uno tiene que ponerse a reflexionar seriamente y sin prejuicios acerca de extremos tan importantes como los siguientes: ¿Lleva poco tiempo en el cargo la actual direccion del Colegio? ¿Es bueno para la democracia la perpetuación en el poder? ¿No ha llegado ya la hora de un cambio? ¿Es satisfactorio el balance del actual equipo de gobierno? Y, para remate, para cualquier Letrado que haya sufrido en sus carnes el cobro de una limosna, por llevar asuntos de oficio, y encima con varios meses de retraso ¿No debería sentir una cierta indignación cuando la dirección actual dice que se ha avanzado en la retribución del turno y en la puntualidad de su pago? Algo similar cabría decir cuando se pone por delante al justiciable que el Abogado. Es como si un sindicato dijera que lo importante son los empresarios. ¿Cómo podría alguien refrendar ésto y quejarse a los dos días?

    Todo ello por no hablar de la opacidad en los gastos. A modo de ejemplo citaremos algunos más significativos: Se pagan 50.000 € de indemnización al anterior Secretario Técnico por “pérdida de confianza” y se rechaza una explicación más pormenorizada de los hechos que han motivado tan cuantioso dispendio; se gastan miles de euros en una marcha a Covadonga ….a pie….., lo mismo en gastos de correo (cuando la mayor parte de las notificaciones son vía e-mail) y así hacia el infinito.

    Alguien dirá que la candidatura de Herrero representa la experiencia y la seriedad frente al aventurerismo y la demagogia. Nada más lejos de la realidad. Y esta falacia es fácilmente refutable por varias razones:

    • En primer lugar porque es un atentado a la democracia defender el apoltronamiento en el poder basándose en la “experiencia” del que gobierna y la supuesta “inexperiencia” del aspirante. Todo el que accede al poder por primera vez carece de experiencia efectiva pero esto se subsana en breve si hay capacidad, ideas claras y ganas de trabajar.
    • Porque la “seriedad” no consiste en no alzar la voz en defensa del colectivo que se representa para no ser incómodo al poder. Peor que hacer las cosas mal es no hacer nada. ¿Sabe alguien que, el pasado año, una representación de El Patio, con el actual candidato a Decano a la cabeza, se entrevistó en Oviedo con el Director General de Justicia del Pincipado para tratar de solucionar los problemas del turno de oficio? Lo lógico sería que quien hiciese esto fuese el Decano, pero no fue así. Sin duda tendría cosas más importantes que hacer como, por ejemplo, ponerse chapitas contra la ley de tasas (método éste de indudable eficacia práctica).
    • Tampoco puede considerarse una muestra de seriedad la prepotencia y el autoritarismo de los que ha ha venido haciendo gala el Sr Decano al rechazar, en reiteradas ocasiones, los ofrecimientos que se le hicieron llegar desde el Patio para colaborar en favor del colectivo. Aquel entiende que, como ganó las anteriores elecciones, no tiene que dialogar con nadie. Magnífico concepto éste de la democracia: Si ganas las elecciones no hay que dialogar con nadie. Pues sí.

    La candidatura de El Patio trata de cambiar todo pensando, únicamente, en el Abogado que es nuestra razón de ser. Es de preveer que, por parte de quienes desde hace demasiados años controlan los destinos colegiales, se produzca un brutal ataque mediático contra nuestra candidatura. Será la lucha de David contra Goliath. Pero, en esa lucha, David venció a Goliath, y esa hazaña puede y debe repetirse ahora.

    Como digo en una de mis pelis favoritas (“El Alamo”), interpretando a David Crockett: “En la vida existen el bien y el mal. Hay que escoger el camino del bien aunque ello te cueste la vida. Si no, es como si ya estuvieras muerto, aunque sigas caminando…” ¿Queremos un Colegio muerto o un Colegio vivo? Quien desee lo primero lo tiene claro: Que vote a Herrero o se quede en su despacho el día de los comicios. Quien desee lo segundo, sólo puede hacer una cosa: Votar la lista de El Patio el próximo día 7 de Noviembre.

     
  • John Wayne 08:00 el 23 June 2014 Permalink | Responder  

    Corporativismo? 


    Contrariamente a lo que la mayoría de la gente piensa, la Abogacía es una profesión poco o nada corporativista. Todos tenemos multitud de ejemplos acerca de como se las gastan algunos “compañeros”, tanto fuera como dentro de los juzgados. No sólo eso, la insolidaridad, es otra de sus características más visibles.
    Hace tiempo, publicaba la prensa la noticia de la huelga que llevaban a cabo, en Inglaterra y Gales, los Abogados del turno de oficio. En un sitio donde los letrados cobraban el doble que aquí, la huelga había tenido una gran repercusión y planteaba no pocos problemas a la Administración. Esto, en España, es inconcebible. No digamos ya a nivel nacional (donde cada taifa autonómica iría por libre) si no que, a niveles inferiores, ya tenemos ejemplos de ello. Hace años, la huelga que se convocó y de la cual algunos fuimos testigos directos, no obtuvo resultado alguno, no ya solo por la falta de apoyo decidido de los Colegios, si no por la insolidaridad de algunos buitres togados que prefirieron llenar sus faltriqueras con algunas monedas de oro más que hacer causa común con el resto de compañeros por una causa justa que, en definitiva, iba en beneficio de todos.
    Actualmente, las cosas van de mal en peor. No sólo se congelan los honorarios si que encima la Admon no paga porque no le da la gana. Y nada apunta a que las cosas vayan a cambiar. Está visto que aquí, in Spain, sino eres okupa o profesional de la kale borroka no te hace caso ni el tato.
    Y eso por no hablar de la nula presión que se ejerce sobre el Colegio de Abogados donde Dictator campa a sus anchas sin que nadie ose criticarle lo más mínimo. Es más, cada vez que se convoca una reunión sobre cuentas y demás, acuden cuatro pelanas de los cuales el 90% va a hacerle la ola y a tragar con todo lo que diga.
    Creo que, en el fondo, la profesión tiene lo que se merece. Lo malo es que pagamos justos por pecadores
     
  • John Wayne 11:37 el 24 September 2013 Permalink | Responder  

    El megalómano cabalga de nuevo Aprovecho este blog… 

    El megalómano cabalga de nuevo

    Aprovecho este blog, en el cada vez escribimos menos, ya que no me resisto a decir lo que pienso

    Está visto que Gallardón no puede pasar sin estar montando lios que solivianten al personal. Después de sus declaraciones afirmando que las retribuciones por el turno de oficio eran excesivas, ahora pone en pie de guerra a las compañías de seguros por su intención de dejar fuera del Código Penal aquellos supuestos de intento de estafa a las mismas. El clásico ejemplo del “cerillazo” por el cual el dueño de un local asegurado prende fuego al mismo para cobrar el seguro, no pasará de ser un mero ilícito civil.

    Después de que Belloch despenalizase el cheque en descubierto, la interpretación peculiar que algunos jueces hacen del principio de intervención mínima del Derecho Penal (según el cual nada es delito y comportamientos tales como emitir facturas falsas, papel pelota y demás trapisondas no pasan de ser una “mala praxis” administrativa) y las intenciones de los políticos de no “legislar en caliente” España es uno de los países donde más barato sale robar y estafar.

    Recuerdo el principio de la película “Pulp Fiction” cuando los dos mafiosos, interpretados por John Travolta y Samuel L. Jackson, comenta lo barato que sale delinquir en Holanda y ambos llegan a la conclusión de que conviene ir a “trabajar” a ese país. No cabe duda de que, hoy día, dirían lo mismo de España.

    Gallardón me recuerda a veces la mirada de Pablo Hombrenuevo (es decir, Paul Newman), cuando ponía esa mirada de poker, que te dejaba con la duda de qué treta nueva estaría tramando en los próximos segundos. Claro que, comparar a Paul con Albert es como comparar un cuadro de Velásquez con un graffiti.

     
  • John Wayne 10:59 el 19 July 2013 Permalink | Responder  

    Propaganda manipuladora 

    La propaganda y la manipulación siempre han sido un arma común en todas las guerras. Así, Ramsés II convirtió la batalla de Kadesh en un éxito sin precedentes de su ejército sobre los hititas aún cuando, en términos estratégicos, lo cierto es que el resultado fue de empate técnico. Siglos después, los ingleses lanzaron las campanas al vuelo ante el desastre de la Gran Armada (llamada por ellos, con evidente sorna, la Invencible). Pero callaron como muertos ante el desastre posterior de sus fuerzas en La Coruña, ante el coraje de María Pita y los coruñeses. Como también ocultaron el monumental desastre de su flota al estrellarse en Cartagena de Indias contra las fuerzas españolas mandadas por Blas de Lezo, en el siglo XVIII. Más recientemente, el Dr Goebbels fue maestro de la propaganda en el Tercer Reich, aunque en el fondo no era más que un aprendiz ante la formidable maquinaria de propaganda y manipulación de la URSS y la Komintern.

    Todo esto viene a cuento, salvando las evidentes distancias, del comprobado efecto que algunos compañeros padecen a propósito de la propaganda colegial. La actual Junta gobernante se ha negado en reiteradas ocasiones a explicar cuestiones tales como: Los desembolsos que suponen para las arcas colegiales el sueldo del Secretario Técnico, la justificación de determinadas partidas que carecen de justificación alguna en tiempos de crisis, etc. También ha dado sobradas muestras de autoritarismo al negarse a convocar una reunión para tratar el tema de las tasas, que tanto preocupa a todos los letrados, limitándose a colocar cuatro cartelitos y hacer una foto con la chapita de “Tasas no”, se ha impedido a compañeros usar las instalaciones colegiales para asuntos relacionados con la problemática colegial e incluso se les ha amenazado con abrirles un expediente sin explicar donde aparece una conducta como esa tipificada como falta y si ésta, en todo caso, sería leve, grave o qué. Y, en definitiva, no se hace nada, ni se toma iniciativa alguna que justifique su existencia. Lo único que parece preocupar algunos es la posible desaparición de Colegio de Gijón y la desaparición de sus poltronas.

    Por el contrario, desde la Asociación El Patio, se está tratando de llevar a cabo un ímprobo esfuerzo en pro de los intereses de todos. Ayer mismo, una delegación de dicha Asociación se entrevistó en Oviedo, con el Director General de Justicia del Principado de Asturias, para explicarle los principales retos que actualmente tiene sobre la mesa nuestra profesión. A lo largo de más de un hora el Director escuchó con atención las cuestiones que se le plantearon y se comprometió a tratar de solucionar bastantes de estas cuestiones, como por ejemplo, el retraso en el pago de los turnos de oficio a la vez que estudió con atención el cuadro comparativo que, sobre la retribución del turno, se le presentó respecto de las diferentes Comunidades Autónomas.

    Esta iniciativa no la llevó a cabo el Colegio de Abogados de Gijón (seguramente ocupado en asuntos más importantes como la organización de una gymkhana o un torneo de mus) sino la Asociación El Patio de mi Colegio. Sin embargo, como fruto de la manipulación de la realidad y de una hábil propaganda, muchos colegiados parecen ver en la actual Junta de Gobierno un ejemplo de seriedad y ponderación. Por el contrario, El Patio vendría a ser un conjunto de kaleborrokeros. Y esta es la desgraciada realidad. Si la entrevista de ayer da buenos resultados es seguro que muchos comenzarán a colgarse medallas que no les corresponden mientras que otros seguirán cargando con el injusto sanbenito que les han colgado.

    Esperemos que, más bien pronto que tarde, muchos despierten de letargo en que se encuentran y vean la realidad, que salgan de esa especie de Matriz virtual creado por los manipuladores de turno.

     
  • John Wayne 17:52 el 27 May 2013 Permalink | Responder  

    Tiempos dificiles 

    En dificil encontrar en la historia de la España reciente una serie tan descarada de agresiones a la profesión de Abogado. No sabemos si Gallardón tuvo, hace tiempo, una novia Abogada que la dió calabazas, pero lo cierto que su trayectoria es de todo punto incomprensible. Ya, desde tiempos inmemoriales, al Abogado ha sido una figura incómoda para el poder despótico. Como anécdota curiosa baste reseñar, que Nerón se encargó de limitar los honorarios de los Abogados para que éstos no se desmandasen, a su entender. Actualmente, nuestro Nerón contemporaneo, aún no ha llegado a tanto pero, quien sabe, si todo se andará.

    La ley de mediación puede suponer, como se pretende desde el poder con la excusa de descongestionar la Justicia, una merma importante en el trabajo de los Abogados. Esta ley, a mi modo de ver innecesaria desde el momento en que existe una Ley de Arbitraje, implica un ataque directo a la profesión. Y todo ello por no hablar de la, hasta ahora, última agresión: La ley de tasas, que puede impedir el acceso a la justicia a todos aquellos que no puedan colarse por el turno de oficio. Frente a esto, la reacción de nuestro colectivo ha sido, una vez más, completamente descorazonadora: Meros comunicados oficiales, fotos con la chapita de “Tasas no” y poco más. Y si, encima, un colectivo de Abogados pretende que el Colegio convoque una reunión extraordinaria sobre el tema que más preocupa a los Abogados hoy en día, el propio Colegio gijonés se niega, yendo contra la voluntad mayoritaria de los compañeros.

    Frente a esto se impone una reacción urgente y contundente. Cualquier iniciativa de cualquier compañero debe ser bien recibida pero lo que no cabe es la inacción ni el pasotismo. El futuro de nuestra profesión está en peligro. Si no reaccionamos ahora, tal vez mañana sea demasiado tarde. El camino y la lucha serán largos. De momento, a corto plazo, nos esperan (parafraseando a Winston Churchill) “sangre, sudor y lágrimas” pero eso no puede ser excusa para el desánimo ni el abatimiento. De Dunkerke se llegó a la victoria.

     
    • Monsieur de Villefort 11:04 el 29 mayo 2013 Permalink | Responder

      Amigo Wayne, coincido totalmente con tu acertado análisis. Ni el siniestro marqués de Caballero, titular de una cartera sarcásticamente titulada por entonces de “Gracia y Justicia”, ni don Tadeo Calomarde (persona ésta última con una dignidad personal infinitamente mayor que la del señor Gallardón) llegan a las alturas de degradación al que ha sumido la cartera don Alberto. Es mas, creo que ni tan siquiera el inefable Bermejinski hundió la Justicia en un lodazal como lleva haciendo el actual ministro en los últimos dos años. Por cierto, Bermejinski pertenece, al igual que Gallardón, a la carrera fiscal; no sé si el hecho de que los dos peores ministros de Justicia de la democracia hayan sido fiscales será una casualidad o se debe a la maldad natural de quien esto suscribe.
      Por cierto, se avecina un proyecto de “Ley de Eficiencia de la jurisdicción Contencioso-Administrativa” que es un auténtico disparate en cuanto a las disposiciones procesales. Un adelanto: en el contencioso ya no se aplicarán los honorarios de los Colegios de Abogados para las costas, sino que será el Gobierno quien apruebe un baremo de “compensaciones” de gastos de abogados y procuradores que deberán aplicar los jueces, eso sí, limitado a dicho orden jurisdiccional. En otras palabras, que la Administración del Estado (que es parte en infinidad de pleitos contencioso-administrativos) fija las compensaciones que ella misma va a tener que pagar a la otra parte en caso de ser derrotada. Es decir, hablando en plata: que a la hora de apochinar se constituye en juez y parte, como el tahúr que en los barcos que cruzaban el Mississippi jugaba con cartas marcadas. Por lo menos si a un jugador de ventaja se le cogía haciendo trampas el resto, en el más generoso de los supuestos, le podrían tirar por la borda….¿Qué hará aquí el ciudadano?
      Otra patochada del ministrín es reducir los colegios de abogados a 17. Pues bien, nadie como yo más en contra de los sindicatos verticales que se han travestido constitucionalmente en colegios profesionales. Pero imponer ex lege un número cerrado (uno por comunidad autónoma) es un disparate; o se suprimen todos o ninguno. Porque, ya puestos, únicamente sería necesario un Consejo General de la Abogacía con secciones territoriales.

  • John Wayne 15:07 el 25 April 2013 Permalink | Responder  

    Las patochadas de la Justicia 

    Según cuentan algunos compañeros de avanzada edad, algunos ya retirados del ejercicio profesional, hubo un tiempo en que el Abogado podía asesorar a su cliente sobre la viabilidad o no de un asunto con un alto grado de acierto presuponiendo, como es lógico, que el Letrado en cuestión era mínimamente competente para la profesión. Hoy dia eso ha dejado de ser así. Dadas las características de algunos de los funcionarios de la toga puñetera, hoy día, acudir a un juzgado viene a ser como echar una moneda al aire puesto que no es tarea fácil adivinar por donde van a meter el pitón los morlacos de las distintas ganaderías judiciales. Lo cual ocasiona la lógica incertidumbre tanto para el justiciable como para el Abogado el cual, al tener que responder a la consulta de un cliente, ya tiene que ir curándose en salud (máxime ahora con el asunto de las tasas) haciendo ver a aquel que lo razonable sería obtener una sentencia, en un determinado sentido, pero sin poder asegurar taxativamente nada.

    El que suscribe no se resiste a exponer un par de ejemplos de, lo que podríamos denominar, “cacicadas judiciales”: El primero de ellos tiene como protagonista al inefable juez Campo Izquierdo (o “Prado Rojo”, como acertadamente le definió en cierta ocasion mi amigo el Novio de la Muerte). Este hombre es, ante todo, un ejemplo de mala educación, prepotencia y chulería elevadas al cubo. Pintamonas frustrado, sus salidas de tono son de sobra conocidas. En el caso que nos ocupa, el que suscribe defendía a un marido que tenía retenida su pensión por la Seguridad Social para pago de la pensión compensatoria a su ex. Hasta aquí todo normal. El caso es que la Seguridad Social le retuvo un mes la parte de pensión de jubilación que percibía este hombre pero no se lo ingresó a la señora hasta un mes después. Ante esto la señora demanda por impago de pensión a su ex conyuge y, a pesar de demostrar que éste no tenía culpa de nada, que la SS ese mes le retuvo su retribución y que no era culpa suya que la TGSS hubiera actuado de manera tan incompetente, el togado en cuestión afirma que este señor es el responsable del pago e incluso le condena en costas y hasta se queja de que le hayan hecho trabajar para eso. Quiere ello decir, que todos los maridos han de estar pendientes de que la SS, no sólamente le retenga puntualmente sus ingresos, sino también que ingrese a la ex su parte puntualmente ya que sino se arriesga a que este juez le machaque y encima haga gala durante la vista de sus poco versallescos modales, más propios de un gañán que de un Iltre Magistrado. Una compañera de Oviedo que le conoce bien me decía hace poco: “En el fondo es como un niño grandote. Si él te dice en Sala que el Sr Letrado no tiene ni idea y tú lecontestas que quien no tiene ni idea es Ud, Señoría, no dice nada ni se lo toma a mal.” Pues no me convence. En primer lugar porque un niño grandote ni pinta nada administrando justicia y en segundo lugar porque no creo que tenga derecho a sentirse molesto si alguien le devuelve el gesto de mala educación que él protagonizó primero.

    Otro ejemplo lo constituye el llamado “principio de intervención mínima del Derecho Penal” que en la práctica sirve para que los jueces de Instrucción se quiten de encima asuntos y los carguen a sus colegas de lo civil, en cuya jurisdicción hay que pagar la tasa correspondiente. Que unos administradores de una empresa emiten facturas falsas, papel pelota y demás: Nada de delito, nos hallamos ante una “mala praxis administrativa”; Que un salvaje atropella a un señor al dar marcha atrás con su vehículo sin mirar y en sentido contrario a la circulación: Vaya Ud a la vía civil que el atropellado también tuvo su culpa por no cruzar por el paso de cebra (que se hallaba a treinta metros); que una constructora se queda con 80.000 € de un cliente y emite una factura falsa que, incluso, tiene la cara de presentar a la Agencia Tributaria , nada de nada, afirma la Sección Octava que “ni por asomo” se ve causa penal en este asunto. Donapetry dixit. Y así hasta el infinito.

    Yo, hace tiempo que he decido no cortarme un pelo ante estas cacicadas. Y, sin perjuicio de razonar los recursos con una sólida base juridica, no tengo inconveniente en despacharme a gusto con estas patochadas. Y es que, a veces, el estado mental de alguna de Sus Señorías es altamente preocupante. Hace poco ví a uno de ellos riéndose sólo por la calle, casi a carcajadas. No sé si al pensar en los justiciables o en los Letrados. Así nos va.

     
    • Fleco Amarillo. 16:46 el 20 mayo 2013 Permalink | Responder

      Yo acuso

      Carta a Mariano Rajoy Brey, Presidente del Gobierno.

      Señor Presidente:

      Me veo en la obligación, en primer lugar como ciudadano, y en segundo, como abogado conocedor de los problemas de la justicia de nuestro país, de denunciar públicamente las políticas y proyectos que se están impulsando desde el Ministerio de Justicia desde que su Gobierno tomó posesión. Todas las iniciativas adoptadas o iniciadas en el último año y medio tienen por objetivo disuadir, o cuando menos dificultar, la posibilidad de que el ciudadano medio pueda acceder a la justicia. Al mismo tiempo, se están tramitando proyectos legales que buscan una mayor injerencia del poder político en la organización y funcionamiento del poder judicial, restringiendo con ello la independencia de los jueces y la división de poderes. No quiero hacer una carta extensa, señor Presidente; simplemente quiero que reconsideren sus políticas en el ámbito de la justicia y dejar constancia de lo siguiente:

      Acuso al Ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, de impulsar un nuevo modelo construido sobre la base de considerar a la justicia no como un poder del estado al servicio de todos los ciudadanos, sino como un privilegio en el que la capacidad económica será determinante para poder acceder al mismo.

      Acuso nuevamente al Ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, de impulsar e implantar la Ley de Tasas Judiciales que está imposibilitando, o dificultando, el acceso a la justicia de las clases medias, los autónomos y las PYMES.

      Acuso al Ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, de utilizar la administración de justicia como mecanismo meramente recaudatorio, obviando que su función primordial es garantizar la convivencia entre los ciudadanos y el respeto y defensa de sus derechos.

      Acuso también al Ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, apoyado por su “Consejo de Expertos”, de impulsar un nuevo modelo de organización territorial mediante la supresión de cientos de partidos judiciales, incluidos los de grandes ciudades como Vigo, Gijón, Santiago, Cartagena o Ferrol, alejando a los ciudadanos de la justicia.

      Acuso al Ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, de intentar privatizar el Registro Civil, dejándolo en manos de los registradores de la propiedad.

      Acuso al Ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, con la complicidad del Ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, de promover la reducción del derecho a la asistencia jurídica gratuita, privando de este beneficio, entre otros colectivos, a la totalidad de los trabajadores.

      Acuso al Ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, de intentar tomar el control del Consejo General del Poder Judicial mediante la aprobación de una nueva LOPJ, poniendo en riesgo la división de poderes y la existencia de una auténtica justicia.

      Acuso al Ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, de intentar sustraer a los jueces la instrucción de las causas penales, incluidas las que afectan a los políticos, para dejarlas en manos de la fiscalía, la cual tiene una evidente dependencia jerárquica del Ministerio.

      Acuso al Ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, de actuar de forma unilateral, sin negociar y consensuar sus reformas con el Consejo General de la Abogacía, Consejo General del Poder Judicial, organizaciones de Jueces, Fiscales y Secretarios Judiciales, Procuradores, Sindicatos de Justicia, organizaciones de consumidores y usuarios y de los distintos partidos que configuran el arco parlamentario.

      Por último, acuso a la totalidad de los integrantes del Gobierno de España por justificar, amparar, defender o tolerar, por acción u omisión, todos los hechos que he denunciado.

    • Monsieur de Villefort 19:29 el 20 mayo 2013 Permalink | Responder

      Estimado amigo Wayne.
      Creo que el juez en cuestión se estaba riendo de nosotros, como en realidad se ríen el noventa por ciento de los jueces. Aunque se les llene la boca con palabras grandilocuentes acerca de la labor social de la abogacía y nuestro imprescindible papel en la Administración de Justicia, lo cierto es que puertas adentro nos desprecian y no dudan en aprovecharse de su situación privilegiada para humillarnos a la primera ocasión que pueden. Y, si no, aquí dejo un botón de muestra:
      http://monsieurdevillefort.wordpress.com/2013/04/04/un-juez-alude-al-sueldo-medio-de-los-espanoles-para-considerar-bien-pagados-los-honorarios-de-un-letrado-sobre-las-retribuciones-judiciales/

  • John Wayne 17:15 el 25 February 2013 Permalink | Responder  

    ICAGijón V.S Campo Izquierdo 

    El enfrentamiento entre el Colegio de Gijón y el titular del Juzgado de 1ª Instancia nº 8 está alcanzando cotas de esperpento valleinclanesco. Vaya por delante que, a quien esto suscribe, no les es espacialmente agradable la figura de este magistrado. Todos sabemos que es un tipo “especial”, que no destaca por su simpatía precisamente. Antes al contrario, en ocasiones ha demostrado ser prepotente, maniático y con tendencia a dejar en evidencia a los Abogados frente a sus clientes. Pero lo peor de todo es su postura con respecto a la mediación familiar, al tratar de imponerla como algo obligatorio, llegando más allá de la propia ley. Ningún juez puede obligar a algo que la Ley no obligue. Y si a ello añadimos lo de su hermana (que recuerda remotamente a lo de Juan Guerra) entonces, apaga y vámonos. Tampoco deja de llamar la atención que convoque una reunión con Abogados para no sé sabe para qué puesto que, por esa regla de tres, una reunión similar podrían convocar el resto de jueces de la ciudad.
    Dicho esto, la reacción del Colegio no deja de sorprender. Por un lado afirman que se niegan a dar publicidad a la convocatoria después de informar de la misma a todo el censo colegial. Y por otra acuerdan dar traslado a Fiscalía, el CGPJ etc, tampoco se sabe para qué, puesto que el hecho de que un juez convoque una reunión no parece que vulnere norma alguna.

    Da la impresión de que se está convirtiendo una diferencia personal en un asunto de todo el Colegio. Y eso no es de recibo.

     
    • Marta 19:50 el 25 febrero 2013 Permalink | Responder

      Acabo de leer la circular y voy a ser muy breve: NO ENTIENDO NADA !!!!!!

    • Rosa 20:50 el 25 febrero 2013 Permalink | Responder

      Yo tampoco!!!!!!!!!!!!

    • Monsieur de Villefort 09:33 el 26 febrero 2013 Permalink | Responder

      Confieso que tenía conocimiento indirecto de este asunto pero opté por no pronunciarme hasta no tener todos los datos en la mano. También confieso que, una vez conocido íntegramente el asunto, tengo que ponerme en esta ocasión de parte del Colegio.
      En primer lugar, indicar que llama la atención la nota del juez. La emite en papel oficial, con el encabezamiento “Juzgado de Primera instancia número 8 de Gijón” y con el sello oficial del juzgado, lo que en principio debiera conllevar que se tratara de una notificación para una actuación judicial; pero el contenido del mismo, de apenas seis líneas, indica que solicita circule entre los colegiados “la convocatoria de los colegiados que actúen ante este Juzgado, para el día 8 de febrero de 2013 a las 13 horas en la sala de audiencia de este Juzgado para tratar de las nuevas normas de funcionamiento con motivo del traslado al nuevo Palacio de Justicia”; sin más. Bien, dejando de lado que la solicitud se hace con un lenguaje que encubre en realidad un ordeno y mando, amén de lo penoso de la redacción (uno se pregunta, a raíz de la dicción literal del escrito, si las normas de funcionamiento de cada juzgado se modifican única y exclusivamente por el hecho del traslado físico del mismo a una nueva sede y en qué medida tal hecho puede afectar realmente a los procedimientos judiciales salvo, lógicamente, las inherentes al propio traslado como la modificación de las vistas a consecuencia de los días que se declaren inhábiles a tal efecto, o la ubicación física de la nueva sala de vistas, que para nada precisan de una reunión con el juez para ello), lo cierto es que no puedo más que suscribir y ratificar en su totalidad la respuesta que en este caso ha ofrecido el Colegio. Si el Magistrado desea una reunión con los abogados que trabajen prioritariamente en el derecho de familia y, por tanto, acuden frecuentemente a su juzgado, no puede ampararse para ello en la potestas que le confiere su cargo, y mucho menos hacerlo en la propia sala de vistas del juzgado y en horario de trabajo. La simple emisión de la nota por el juzgado ya justificaría, cuando menos, la apertura de un expediente disciplinario a su autor, claro que sólo una persona con una arraigada y profunda fe puede pensar que el Consejo General del Poder Judicial va a actuar en este caso. En definitiva, que, insisto, el actual decano (con quien ni personal ni profesionalmente he tenido jamás problema alguno, lo que no obsta para que institucionalmente no sea santo de mi devoción) ha actuado con total corrección si a los hechos y al derecho nos atenemos.
      Por cierto, que extraoficialmente sí me han comentado que pese a todo sí llegó a celebrarse una reunión con el magistrado a la que acudieron escasísimas personas, lo que motivó la ira del personaje autor de la solicitud. Sin perjuicio de que carezco de información directa sobre el asunto y, por tanto, indico lo que sigue con todas las reservas (aunque la persona que me lo ha narrado es de toda confianza y yo personalmente le doy total credibilidad), el magistrado en cuestión salió de la misma poco menos que bramando y manifestando abiertamente su ira por la desatención y escaso eco que “su” solicitud había tenido entre los profesionales, pronunciando varias frases relativas a letrados y procuradores que, de ser ciertas, bordearían con creces los muros del derecho penal.

      • Rosa 12:38 el 26 febrero 2013 Permalink | Responder

        Dada la trascendencia que parece tiene el tema, me pregunto : ¿Como lo debería haber hecho,organizando una KEDADA a través del Facebook en el Naútico? porque también extraoficialmente me llegan noticias de que estamos convocados para el día 1 a la 1.

        • Monsieur de Villefort 14:47 el 26 febrero 2013 Permalink

          Desde luego, no en horas de trabajo, menos en sala de vistas y peor aún utilizando sello oficial del juzgado. Por otra parte, me pregunto que nuevas “normas de funcionamiento” implica un mero traslado físico de la sede.
          Al igual que en otras ocasiones, podría haber remitido un simple escrito solicitando del Colegio de Abogados lo hiciese difundir a través de circular a los colegiados, en cuyo caso entiendo que el Colegio sí estaría obligado a su difusión. Pero es que en el caso de este personaje en particular llueve sobre mojado, y ha tenido la inmensa suerte de que en Asturias hay el Fiscal Jefe que hay. Por otra parte, pienso sinceramente que el magistrado en particular tiene un sentido excesivamente patrimonialista de “su” juzgado, y ello le lleva a cometer los dislates que comete.

    • Fleco Amarillo 17:08 el 13 marzo 2013 Permalink | Responder

      Buenas tardes compañeros.
      Personalmente estoy de acuerdo, con Jonh Wayn, en que el tema parece más una cuestión personal, que un tema profesional.
      Dicho sea de paso, estas diferencias no sé si nos benefician al censo colegial, o aún más nos perjudican.
      La cuestión, ( indiferentemente de que el Magistrado en si), sea santo de mi devoción o no, es que ha sido claro y contundente en una de sus cuestiones afirmando que “no sabia si nos dábamos cuenta, de que el Colegio, no velaba en modo alguno por nuestros intereses”.
      Un dato significativo que viniendo de un Magistrado, en una reunión con varios letrados, que éramos unos cuentos, por lo menos a ver si a alguien o alguno de ellos le entra por los oidos y se queda con la copla, por decirlo de alguna manera, y asume que está en lo cierto en ese sentido, y no solo lo decimos un grupo de letrados, que formamos una asociación indignados ante diversos abusos de poder desde el órgano colegial, sinó también otras muchas personas, entre ellas Magistrados.
      Un abrazo compañeros.

c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar