Actualizaciones de septiembre, 2010 Mostrar/Ocultar Comentarios | Atajos de teclado

  • Asociación de Abogados El Patio de mi Colegio 13:43 el 6 September 2010 Permalink | Responder  

    LLAMAMIENTO DE “EL PATIO” A TODOS LOS LETRADOS PARA QUE SOLICITEN SU INCLUSIÓN EN EL SOJ. 

    Como sabéis, desde la Asociación de Abogados “El Patio de mi Colegio” continuamos solicitando del Colegio de Abogados la adopción de medidas para la reivindicación del turno de oficio. Una de ellas es la democratización del SOJ.

    En efecto, dicha institución se encuentra actualmente monopolizada por unas personas concretas. Por ello, y con la finalidad de que dicho servicio pueda ser cubierto por un mayor y más variable número de compañeros, es por lo que aconsejamos a todos los letrados que soliciten su incorporación al SOJ, presentando a tal efecto el oportuno escrito en el Registro colegial. Ponemos a vuestra disposición el oportuno MODELO DE ESCRITO solicitando la participación en el SOJ.

    Anuncios
     
  • Raffles - Amateur Cracksman 17:46 el 30 March 2010 Permalink | Responder  

    CARLOS CARNICER Y “SU” REFORMA DE LA LEY DE JUSTICIA GRATUITA. 

    La casta dirigente del sindicato vertical que continúa siendo el Consejo General de la Abogacía continúa tan alejada de los intereses de la profesión como ha estado siempre y, si no, ahí tienen la última performance del presidente del Consejo General del Movimiento….perdón, ha sido un lapsus, quería decir del Consejo General de la Abogacía Española, Carlos Carnicer, quien aboga por una reforma de la Ley de Asistencia Jurídica Gratuita. Pero no una reforma que dignifique las retribuciones de los letrados, sino una reforma para….¡ampliar su ámbito de aplicación! Es decir, para que más ciudadanos puedan acogerse a ella. Como se ve, el inefable presidente del organismo teóricamente rector de la Abogacía tiene en mente más al justiciable que a quienes en principio debería representar.

    Esto no es nuevo, y si ocurre es porque los jerarcas apoltronados en tan altas cumbres tienen un estatus cuasi-funcionarial que hace que la distancia que tienen respecto a sus teóricos representados sea prácticamente equivalente a la que los gobernantes del Antiguo Régimen tenían respecto a sus súbditos. Pero en este caso el señor Carnicer “olvida” que si está ahí es exclusivamente gracias a las cuotas que todos los abogados nos vemos obligados a pagar por pertenecer a unos entes cadavéricos rancios y decimonónicos que tiempo ha deberían haber pasado a mejor vida. El Consejo General de la Abogacía no es un sindicato de justiciables, sino una corporación que, en principio, debería velar por los intereses de la profesión letrada. El “justiciable”, señor Carnicer, tiene a su merced diversas organizaciones de consumidores que, a nivel autonómico e incluso estatal, velan por los intereses de quienes ostentan tal condición. Mal está que un letrado tenga que luchar en varios frentes, pero es lamentable que para ejercer la profesión uno se vea obligado a vigilar continuamente su espalda, al provenir los ataques de quien en principio debiera ser su aliado. Aunque no es nada extraño, pues las deserciones siempre han estado y continúan estando a la orden del día, y desgraciadamente hace tiempo que el ente que el señor Carnicer preside ha desertado de su obligación fundamental. El señor Carnicer está en todo su derecho a solicitar una reforma que beneficie al justiciable, pero no a costa del letrado. Y, si su amor por el justiciable es tan ferviente, que abandone el Consejo de la Abogacía o cualquier institución representativa de la misma y, como miembro de alguna de las distintas organizaciones de consumidores que pueblan nuestro país, y realice tales declaraciones desde tales foros.

    ¿Se imaginan ustedes al Secretario General de la Unión General de Trabajadores proponiendo una reforma laboral para que los empresarios pudieran cesar a los trabajadores a menor coste? ¿O a un dirigente de la Organización de Consumidores y Usuarios abogando por una reforma de la legislación de consumo en beneficio del empresario y en detrimento del consumidor? Sería inimaginable. Pero lo que es inimaginable en otros organismos es lo cotidiano en los arduos e infatigables representantes de la abogacía española, cuyo arrojo ante la Administración es similar al del apuesto pero cobarde Alejandro de Troya, siniestro personaje que, retado a combate por Menelao para que el vencedor se quedase con la tindárea Helena, prefirió esconderse bajo el manto protector de Afrodita que afrontar el problema cara a cara.

    Al igual que en la guerra de Troya, me da la impresión que en el mundo de la Abogacía estamos faltos de gente como Héctor…..y sobrados de personajes como Paris.

    ¡Qué desgracia la de los letrados!

     
    • luis morillo 18:34 el 8 junio 2010 Permalink | Responder

      Entre los representantes y los repre-sentados, estamos listos. Te dejo enlace a mi página donde he llegado a la misma conclusión que tú pero remontándome a los tiempos de Pedrol.

  • Raffles - Amateur Cracksman 18:23 el 9 November 2009 Permalink | Responder  

    ASÍ NOS DEFIENDE EL COLEGIO DE ABOGADOS. ¿REQUERIMIENTO O INMENSA TOMADURA DE PELO? 

    Carta

     

    RafflesLos letrados gijoneses tienen su propio agujero negro, un espacio caracterizado por el vacío más absoluto pese a estar físicamente ubicado en las dependencias del edificio judicial sito en la calle Decano Prendes Pando; en otras palabras: el Colegio de Abogados de Gijón. Aunque quien suscribe, por continuar con el símil astronómico, tiene ya serias dudas de si es un agujero negro o una enana blanca, porque los dirigentes de dicho ente como tales (como enanos) son tratados por cualquier funcionario de cualquier Administración. Pero vayamos al caso que nos ocupa.

    En el encabezamiento al presente post se ofrece la carta que Raffles, el ladrón aficionado, recibió la pasada semana de nuestro ínclito colegio profesional (que pueden ver en tamaño natural al final del post). En dicha misiva se dice que el colegio “ha sido requerido” por la Administración autonómica para que facilite ciertos datos como el número de atestado policial o diligencias judiciales o, lo que es más chocante, el número de expediente asignado por la Comisión de Asistencia Jurídica Gratuita. Además, para remitir la información al Principado, se nos “ruega” que facilitemos los datos antes del día 13 de noviembre a nuestra nunca bien ponderada corporación. Teniendo en cuenta que el autor de estas líneas ha consignado todos los datos en los justificantes aportados al colegio (salvo el número de expediente asignado por la Comisión de Asistencia Jurídica Gratuita), no alcanzo a entender el sentido de dicha epístola que, por cierto, el sagaz lector habrá observado que no viene firmada por el señor Decano (¡cómo va a ser él quien de una mala noticia, por Dios!), sino por el Secretario señor Estrada. De todas formas, me permito recordar a los lectores del blog y a toda la profesión letrada en general, los siguientes aspectos:

    1)      En primer lugar, ¿Acaso no conoce nuestra Junta de Gobierno la legislación del régimen jurídico de las Administraciones Públicas? Porque creo recordar que el artículo 35.f establece como un derecho del ciudadano, en su relación con las Administraciones públicas (y en este caso el colegio, aunque por delegación, lo es) “no aportar documentos no exigidos por las normas aplicables al procedimiento de que se trate o que ya se encuentren en poder de la Administración actuante”. Dado que la Administración del Principado de Asturias exige unos datos que ya obran en su poder (la Comisión de Asistencia Jurídica Gratuita se encuadra, a través de la Dirección General de Justicia, en la Consejería de la Presidencia) ¿Se planteó siquiera la corporación alegar tal particular? ¿Acaso la Administración autonómica no tiene unos empleados públicos (cuyos emolumentos salen de nuestros impuestos) que simplemente con apretar un botón de su equipo informático pueden acceder tales datos?

    2)      ¿Recuerdan ustedes aquélla inolvidable e impagable sesión de autobombo que se hizo a mayor gloria del señor Decano en el programa “La lupa” de Canal 10, donde, contestando a preguntas de Juan Neira, prácticamente dio por hecho que se iban a reducir las cargas burocráticas que pesan actualmente sobre los letrados (información que saltó a la prensa escrita al día siguiente acompañada de una generosa fotografía con un sonriente decano)? ¿Acaso no recuerdan ustedes la Circular 31/2009 donde el firmante de la misma indicaba que esperaba solucionar tal problema en la “próxima reunión” que tendría con la Consejería el mes de mayo? Mentira sobre mentira……

    3)      ¿Realmente necesitamos para esta absurda pantomima unos entes caducos, innecesarios, desfasados, vetustos, y en definitiva, decimonónicos, que únicamente sirven como “intermediarios” entre la Administración del Principado y el letrado? Ello me trae a la memoria la espléndida e imprescindible película de John Ford “El hombre tranquilo”, ambientada en la católica Irlanda y donde la tradición imponía la figura del “intermediario” a la hora de poner en contacto a un hombre con la familia de su pareja. Y no sigo con las comparaciones para que no me tachen de malévolo (únicamente, y para los iniciados, adelanto el nombre de Cohan).

     

    Thomas Paine, un pensador inglés del siglo XVIII, escribía en su obra Common Sense que “Los gobiernos absolutos (a pesar de ser una desgracia para la naturaleza humana) tienen esta ventaja: que son simples; si el pueblo sufre, sabe la causa de donde surge sus sufrimientos, conoce asimismo el remedio y no anda preocupado con la variedad de causas y cuidados. Sin embargo, la Constitución de Inglaterra es tan desorbitadamente compleja que la nación puede sufrir durante años sin ser capaz de descubrir en qué sitio reside la falta; unos dirán que en tal lugar y otros que en aquel otro, y cada médico de la política aconsejará una medicina diferente”. Algo parecido ocurre con el Principado y el Colegio de Abogados, que a la hora de asumir la responsabilidad de un error, ninguno es competente: el Principado dirá que es el Colegio de Abogados y éste que es un mero “gestor” o “colaborador”, en otras palabras, una “entidad colaboradora” de la Administración del Principado, tirándose la pelota el uno al otro para escurrir ambos el bulto, cubriéndose mutuamente las vergüenzas por aquello del “hoy por ti, mañana por mí”.

    ¿Por qué no informa el señor Decano de esta eventualidad (el requerimiento del Principado) mediante una de esas circulares que tan aficionado a perpetrar y con las que tan frecuentemente nos obsequia? ¡Ah!, claro, se me olvidaba, estamos en periodo electoral y hay determinadas cosas que conviene queden ocultas bajo siete llaves o, cuando menos, que se les de la menor trascendencia posible. Pues bien ¿Cuántas cosas más se nos están ocultando?

    Carta

     
    • El Novio de la Muerte 18:54 el 9 noviembre 2009 Permalink | Responder

      Pues entre otras cosas nos están ocultando, mi buen amigo Raffles, que me dijo un pajarito que no sé por qué pero me temo que NO HAY DINERO en las arcas públicas para pagar los Turnos en los próximos trimestres…, y que claro, igual que ahora se acuerda el Gobierno (Madrid, ZetaParo) de la Ley Beckham y de que por qué un tío norcoreano, por pegarle bien las patadas al balón, va a pagar menos impuestos que un honrado Director de Marketing de una multinacional, pues el Gobiernín (Oviedo, Areces) se acuerda de que si hace falta “guita” con qué pagar a esos “peseteros” de Abogados (el calificativo nos lo puso a los Abogados en huelga la “docta” y “cultísima” Mª-José Ramos Rubiera), no hay nada como buscarles las cosquillas de los pleitos del Pleistoceno y requerirles para papeles, papeles, y papeles para todos, jejejeje, sólo que nosotros no somos ni moros ni vamos a los Juzgados en patera, señora Consejera, señor DecaNO…

      Claro, amigo, anunciar eso en pleno período preelectoral sería fatídico para los espúreos intereses del DecaNO e indirectamente para los de Mariajo, que quiere un DecaNO dócil y manejable en Prendes Pando Strasse.

      Como también me permito recordar a todos mis compañeros que yo personalmente no he recibido ninguna carta, y muchos compañeros no han recibido ninguna carta, pero a lo que veo, señores…, el requerimiento en cuestión lo es AL COLEGIO Y NO AL COLEGIADO.

      Con lo cual, y somos todos Abogados…, si a mí personalmente no me requiere nadie ni a mí particularmente se me dirige nadie con capacidad para requerirme de nada (y la Administración regional en este caso NO lo es, y el Colegio tampoco), pues pelillos a la mar. Yo haré -y recomiendo que lo hagáis todos como INSUMISOS- igual que los Tres Monitos: no oigo, no veo, no hablo. Vamos, que no me he enterado de nada.

      Y un último aserto: aún recuerdo cómo el DecaNO, rastrera y con tamaña ruindaz, perpetró una Circular al filo de las diez y media de la mañana del día 11 de Junio, mismo día que daba comienzo nuestro I Congreso Nacional de Abogados del Turno de Oficio, en la que pomposamente venía a decir que -cosas de familia- entre él con el Colegio y su prima con la AJA habían logrado eliminar los trámites burocráticos a la hora de justificar nuestras actuaciones profesionales en el Turno… Vamos, que donde dije digo digo Diego…

      ¿No es eso ir contra sus propios actos, él que sale en la tele, en las Circulares que PERPETRA, y en todas partes luciendo su generosa figura y anunciando a bombo (nada que ver con el entrañable Manolo) y platillo (hablaré con mis camaradas legionarios para que le presten una cabra) que ya se habían acabado las tediosas exigencias burocráticas de la Administración para justificar nuestro trabajo?

      Respetando el voto soberano de cada cual, visto lo visto, para votar a Sergio hay que ser imbécil o tener algún interés que no quiero ni plantearme porque mi moral no tiene la manga tan ancha. Sinceramente. Cabalmente.

    • Letrada que lee las circulares y no se le olvidan 22:44 el 9 noviembre 2009 Permalink | Responder

      La circular a la que se refiere el compañero del comentario anterior es la 35/2009. Animo a todos los compañeros a releerla y a meditar seguidamente sobre la honradez, la valentía, y la credibilidad de nuestro actual decano.

    • V de Vendetta 12:26 el 10 noviembre 2009 Permalink | Responder

      No sé si el colectivo general de abogados de toda Asturias se ha dado cuenta de la importancia de esta nueva exigencia de la Consejería. HAN LANZADO UN ORDAGO A LOS DOS COLEGIOS DE ABOGADOS de Asturias y nuestros representantes como peleles, en vez de negarse a cumplir la vergonzosa exigencia, se han limitado a pasar la pelota a los colegiados y bajarse las orejas. QUIEN DEFIENDE A LOS ABOGADOS? Desde luego los colegios no. Es humillante que una y otra vez estemos justificando nuestra intervención en los turnos de oficio cuando en realidad regalamos nuestro trabajo y gracias a él las personas de escasos rendimientos pueden defender sus intereses en los Tribunales.
      COMPAÑEROS: YA BASTA, TENGAMOS UN POCO DE ORGULLO Y DEFENDAMOS NUESTRA PROFESION.

      NO CONTESTEMOS A LA CARTA, NO VOLVAMOS A DEJARNOS PISAR.

    • LETRADA HARTA 15:22 el 10 noviembre 2009 Permalink | Responder

      Totalmente de acuerdo. Llevamos meses hablando y peleando y volvemos a los inicios. Hechan un pulso a los colegiados de Oviedo y Gijón desde Consejería y las Juntas Directicas “ahuecan el ala”.
      INSUMISION. Que consejería nos demande y ya nos encargaremos de compensar si es que hay algo que compensar.
      Adelantamos nuestro trabajo y ya está bien; sólo faltaría que tengamos que adelantar también el dinero que tanto sudor nos cuesta ganar.
      Se adelantan vientos del norte fríos y tormentosos; a más de uno se nos van a ir los clientes al turno cuando sepan que van a tener que pagar tasas por cada uno de los recursos que se interpongan.
      y…A NOSOTROS ¿CUANDO Y COMO NOS PAGAN EL TURNO?
      ¿EN QUE CONDICIONES?
      ¿Algunos compañeros seguirán pensando que reivindicar lo nuestro es vergonzoso?
      NO CONTESTEMOS A LA CARTA. SALVEMOS AL MENOS EL ORGULLO.

    • John Wayne 15:38 el 10 noviembre 2009 Permalink | Responder

      A la vista de lo anterior ¿Alguien cree que los intereses de los colegiados están bien defendidos en estos momentos? ¿Qué hay transparencia en la dirección del Colegio? Pues a todos aquellos que crean que no les pido coherencia y que contribuyan a cambiar las cosas el próximo mes. Y si no, no habrá derecho a lamentarse después.

    • betren 17:45 el 23 noviembre 2009 Permalink | Responder

      batalla perdida.¿Te has leido la Ley omnibus con entrada en vigor el 1 de enero de 2010.
      Saludos.

  • Raffles - Amateur Cracksman 11:16 el 16 October 2009 Permalink | Responder  

    AVENTURAS Y DESVENTURAS DE UN ABOGADO NOVEL: MALES Y POSIBLES BIENES. 

    Abogado

    Raffles

    Esta semana tuve la ocasión de intercambiar impresiones con una compañera que (¡oh dichosa e irresponsable ilusión de juventud!) había tomado la decisión de darse de alta por vez primera en el turno de oficio. Su ilusión retrocedió varios centímetros cuando fue “informada” por cierta persona tristemente célebre por lo atinado de los consejos y precisiones que suele dar a las personas que con sus cuotas le están pagando el sueldo. Pero ese ímpetu juvenil se desplomó cuando nuestra gloriosa y nunca bien ponderada organización colegial al servicio del abogado puso en sus manos el impresionante equipo técnico consistente en un lector de tarjetas para instalar en el ordenador: el lector no funcionaba y, en consecuencia, al no reconocer la tarjeta, la compañera no podía acceder a la zona privada de nuestra, por otra parte, lamentable página web que ni es página y sólo por medio de una generosidad sin paliativos puede permanecer en la red donde hasta la bitácora creada por el más desinformado de los jovenzuelos supera mil veces la creación (se supone) de nuestro informático, otro personaje que pulula (bien es cierto que con escasa frecuencia) por las dependencias colegiales y cuyo sueldo pagamos igualmente los sufridos colegiados con aquella parte de nuestros emolumentos que trimestralmente nos esquilma con el espaldarazo del Estado esa cueva de mercachifles denominada colegio de abogados. Pues bien, el caso es que como yo viví en mis propias carnes en su día la experiencia de esta joven compañera y como a mí me sucedieron exactamente los mismos acontecimientos que a ella le ocurrieron en la actualidad, ello me permite nuestras cuotas se elevan en cuantía mientras los servicios no sólo no ascienden, sino que disminuyen en calidad. ¡Esa es la organización y los servicios con los que cuenta nuestro Colegio de Abogados de Gijón, entidad que solo mediante los esfuerzos de la más portentosa imaginación puede, sin mover a la hilaridad general, sostener que goza de una infraestructura personal y material acorde con los tiempos que corren.

    No obstante, de todos los acontecimientos, incluso de los más rayanos con el esperpento o la astracanada, se pueden extraer lecciones y, al menos en lo que al humilde redactor de estas líneas se refiere, le han venido a la cabeza un par de ideas que pueden servir tanto como fuente de ingresos como de medida reivindicativa del turno de oficio. En 1974 decía el generalísimo Franco que es virtud del hombre político convertir los males en bienes, no en vano reza el adagio popular que “no hay mal que por bien no venga”. Pues bien, creo sinceramente que podríamos convertir nuestros males, las lacras y deficiencias corporativas, en una fuente de ingresos e incluso convertirlas en instrumento que facilitase nuestra reivindicación del turno de oficio, Bastaría para ello con tomar estas dos sencillas medidas:

    1)      Ponerse en contacto inmediatamente con los guionistas de Cámera Café a fin de que se desplacen a las dependencias colegiales a tomar nota de una posible secuela o spin off de la serie, que podría titularse Cámera Café: Abogando. Tan sólo con una jornada podría extraerse material (y les aseguro que no exagero nada) para al menos tres docenas de episodios, donde los personajes de Jesús Quesada (a quien ya veo en su sufrido papel de Secretario Técnico) y Richard (Joaquín Reyes tendría en nuestras de las dependencias colegiales un verdadero modelo para su personaje) harían las delicias del personal. Amen de ello, podrían sacarse unos cuantos eurillos en concepto de derechos de autor.

    2)      Encargar de manera inmediata al actual Secretario Técnico la ardua tarea de atender al justiciable que demanda información para solicitar abogado de oficio. ¡Imagínense la situación! Serian decenas, cuando no centenas, las personas que demandarían una ayuda informativa del personaje que, seguro no nos decepcionaría en el sentido de ofrecer al probo ciudadano unos servicios con la misma calidad y rigor con que nos tiene acostumbrados a los colegiados.

    Creo que con ello no sólo se aliviarían los evidentes y serios problemas económicos que actualmente ostenta la corporación, sino que las reivindicaciones de los letrados recibirían el espaldarazo definitivo con la desinteresada ayuda de nuestro auténtico diamante en bruto, actualmente infrautilizado en una covachuela alejado del justiciable que, así, se ve injustamente privado de la más eficaz ayuda y socorro.

     
    • Victoria 11:28 el 16 octubre 2009 Permalink | Responder

      Magnífica propuesta que se nos hace, la segunda. Dada la diligencia, rapidez y amabilidad con que suele tratar dicho personaje los asuntos de los colegiados (que son los que le pagan el salario), generalmente personas educadas y respetuosas en el trato; me puedo imaginar, que de tener entre sus funciones la de atender a los solicitantes de justicia gratuita (personas de todo tipo y que puede incluir algun especímen que provocó que se retirasen las grapadoras del otro lado del mostrador, basicamente para preservar la integradidad fisica de nuestras sufridas trabajadoras) las solicitudes disminuirian en gran numero, con el consiguiente aumento de potenciales clientes particulares.

    • makka 11:34 el 16 octubre 2009 Permalink | Responder

      Muy bueno! me estoy imaginando la escena de camara cafe estilo “colegio de abogados de Gijon” y me esta entrando la risa floja, un director de casting tenia un buen filon por aqui je,je

    • Esperanza Perdida 13:53 el 16 octubre 2009 Permalink | Responder

      Como no podía ser de otra manera estoy totalmente de acuerdo con los comentarios que se hacen a propósito de alguno de ” nuestros empleados” y de nuestra deplorable página web. Pero tengo que comentaros que la situación todavía es más grave de lo que parece, pues la realidad es que estamos pagando el sueldo a DOS ( 2 ) informáticos, al de siempre y a la otra señora que se sienta dando la espalda al de todos los días en aquel cubículo que les han habilitado. Si compañeros, la Sra. Beatriz empezó como becaria, a costa del Consejo General, pero hace ya tiempo que su beca mutó a relación laboral por cuenta ajena… y la cuenta ajena es la nuestra propia, la de todos los abogados del colegio de Gijón, ¡ pobres letrados… ni siquiera conocen el número de bocas que alimentan!

      En breves días comentaré la última contratación laboral efectuada en nuestro colegio…

c
Crea una nueva entrada
j
Siguiente entrada / Siguiente comentario
k
anterior entrada/anterior comentario
r
Responder
e
Editar
o
mostrar/ocultar comentarios
t
ir al encabezado
l
ir a iniciar sesión
h
mostrar/ocultar ayuda
shift + esc
Cancelar